Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS i

Digitalización, una palanca para las pymes

En el desarrollo de la tecnología España puede encontrar la solución a problemas endémicos

Digitalización, una palanca para las pymes

A lo largo de los siglos, la sociedad ha vivido cambios que muchas veces la historia ha definido después como revoluciones. Probablemente nunca antes hemos sido tan conscientes de estar viviendo uno de esos momentos como ocurre ahora con la irrupción en nuestras vidas de las nuevas tecnologías digitales. Según el INE, tres de cada diez españoles han nacido en la llamada era de Internet. El resto, en un proceso de formación continua, hemos conocido la nube, las aplicaciones de la Inteligencia Artificial o aprendido a convivir con robots.

Somos las personas las que impulsamos, con nuestras exigencias y necesidades, la digitalización. Las grandes empresas hace años que se pusieron manos a la obra para responder a las demandas de sus clientes. Ha llegado el momento de que las pymes emprendan la transformación digital. Desde la Cámara de Comercio de España, en nuestro papel de apoyo y defensa de las empresas, hemos puesto en marcha un proyecto para facilitar a la adaptación a los nuevos modelos de negocio y sociedad. La estrategia España Empresa Digital es, a la vez, un minucioso diagnóstico del grado de digitalización de las pymes españolas, un catálogo de recomendaciones para que puedan llevar adelante el proceso de transformación digital y un sitio web donde encontrar el catálogo de ayudas y herramientas nacionales y autonómicas para realizar las adaptaciones necesarias.

Esta estrategia nace del trabajo de la Comisión de Digitalización de la Cámara de España liderada por Telefónica. La primera conclusión es que las pymes españolas saben que necesitan ser digitales, pero no sienten que sea urgente hacerlo. Y realmente lo es porque aplazarlo significa perder oportunidades: de negocio, de ganar productividad, de aumentar la competitividad o de mejorar la eficiencia.

El informe La digitalización como palanca de competitividad de la pyme de la Cámara de España refleja que nuestro país es referencia mundial en despliegue de fibra y los consumidores lo aprovechan bien. Según datos de Eurostat, el 57,2% de los individuos usa redes sociales; entre las empresas, solo superan esa cifra las de más de 350 empleados (73,3%). El 49,9% de los individuos realiza compras online, pero solo el 4,4% de las micropymes vende a través de comercio electrónico, herramienta que utiliza el 19,6% de las pymes y el 38,5% de las grandes empresas.

En el desarrollo de la economía digital España puede encontrar soluciones a problemas endémicos como la elevada tasa de paro, la baja productividad y el predominio de las actividades de bajo valor añadido. El impulso a la digitalización de las pymes se hace, pues, fundamental y las grandes empresas deben actuar como tractoras de la misma.

Las propuestas para facilitar la transición se agrupan en tres áreas: sensibilización, para que las empresas comprendan el riesgo de no adaptarse y los beneficios del cambio; construcción, a través de la formación en competencias digitales, eliminando barreras financieras y allanando el camino a la transferencia tecnológica; y aceleración, facilitando los ecosistemas de transformación digital y simplificando trámites.

La Encuesta sobre la sociedad de la información en las empresas españolas de la Cámara de España, recogida en el informe, refleja que el 35% de las empresas entrevistadas cree que su nivel de digitalización es alto y que más de la mitad se definen en un nivel medio. El problema más grave lo tienen las empresas con menos de 10 empleados: solo el 75% de ellas tiene conexión a Internet, frente al 98% de las de más de 10 empleados; y solo el 31,14% tiene página web, mientras que 8 de cada 10 pequeñas y medianas están presentes en la red.

La capilaridad de la red de Cámaras de Comercio nos convierte en el instrumento más apropiado para transmitir a las empresas las ventajas de la digitalización. Hace décadas enarbolamos la bandera de la internacionalización de las pymes y hemos contribuido a que nuestras empresas sean capaces de competir en los mercados más difíciles. Seguimos trabajando en ello y ahora, además, asumimos el reto de universalizar la transformación digital para sumarnos a tiempo a la cuarta revolución industrial y, a la vez, ser protagonistas de ella.

José Luis Bonet es presidente de la Cámara de Comercio de España

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >