Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fondo Carlyle se hará con hasta el 40% de Cepsa por unos 3.100 millones

La operación valora la compañía en unos 10.687 millones, deuda incluida

El fondo de inversión The Carlyle Group ha alcanzado un acuerdo con Mubadala Investment Company, fondo soberano del emirato de Abu Dabi, para adquirir entre el 30% y el 40% de la petrolera Cepsa, operación que podría ascender a entre 2.300 y 3.100 al descontar la deuda. Incluyendo esta, se elevaría hasta 4.300 millones si finalmente se quedan con el 40%. La operación, que se espera que se complete a finales de este año, se basa en una valoración del 100% de la petrolera de 10.687 millones de euros. El emirato, que intentó sacar a Bolsa la filial española, mantendrá al menos el 60% del capital.

Carlyle Cepsa
Sentados: Musabbeh Al Kaabi, presidente de Mubadala, y Glenn Youngkin, Co-CEO de The Carlyle Group. En pie: Khaldoon Khalifa Al Mubarak, consejero delegado de Mubadala, y Marcel Van Poecke, director de Carlyle International Energy Partners.

El fondo Mabudala, que posee el 100% de Cepsa desde que IPIC (con la que fusionó en 2017) lo adquirió en 2011, lanzó el proceso para la vuelta a Bolsa de Cepsa el año pasado, aunque a mediados de octubre decidió suspenderlo debido al poco interés mostrado en el mercado. Entonces, la valoración de la compañía se situaba en torno a los 10.000 millones de euros en que se ha acordado la operación con Carlyle.

Al cierre del primer semestre de 2018, Cepsa tenía una deuda neta de 3.001 millones, según los datos incluidos en el folleto de su salida a Bolsa. El rango de precios de la OPV, de 13,1 a 15,1 euros por acción, implicaba valorar el 100% de las acciones de la empresa entre 7.010 y 8.000 millones. Sumando la deuda, eso daba un valor de los activos (enterprise value) de 10.011 a 11.001 millones. El precio pactado ahora implica una valoración de 12.000 millones de dólares, unos 10.700 millones de euros, en la parte alta del rango de valoración de la salida a Bolsa.

Suponiendo que la deuda de Cepsa siga estando en torno a esos 3.000 millones, el valor de las acciones ahora fijado sería de unos 7.700 millones y Mubadala recibiría entre 2.300 y 3.100 millones por la venta de entre el 30% y el 40% de la empresa. Con la integración de la deuda, el desembolso para Carlyle se calcula en hasta 4.300 millones, según fuentes cercanas a la operación. Estas han afirmado que Mabudala tiene intención de mantener al menos el 60% de la filial española y no desprenderse de más paquetes de acciones.

Nuevo consejo

Las negociaciones se desarrollaron tras fracasar la salida a Bolsa. Una vez que culmine el aterrizaje de Carlyle, esta firma contará con varios representantes en el consejo de administración, que en la actualidad tiene siete miembros y seguirá presidido por Musabbeh al Kaabi. Es muy probable que el número de consejeros se eleve a más de 10. Entre ellos figura Pedro Miró, como vicepresidente ejecutivo, y Ángel Corcóstegui, como independiente.

90 años de historia

1929. Fundación de la Compañía Española de Petróleos, Sociedad Anónima (Cepsa).

1930. Construcción de la primera refinería española, en Tenerife.

1969. Construcción de la refinería de San Roque (Cádiz).

1988. IPIC, sociedad instrumental del emirato de Abu Dabi entra en el capital de Cepsa, con el 10%.

1990. Elf Aquitaine, compañía francesa, entra en el capital.

1991. Cepsa compra Ertoil, petrolera de Explosivos Ríotinto (ERT), que tiene refinería en La Rábida (Huelva).

1994. La petrolera entra en Argelia, donde descubre yacimientos de petróleo y gas

1996. Contrucción de una planta petroquímica en Canadá.

2002. Inicio del proyecto Medgas, gasoducto entre Argelia y España.

2011. IPIC compra el 100% de Cepsa, que controlaba la francesa Total.

2015. Apertura de una planta en Shanghai.

2017. IPIC y Mubadala se fusionan y Cepsa inaugura una planta en Indonesia.

En declaraciones recogidas en el comunicado en el que anunció la operación, Musabbeh Al Kaabi se mostró “encantado”: “Carlyle es un sólido y respetado inversor con amplia experiencia e importantes activos bajo gestión en el sector energético global”, manifestó. Al Kaabi destacó que se trata de “un importante hito en los 90 años de historia de Cepsa” y que comparten “una visión común sobre la fortaleza y el potencial de negocio”. “Tenemos plena confianza en su capacidad para continuar con su excelente desempeño operativo y financiero, algo que se reflejó en la valoración que mantuvimos a lo largo del proceso”, añadió. Fuentes de Cepsa han rechazado hacer declaraciones remitiéndose al comunicado de Mabudala.

Mientras, el director de Carlyle International Energy Partners, Marcel Van Poecke, destacó “el gran potencial y oportunidades de futuro en el sector energético internacional”. “Esperamos seguir construyendo la senda de crecimiento de Cepsa en beneficio de sus clientes, proveedores y empleados. Nuestro equipo tiene una sólida trayectoria que combina capacidades financieras y operativas en el sector energético, así como una amplia experiencia en toda la cadena de valor de la energía”, completó. Carlyle está presente en España en Codorniu, Embutidos Palacios, la pizarrera Cupa y la textil Jeananalogía.

Cepsa opera actualmente en más de 20 países en toda la cadena de valor del petróleo y ha entrado en los últimos años en el sector de las energías renovables. Los activos de la compañía incluyen reservas en los yacimientos de Umm Lulu y SARB, ubicados frente a las costas de Abu Dabi. Cepsa también produce petróleo en Argelia y opera en Latinoamérica y en el sudeste asiático. El negocio comercial incluye una extensa red de estaciones de servicio en la Península Ibérica, donde ofrece a los consumidores combustibles líquidos, gas y electricidad. La compañía posee y opera dos refinerías en España (San Roque y La Rábida), después de que la tercera y más antigua, en Tenerife, se haya dedicado a almacenamiento.

Cepsa es también líder mundial en la producción de alquilbenceno lineal (LAB), componente clave en la fabricación de detergentes biodegradables; las nuevas inversiones en las instalaciones de fabricación de LAB tienen como objetivo reforzar su presencia en los mercados emergentes de Asia. Es además el segundo mayor productor de fenol y acetona.

El Banco Central y Escámez, olvidados en la página web

M. Á. N.

Resulta curioso comprobar que en la historia de Cepsa recogida en página web de la compañía no aparece ninguna mención ni al Banco Central, que controló la mayoría de las acciones de la empresa durante mas dos tercios de su vida, ni a Alfonso Escámez, quien además de presidir la entidad financiera desde 1973 también asumió el liderazgo de la petrolera entre 1984 y 1996, incluso cuatro años después de que dejara el Central Hispano (los dos bancos se habían fusionado tres años antes por imposición del Banco de España) tras ser absorbido por el Banco Santander.

Fuentes de la petrolera sostienen que, al ser entonces la petrolera una sociedad cotizada en Bolsa, no podía atribuirse a ningún accionista por mucho que tuviera la mayoría del capital. Ciertamente, durante esa larga etapa en que el Central controlaba la petrolera, esta cotizaba en Bolsa. De hecho, se produjo la entrada de IPIC, fondo soberano de Abu Dabi, en su accionariado en 1988 como un socio de referencia y leal, incluso antes de la entrada de la francesa Elf Aquitaine (en 1990). La absorción de esta por Total supuso la entrada de esta multinacional francesa en Cepsa hasta que vendió a IPIC. Tampoco se menciona a Total en la web.

Escámez, que sustituyó en Cepsa Joaquín Reig, perteneciente a las familias fundadoras de la petrolera, se preocupó por impulsar la industia petroquímica y llevarla a lo que hoy puede decirse que es una empresa energética integrada con presencia en todas las fases de de producción del petróleo y gas: exploración, producción, refino y transporte y comercialización. Hoy Cepsa se encuentra entre las 10 principales del sector en Europa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información