Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de viviendas nuevas salva el primer trimestre del año

Hasta marzo 133.989 casas cambiaron de manos. Las transacciones de obra nueva crecieron un 14,4% anual, frente al 1,4% de las de segunda mano

Viviendas en construcción en el barrio de Valdebebas de Madrid.
Viviendas en construcción en el barrio de Valdebebas de Madrid.

En los tres primeros meses del año 133.989 viviendas cambiaron de manos en España, lo que supone un aumento del 3,7% con respecto al mismo trimestre del año anterior, cuando se transmitieron 129.164 casas, según los datos hechos públicos hoy martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Son muchas las voces que apuntan a que el mercado residencial español ha comenzado a dar los primeros síntomas de agotamiento después de seis años al alza. Cierto es que ha dejado atrás los incrementos de dos dígitos, pero en el primer trimestre aún mantuvo el tipo con ese modesto 3,7%.

Y si lo hizo fue gracias al mayor tirón de la vivienda de obra nueva. En el primer trimestre del año se transmitieron 26.100 casas de nueva planta, frente a las 22.810 del mismo periodo del año anterior. Esto supone un aumento del 14,4%. En cambio, la segunda mano -que ha sido la locomotora de las ventas desde que el mercado se recuperó-, pierde cierto dinamismo. Del primer trimestre de 2018 (106.354 viviendas de segunda mano) al primer trimestre de 2019 ( 107.889 unidades) apenas se vendieron 1.535 viviendas más, un leve 1,4% más.

El encarecimiento de la vivienda no ayuda. El año ha comenzado con un mantenimiento de la intensidad en el crecimiento del precio de la vivienda, en línea con lo que viene ocurriendo desde 2015. Así, el aumento anual del precio de la vivienda fue del 8,7% durante el primer trimestre, según la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores. “Los niveles actuales del precio de la vivienda se sitúan en cuantías próximas a las alcanzadas en la segunda mitad de 2010 y a finales de 2005. Por tanto, por debajo de los niveles máximos históricos, pero ya a no mucha distancia”.

Marzo sube un 6,8%

Con respecto al mes de marzo, el INE indica que la compraventa de viviendas subió un 6,8% en relación al mismo mes de 2018, hasta sumar 42.649 operaciones. Con este repunte, el mercado encadena dos meses de ascensos interanuales tras haber subido en febrero un 5,3% y tras caer un 0,2% en enero. En términos mensuales (marzo sobre febrero), la compraventa de viviendas retrocedió un 2,4%, en contraste con la caída del 3,8% que experimentó en marzo de 2018. "Las operaciones registradas en marzo dan continuidad al nivel de actividad registrado en la segunda mitad de 2018, cuando ya se notó cierta desaceleración en el crecimiento de la actividad del sector. 2019 será un ejercicio más moderado para el mercado residencial, aunque seguimos en un ciclo positivo", explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Y, de nuevo, el avance del pasado mes de marzo fue consecuencia del incremento de las operaciones de viviendas a estrenar: los compradores se hicieron con 8.045 unidades nuevas, lo que supone un crecimiento del 14,5% respecto al mismo mes de 2018 (7.023 casas). En cambio, el alza del mercado de casas usadas se quedó muy por debajo. El número de compraventas alcanzó las 34.604 casas, un 5,1% más que en el mismo mes de 2018, cuando cambiaron de manos 32.909 viviendas. Así, las casas a estrenar tratan de ganarle terreno a las usadas, aunque de momento la primeras copan e18,9% de las viviendas transmitidas por compraventa. El 81,1% del mercado sigue siendo de la vivienda usada.

La evolución del mercado residencial sigue siendo muy heterogéneo. En marzo la compraventa de viviendas cayó en País Vasco (4,4%), Comunidad Valenciana (1,9%), y Aragón (4,9%). Pero donde de verdad echó el freno fue en las islas. Canarias registró una bajada del 10,1% interanual y en Baleares fue del 6,6%, debido a que las ventas a extranjeros se han resentido por los altos precios alcanzados en esos mercados. De hecho, las compras por foráneos descendieron en términos porcentuales, pasando del 12,7% del cuarto trimestre al 12,2% del total en el primero, según los Registradores. En el resto de regiones, las operaciones subieron, especialmente en La Rioja (44,5%), Cantabria (27,8%), Castilla La Mancha (23,8%) y Andalucía (19,7%).

Por debajo del alza de la media nacional del 6,8% se situaron Madrid (5,35) y Cataluña (2,6%), lo que evidencia que las transacciones también han perdido dinamismo en los mercados más activos. La directora de Estudios de Fotocasa destaca que el crecimiento interanual de las compraventas en Madrid y Cataluña se sitúan por debajo de la media y en las islas Canarias y Baleares registran datos negativos. "La actividad se está moderando en las cuatro comunidades autónomas que han protagonizado y liderado la recuperación del mercado y donde más han subido los precios en los últimos años". Y continúa: "Las diferentes estadísticas que miden el sector van a mostrar durante buena parte de 2019 subidas y bajadas interanuales que reflejan la tendencia a la estabilización del mercado residencial. En los últimos años hemos visto cómo la demanda latente y de reposición han entrado en el mercado, y ahora se inicia un periodo más moderado de actividad".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >