Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez niega que Servicarne sea un “falsa cooperativa”

El magistrado de Pontevedra rechaza que la compañía sea

Matadero en Sainte-Cécile, Francia.
Matadero en Sainte-Cécile, Francia.

La ofensiva que el Ministerio de Trabajo mantiene contra las cooperativas cárnicas por entender que recurren a falsos autónomos ha encontrado un primer escollo en los tribunales. Un juzgado de primera instancia de lo Social de Ourense ha concluido que Servicarne sí que es una cooperativa y que, por tanto, sus trabajadores sí que son socios y no falsos autónomos como había concluido la Inspección de Trabajo.

CC OO, sindicato que presentó las demandas ante el Ministerio que provocaron la actuación de los inspectores, ya ha anunciado que va a recurrir. También es probable, apuntan fuentes de la Seguridad Social, que Trabajo recurra ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

El juez rechaza los argumentos de la Inspección de Trabajo que le llevaron a concluir que Servicarne era una “simple pantalla o estructura aparente destinada a cubrir la realidad de unos servicios por cuenta ajena” y obligar a dar de alta en el régimen general a miles de trabajadores al considerar que eran falsos autónomos. “No puede considerarse que nos encontremos ante una empresa ficticia sino real”, expone en la sentencia. A partir de aquí, la sentencia descarta que hubiera una cesión ilegal de trabajadores.

Esta sentencia no afecta a todo el caso de Servicarne, que en varias actas de la Inspección conllevó miles de altas de trabajadores como asalariados. El juicio celebrado en el juzgado número 1 de Ourense solo entiende de una de estas actas que afectaba a decenas de trabajadores, concretamente a los que trabajaban para Unimiño, una filial del grupo Coren. En las próximas semanas habrá más pronunciamientos, al menos dos, uno en Pontevedra y otro en Vitoria.

Por cada una de las actas que hubo exigiendo altas de trabajadores, la Tesorería presentó de oficio una demanda ante el juzgado de lo Social correspondiente. Por tanto, los tres juicios celebrados no serán los únicos, ya que a la vuelta del verano habrá más.

Cuando comenzó la ofensiva de Trabajo, Servicarne era la mayor de las cooperativas de trabajo asociado que desarrollan su actividad en el sector cárnico. Tenía unos 5.000 socios trabajadores, que se daban de alta como autónomos y que trabajaban en mataderos de diferentes empresas.

Las conclusiones de la Inspección no solo tuvieron consecuencias en el terreno laboral. También las hubo en el administrativo, el Ministerio descalificó a Servicarne como cooperativa de trabajo asociado. La compañía, siempre ha rechazado estas acusaciones, anunció que recurriría la decisión de Trabajo ante los tribunales de lo Contencioso-administrativo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >