Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indra negocia con Rolls-Royce para tomar el control de ITP

La empresa tecnológica busca competir con las grandes compañías en los mercados de aeroespacial y defensa

Factoría de ITP en Zamudio.
Factoría de ITP en Zamudio.

Indra ha confirmado este viernes que está manteniendo conversaciones con Rolls-Royce tendentes a explorar la posible adquisición por parte de la empresa de consultoría y tecnología de una participación de control en Industria de Turbo Propulsores (ITP), según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

"En este momento no se puede determinar si las referidas conversaciones que se están manteniendo conducirán a la adopción de una decisión definitiva y a la suscripción de un acuerdo vinculante con Rolls-Royce", explica Indra, en relación a la noticia adelantada por La Información.

Asimismo, remarca que en el curso ordinario de su actividad analiza de forma regular "las distintas oportunidades de inversión que se le presentan al objeto de crecer y maximizar sus recursos y resultados".

Por su parte, Rolls-Royce también ha emitido un comunicado confirmando que ha recibido una "indicación condicional y preliminar" de un posible interés de Indra en adquirir una participación mayoritaria en ITP Aero, aunque también agrega que no hay ninguna certidumbre de que esto se traduzca en una operación.

Rolls-Royce destaca que ITP Aero es un "socio clave" de la compañía británica de motores y asegura que tiene intención de mantener una "relación a largo plazo" con el fabricante vasco de componentes aeronáuticos a través de sus programas de Defensa y Aeroespacial Civil.

Rolls-Royce anunció en 2016 la compra del 100% de la empresa vasca Industria de Turbo Propulsores (ITP) tras adquirir al grupo Sener su participación del 53,1% que no poseía por 720 millones de euros. Fundada en Zamudio en 1989 por Sener y Rolls-Royce, es una empresa líder en su segmento de mercado y una de las principales compañías de motores y componentes aeronáuticos por ventas del mundo. Entre los productos más sofisticados tecnológicamente que fabrica ITP se encuentran las turbinas de baja presión, uno de los componentes críticos de cualquier motor y es uno de los dos únicos players independientes a nivel global con estas capacidades. Sin estas turbinas mencionadas previamente, Rolls-Royce no pondría vender un motor durante un periodo largo de tiempo.

En los 10 últimos años ITP ha invertido más de 1.000 millones de euros en I+D que generarán altos retornos en el medio plazo. La facturación en 2018 alcanzó los 880 millones de euros. De ellos, un 18% corresponden a su área de Defensa, un 67% a su área de Civil y el resto, 15%, a Soportes en Servicio. La compañía cuenta con 3.800 empleados, repartidos entre sus centros productivos en España, Gran Bretaña, Malta, India y México.

Ventajas de la operación

Fuentes de mercado, han señalado que esta operación sería "muy positiva" para Indra, ya que le facilitaría un alto potencial de crecimiento, y mayores capacidades tecnológicas para competir con las grandes empresas en los mercados de Aeroespacial y Defensa.

En este sentido, remarcan que la actividad de ITP es totalmente complementaria con la que desarrolla Indra en su división de Transporte y Defensa, por lo que la suma de ambas compañías crearía un líder tecnológico en un sector como el que conforman Aeroespacial y Defensa que es clave y estratégico para la industria y para España.

Asimismo, subrayan que Indra mejoraría su mix de creación de valor, al tener un mayor equilibrio entre sus dos grandes negocios (Transporte y Defensa y Tecnologías de la Información), que tendrían con un peso similar en el negocio de la compañía. Indra lograría una cartera conjunta en Transporte y Defensa significativamente más amplia que la actual y con altos niveles de rentabilidad y con tecnología punta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >