Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola dispara un 15% el beneficio en el primer trimestre, hasta 964 millones

Los ingresos de la empresa energética superaron los 10.000 millones en el periodo, un aumento del 8,5%

Francisco Martínez Córcoles, director de negocios de Iberdrola; Ignacio Sánchez Galán, presidente del grupo; y José Sainz Armada, director financiero
Francisco Martínez Córcoles, director de negocios de Iberdrola; Ignacio Sánchez Galán, presidente del grupo; y José Sainz Armada, director financiero

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 964 millones de euros en el primer trimestre del año, un 15% más que en el mismo periodo de 2018, según ha comunicado este jueves la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un hecho relevante. El grupo basa su crecimiento en el aumento de las tarifas en Brasil y EE UU, en la mayor producción y precio de las renovables y en la mejora  del desempeño del negocio de generación y clientes en España y México.

El resultado bruto de explotación (ebitda) ascendió a 2.599 millones de euros, lo que supone un incremento del 12%, con mejoras en todas las áreas de negocio. El más voluminoso, el de redes, aportó 1.318,4 millones, el 51% del ebitda, con un crecimiento del 9,9%, debido sobre todo al crecimiento en Brasil (41%). La parte de renovables creció un 13,3%, hasta aportar 683,6 millones. Esta rama del negocio tuvo un desempeño mediocre en España, con una caída del 9,6% del ebitda por una reducción del 22,8% en la producción de energía renovable. La caída del negocio limpio en España se vio compensada por las cifras de Reino Unido (aumento del 29,9% del resultado operativo), Brasil (+13,8%), México (+76,6%) y el resto de mercados (+100,8%).

Mientras, el negocio de generación y clientes alcanzó un resultado operativo de 597 millones, un aumento del 19,2%, gracias a un fuerte aumento del resultado en España (+67,9%) que se debió a una mayor producción y a menores impuestos. También creció en México, pero cayó en Brasil, Reino Unido y el resto de mercados. Los ingresos de la compañía eléctrica aumentaron un 8,5% hasta marzo para situarse en 10.138,9 millones de euros, pero los aprovisionamientos crecieron un poco más, el 9%, por lo que el margen bruto mejoró un 7,8%, hasta alcanzar los 4.323,1 millones en el periodo. Estos resultados de Iberdrola en el primer trimestre de 2019 se vieron impulsados por el esfuerzo inversor de más de 5.300 millones de euros que realizó el grupo en los últimos 12 meses.

Prolongación del cierre nuclear

La empresa tiene más inversiones previstas para este año, con las que aumentará en 4,1 gigavatios (GW) su capacidad instalada en energía renovable. En el primer trimestre ha instalado 0,3 GW (la mayor parte en energía hidroeléctrica en Brasil) y prevé sumar otros 3,8 en lo que resta de ejercicio. Cuenta ya, según la empresa, con 39,5 GW instalados de renovables, a los que espera sumar otros 12,9 al cierre de 2022.

El presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, ha recordado durante una conferencia con analistas para comentar los resultados que la Agencia Internacional de la Energía estima en unos 20,5 billones de euros la inversión necesaria a nivel mundial en las próximas dos décadas. En ese sentido, el directivo ha dado la "bienvenida" a los competidores que están llegando al negocio de la comercialización de electricidad desde otros sectores como Repsol, Cepsa o ACS. "Bienvenidos sean todos, no nos da medo la competencia. Iberdrola está más que preparada para competir en todas las áreas", ha asegurado Sánchez Galán.

Durante el encuentro también ha repasado otros asuntos de actualidad del sector. Sobre las centrales nucleares, Sánchez Galán ha asegurado que la posición de su empresa es "muy clara" y ha descartado que el acuerdo para cerrar el parque nuclear en España entre 2027 y 2035 no equivale a alargar la vida útil de las instalaciones. En ese sentido, ha destacado que fueron diseñadas para operar durante 40 años "y algunas de ellas no han estado funcionando tanto, puesto que durante algún tiempo se han dedicado a recargar", por lo que "todavía queda un rango operativo de 6-7 años en cada una de las centrales". 

Menores impuestos

Iberdrola redujo un 6,2% el pago de impuestos en el periodo, de 684,9 millones de euros hace un año a 642,5, debido sobre todo a la menor tributación en España, por la menor producción hidroeléctrica y por la suspensión del impuesto de generación eléctrica del 7% que aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez en septiembre y que seguía vigente en el primer trimestre de este año (volvió a estar vigente a comienzo de abril).

Finalmente, la deuda neta quedó en 35.559 millones de euros, 2.428 millones más (un 7,3% más que hace un año), si bien se reduce el ratio de deuda sobre el resultado operativo, de 3,98 a 3,69. La empresa atribuye el aumento de la deuda a nuevas normas contables.

Con estas cifras, la empresa ha variado sus previsiones de crecimiento para el año 2019. Así pasa de estimar un crecimiento del 5-6% al entorno del 10% en cuanto a beneficios y dividendos. Apoya estas estimaciones en el aumento de activos, producción y tarifas en todos los negocios, así como a mayores eficiencias y a las desinversiones en negocios no prioritarios y venta de participaciones minoritarias.

Sobre la venta activos, Sánchez Galán ha confirmado que Iberdrola pondrá en el mercado acciones de la brasileña Neoenergía cuando se produzca su relanzamiento en bolsa, pero que mantendrá "el control de la empresa". Actualmente, la eléctrica española tiene el 52,4% y los otros dos socios principales son Previ (38,2%) y Banco do Brasil (9,3%). Iberdrola, ha añadido, "está dando apoyo" a la salida a Bolsa de su filial porque ese fue el compromiso al que se llegó en el acuerdo de fusión que engendró al gigante eléctrico brasileño.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información