Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de los carburantes vuelve a tocar máximos en plena Semana Santa

Llenar el depósito de gasolina cuesta 5 euros más que hace un año y 5,6 euros más en el caso del gasóleo

precio gasolina semana santa
Un usuario llena su depósito de gasolina. REUTERS

El precio de la gasolina y del gasóleo ha proseguido esta semana su escalada y ha repuntado hasta casi un 1,7%, para tocar en plena Semana Santa nuevos máximos anuales, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.  En concreto, el precio medio del litro de gasolina ha encadenado esta semana su decimocuarta subida consecutiva, tras repuntar un 1,68%, para situarse en los 1,329 euros, un nivel que no se veía desde principios de noviembre, y un 12,8% más que a principios de año. Por su parte, el litro de gasóleo, que a finales de marzo cortó su espiral de subidas desde comienzos de año, ha registrado su tercera semana al alza seguida, tras repuntar un 0,81%, para situarse en los 1,242 euros.

Estos incrementos en los precios de ambos combustibles se producen en plena Semana Santa, en la que se prevén en su totalidad unos 15,5 millones de desplazamientos por carretera. De este total, el mayor volumen de desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria se producirá en la segunda fase de las vacaciones, que arrancó este miércoles y se prolongará hasta el próximo lunes.

Un 7,5% mas que hace un año

Con respecto a la Semana Santa del año pasado, que cayó entonces a finales del mes de marzo, el precio del litro de gasolina es un 7,5% más caro, mientras que en el caso del gasóleo se ha encarecido un 8,9%. Así, el llenado de un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta actualmente 73,09 euros, unos 5 euros más que en la pasada Semana Santa, y un 12,8% más que a principios de año. En el caso del gasóleo asciende a 68,31 euros, unos 5,6 euros más, y casi un 10% más que a principios de año.

Ambos carburantes entraron a principios de año en una tendencia alcista con la que rompían una espiral a la baja que había llevado a un abaratamiento del 13% en el caso de la gasolina, y de más del 12% para el gasóleo, desde los máximos que alcanzaron en octubre. A pesar de estas subidas, la gasolina y el gasóleo son aún un 12,61% y un 14,05% más baratos que en septiembre de 2012, cuando anotaron sus máximos históricos. El boletín petrolero recoge que el precio medio de la gasolina de 95 octanos en la Unión Europea es de 1,455 euros el litro y el del diésel, de 1,362 euros.

La subida en los precios de los carburantes desde principios de año viene también acompañada de un incremento en los precios de la cotización del petróleo. Este jueves, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba por encima de los 71,4 dólares, mientras que el Texas americano se intercambiaba a 63,7 dólares.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

La nueva fiscalidad pasa factura

Desde el pasado 1 de enero entró en vigor el denominado tipo especial único, la nueva fiscalidad que grava el consumo de hidrocarburos, lo que ha provocado una subida de los precios de venta al público de la gasolina y el gasóleo de 10 y 22 céntimos por litro, respectivamente, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

En concreto, se integraron los dos tramos estatal y autonómico del antiguo Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH) en un único impuesto, denominado tipo especial, de 7,2 céntimos de euro por litro y se aplica por igual en toda la Península y Baleares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >