Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AVE

Renfe defiende que el AVE de bajo coste español ganará dinero a diferencia del francés

El presidente de la compañía pública critica la falta de rentabilidad del Ouigo galo que quiere competir en España

AVE
Un tren Ouigo de la SNCF francesa.

El presidente de Renfe, Isaías Tabóas, afirmó hoy que el AVE de bajo coste que prepara Renfe será rentable desde el primer día a diferencia del Ouigo, el AVE francés low cost que quiere introducirse en España,y que la compañía ya tiene designados los trenes para poner en marcha este nuevo servicio "meses antes" de diciembre de 2020, fecha en la que entra en vigor la liberalización del transporte ferroviario de viajeros en la Unión Europea.

“No podrá tener pérdidas, tendrá el beneficio justo para sostener el servicio. Que tenga un margen, aunque sea pequeño, y que gane dinero, aunque no sea mucho, desde el primer día, a diferencia de Ouigo que parece que desde hace siete años pierde dinero", indicó hoy el presidente de Renfe en un desayuno organizado por Executive Fórum España.

Una afirmación que contrasta con las declaraciones que realizó este martes, en un encuentro con periodistas en Madrid, la responsable de viajeros de la SNCF, Rachel Picard, quien indicó que Ouigo ya es rentable, tras seis años de operaciones, ya que se inauguró en abril de 2013. El servicio ha disparado el número de viajeros del ave francés desde los 90 a 120 millones en cuatro años, y el 65% de los clientes de Ouigo pagan menos de 25 euros por trayecto. La directiva elogió el servicio de AVE español aunque consideró que puede haber una oferta más económica.

La SNCF, la Renfe francesa, quiere aprovechar la liberalización para competir con el operador público español en los principales corredores del AVE como el Madrid-Barcelona. Actualmente está negociando con empresas españolas como Acciona y Air Nostrum, para lanzar su servicio en España. No obstante, el principal problema al que se enfrentan los posibles competidores de Renfe, es la falta de trenes homologados, como admitió el propio Taboas.

El presidente de Renfe, Isaías Tabóas, en el encuentro informativo.
El presidente de Renfe, Isaías Tabóas, en el encuentro informativo.

Quitarle viajeros al coche

Los planes de Renfe para impulsar este AVE low cost,que aún no tiene denominación oficial ni una fecha de lanzamiento, es convencer a los usuarios de coche o de autobús para que cambien de modo de transporte. "Nuestro objetivo es abordar los 5 de los 10 corredores nacionales que operamos con el AVE en que el coche es más usado que el tren".

Por ejemplo, entre Madrid y Barcelona, el automóvil tiene una cuota del 38 % y el AVE, que mueve a 11 millones de pasajeros al año, un 39%.  Por ello, respecto al precio de los billetes del nuevo servicio, indicó que debe ser competitivo con lo que ahora cuesta la alternativa, que se sitúa entre 53 y 55 euros en el caso del coche y en 32 euros, en el del autobús, segúnTabóas.

Renfe tiene, asimismo, planes para su internacionalización de forma que el 10% de sus ingresos provengan del extranjero al final de su Plan Estratégico 2018-2028. En n este sentido, Táboas ha dicho que la liberalización es un reto, pero, al mismo tiempo, es una gran oportunidad para la operadora de "dar un salto adelante".La idea es entrar en países donde se van a abrir nuevas líneas ferroviarias y competir en mercados ya liberalizados, donde Renfe puede ofrecer servicios a un precio competitivo y no solo los de alta velocidad sino también los públicos.

"Vamos a ir a licitaciones de servicios públicos donde podemos aportar la experiencia que tenemos y los buenos índices de calidad en la gestión de la red de Cercanías -la quinta más puntual de la UE, tras Letonia, Finlandia, Italia y Austria.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >