Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Allianz compra Castellana 200 y protagoniza la mayor inversión en oficinas en lo que va de año

La socimi Silvecode ha vendido el complejo por unos 250 millones de euros

Castellana 200.
Castellana 200.

Allianz Real Estate, la división inmobiliaria del gigante alemán de seguros, ha comprado a la socimi Silvecode el complejo inmobiliario madrileño Castellana 200. La aseguradora adquiere el complejo de oficinas y el centro comercial ubicado en el Paseo de la Castellana entre los números 198 y 206 por una cifra de 250 millones de euros. Se trata de la mayor operación en el mercado de oficinas en España en lo que va de año, según Savills Aguirre Newman, que ha asesorado al vendedor. La operación será efectiva después del verano.

Castellana 200 cuenta con dos edificios de oficinas con una superficie bruta alquilable de más de 20.000 metros cuadrados, ocupado prácticamente en su totalidad por firmas nacionales e internacionales, así como un centro comercial de 6.500 metros cuadrados de superficie y más de 800 plazas de aparcamiento. También incluye un proyecto hotelero inacabado. Hasta ahora, Castellana 200 estaba en manos de la socimi Silvercode, cuyo principal accionista está controlado por PSP Investments (fondo de pensiones de las fuerzas armadas canadienses) y Drago Capital, una plataforma de inversión y gestión inmobiliaria que opera en la Península Ibérica desde el 2000.

El complejo Castellana 200 es un inmueble premium y la última joya de Reyal Urbis. Se puso en marcha en 2006, en pleno boom inmobiliario, por esta promotora y su presidente Rafael Santamaría y fue uno de los iconos del auge y de la explosión de la burbuja inmobiliaria. Reyal quería levantar un gran complejo de lujo, con oficinas, 196 viviendas, un hotel de cinco estrellas y un centro comercial pero los problemas financieros paralizaron las obras en 2009. Un año después los bancos acreedores de la compañía desencallaron el proyecto dentro del proceso de refinanciación de deuda. En 2014 los bancos propietarios del complejo -Sabadell, la Sareb, el Santander y el BBVA- lo pusieron en venta y fueron el fondo de pensiones de las fuerzas armadas canadienses, PSP, y Drago Capital quienes lo compraron por unos144 millones de euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >