Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia pide al nuevo Gobierno que reduzca el déficit y la deuda para impulsar la economía

El banco público gana 205 millones hasta marzo, un 10,8% menos por la caída de las operaciones financieras

José Sevilla, durante la presentación de los resultados.
José Sevilla, durante la presentación de los resultados. Europa Press

Bankia no ha empezado bien el año: en el primer trimestre redujo un 10,8% su beneficio en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta los 205 millones, por la caída en picado de los resultados por operaciones financieras. Todos los márgenes de la cuenta presentan caídas, a pesar de que la economía sigue creciendo (la entidad espera un incremento del PIB del 0,6% trimestral), como se refleja en el volumen de créditos, que sube por primera vez en los últimos años al tiempo que desciende la morosidad y se sitúa en el 6,2%.

Durante la presentación de resultados, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, respondió a los medios que "lo importante" para España tras las elecciones generales del 28-A es que tengamos "un Gobierno que gobierne y permita continuar impulsado el desarrollo de la actividad económica" mediante "la reducción del déficit y de la deuda pública, que son los logros de los últimos años".

El banquero fue cauto y no realizó valoraciones políticas sobre cuáles podían ser sus coaliciones de Gobierno favoritas. Sobre esta cuestión, Sevilla afirmó que los directivos de la entidad han trabajado con los Gobiernos del PP y de PSOE, "con los que dijo que las relaciones han sido "estupendas" y los gestores han podido desarrollar su cometido "con total independencia" y sin injerencias.

Sin contactos con Podemos

El nuevo Gobierno tendrá que decidir sobre la privatización del 61,4% que el Estado posee de Bankia y que Unidas Podemos exige no vender para contar con un banco público. Sevilla, que desveló que la entidad no ha tenido contacto con Podemos para tratar este tema, mostró su confianza en que "podamos ver privatizaciones adicionales de la entidad" de aquí a 2021, plazo
máximo establecido para que el Estado encuentre su relevo en el accionariado.

El banquero refirió que "lo razonable" es que el futuro Gobierno continúe el proceso de venta de paquetes accionariales del banco aunque para ejecutar las desinversiones se "necesita que haya también oportunidades de mercado" y es algo que no se da actualmente porque la cotización de la entidad se encuentra "muy penalizada". Según aseveró en lo que sí hay "consenso" es en que la cotización "no refleja ahora el precio a medio plazo de la entidad" e insistió en que la dirección trabaja para la mayor recuperación del contribuyente y el accionista.

Sevilla se mostró optimista sobre el crecimiento económico de España y auguró un crecimiento del volumen de créditos en el año a ritmos similares a los actuales. Así, las nuevas hipotecas crecieron un 14,6% en términos interanuales hasta marzo. Las hipotecas a tipo fijo representaron el 54,3% del nuevo crédito y el 36,5% de las hipotecas firmadas se concedió a nuevos clientes.

De su lado, el crédito a empresas avanzó en el trimestre un 6,4%. En cuanto al crédito al consumo, Bankia destaca que mantuvo su política "prudente" de riesgos y alcanzó los 589 millones de nuevas formalizaciones hasta marzo, un 25,8% más.

Volviendo a los resultados, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri apunta que "teniendo en cuenta el negocio puramente bancario de Bankia, el beneficio ascendió a 306 millones, un 0,3% más". El banco destaca que este resultado, que recoge el impacto de la aplicación de la nueva norma contable IFRS16,refleja "los frutos del creciente dinamismo comercial del banco, la mejora de la actividad crediticia y las sinergias de costes alcanzadas tras la fusión" con BMN.

Caída de las comisiones

La evolución de los tipos de interés siempre explica partidas relevantes de Bankia, una entidad muy pegada al negocio minorista que solo tiene negocio en España. El margen de intereses se situó en 502 millones (-4,2%), debido a la menor aportación de las carteras de renta fija tras las ventas realizadas en 2018 y pese a la mejora del margen de clientes hasta el 1,6%, su nivel máximo de los últimos años.

Además, las comisiones netas alcanzaron los 260 millones, un 1,2% menos debido a la eliminación de comisiones a los clientes de BMN, mientras que el resto de comisiones avanzaron un 4,3% interanual y las comisiones por servicios de cobros y pagos subieron un 8,3%.

El margen bruto disminuyó un 13,3%, hasta 813 millones de euros, y los gastos de explotación se situaron en 456 millones, un 5,6% menos. Por su parte, las dotaciones a provisiones redujeron un 25,7% frente al primer trimestre de 2018 y el coste del riesgo mejoró en nueve puntos básicos, hasta situarse en el 0,14% al cierre de marzo.

La caía de los ingresos por operaciones financieras también arrastró al ratio de eficiencia, que mide lo que ingresa por cada 100 euros de gasto. Así, ha empeorado desde el 51,7% de marzo de 2018 al 56% del primer trimestre de 2019. Si se excluye el efecto de las operaciones financieras, la mejoría es de un punto. Por la misma causa también desciende la rentabilidad sobre fondos propios (ROE), que cayó en 0,9 puntos porcentuales en tres meses, hasta el 6,6%.

Pese a todo, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha calificado estos beneficios de "muy positivos" y se ha mostrado "muy satisfecho" por estar "dejando atrás" la integración con BMN, según la nota.

"Esto se demuestra desde varios puntos de vista: el nivel de satisfacción de nuestros clientes ha tenido un incremento ciertamente notable en este primer trimestre, los niveles de actividad están cogiendo un creciente ritmo que se traducirá en resultados en las próximas fechas y nuestra cartera de créditos sube en este trimestre por primera vez en los últimos años", indicó Goirigolzarri en la nota de prensa, quien asegura que se trata de que "muy buenas noticias para los clientes y los accionistas de Bankia".

Menos ladrillo tóxico

Por su parte, el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, resaltó, también en tono positivo, que el primer trimestre se caracterizó por una mejora de la solvencia y por el impulso de la actividad comercial, especialmente en los negocios que Bankia se fijó como objetivo en su plan estratégico, como la actividad crediticia, los medios de pago, los fondos de inversión y los seguros, siendo el crecimiento de clientes (+137.000 en los últimos doce meses, un 43% más de lo que creció un año antes) "lo más importante" para la entidad en este periodo.

Asimismo, Sevilla apuntó que la reducción de activos improductivos, que cayeron en casi 500 millones de euros, y el incremento de la ratio de capital en 22 puntos básicos durante el primer trimestre, lo que sitúa a Bankia "a la cabeza de los grandes bancos españoles desde el punto de vista de solvencia".

Bankia redujo la tasa de morosidad en 250 puntos básicos al cierre de marzo respecto a un año antes y en 30 puntos básicos en el trimestre, hasta el 6,2%, e incrementó la cobertura de dudosos hasta el 55%, cuatro puntos básicos más.

Por otra parte, la ratio CET1 fully loaded, el nivel de capital exigido, se situó en el 12,61%, generando 22 puntos básicos de capital. "Con estos niveles, Bankia tiene un exceso de capital sobre los requerimientos mínimos de SREP de 453 puntos básicos y un exceso a nivel total solvencia de 476 puntos básicos", destaca el banco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información