Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Catalán vende AC a Marriott: “He resuelto el futuro de mis hijos”

La cadena AC multiplica por tres sus hoteles tras la entrada de Marriott International, que acaba de hacerse con el 100% de la marca por 140 millones

Imagen del ‘lobby’ del Hotel AC by Marriott Nueva York, abierto en Times Square. En vídeo, anuncio de Hoteles AC by Marriott.

"La operación de Marriott ha sido un milagro. Me ha arreglado el futuro de mis hijos”, con esas palabras resume Antonio Catalán (Corella, Navarra, 1948), fundador de AC Hoteles y hoy presidente de AC by Marriott, la joint venture que selló con el grupo norteamericano en 2011 cuando la deuda de la española sumaba 580 millones de euros, en plena crisis económica. Hoy, dos años antes de que finalice el plazo del acuerdo, el mayor conglomerado hotelero mundial, con 32 enseñas y 7.300 establecimientos, se ha hecho con el 100% de la marca creada por el empresario navarro por un montante próximo a los 140 millones de euros, según Catalán, que asegura que “hemos anticipado e incrementado el importe previsto para la operación”, del 40% del capital que quedaba pendiente.

La revisión del acuerdo supone la disolución de las sociedades conjuntas y la creación de una nueva, sin horizonte temporal de actuación, y que permitirá al presidente de AC by Marriott utilizar cualquiera de las marcas del gigante hotelero, no solamente AC o Autograph, como hasta ahora, señala el ejecutivo. De hecho, “pensamos entrar así en el segmento turístico, en la Costa del Sol, y también en el negocio de los apartamentos turísticos, en Sevilla”.

Catalán presume de abrir un hotel urbano cada semana desde que unió su destino al de Marriott International, también de que los establecimientos (“280 entre en funcionamiento y firmados”, desde los 90 de 2011) tengan mayor ocupación que antes y un precio superior. En los destinos más internacionales, el 85% de los clientes de AC llegan a través de la tarjeta de fidelización de Marriott, con 120 millones de socios. “Estamos en Estados Unidos, hemos abierto nuestro primer hotel en Sudáfrica y firmado nuestra entrada en Asia y en Australia”.

El margen operativo de la española es del 40%, según Catalán, el mayor de las 32 marcas

Toni Stoeckl, responsable global de las marcas denominadas lifestyle de Marriott, a la que pertenece AC, además de Moxy, Aloft y Element, y se caracterizan por ser una especie de establecimientos tipo boutique centrados en el diseño (AC ahora está incorporando piezas de arte en su interior) y en la incorporación de tecnología, aseguraba en Madrid hace unas semanas que la joint venture con Catalán con la que pretendían globalizar la marca española para atraer a las nuevas generaciones de viajeros estaba teniendo mucho éxito, especialmente en Estados Unidos; tanto que han ampliado las perspectivas de crecimiento con las que contaban. “Es magnífico que la marca española sea tan global, nos sirve de vehículo para crecer. En dos o tres años, tenemos prevista la apertura de 106 hoteles AC by Marriott”, afirmaba Stoeckl. De momento, se afanan en preparar las inauguraciones de 13 establecimientos en Estados Unidos, cuatro en América Latina y dos en Europa para los próximos meses.

Marriott sostiene que el crecimiento de AC es más rápido que el de otras de las marcas de la cadena porque se trata de una enseña muy innovadora y con buenos precios. De hecho, desde 2011 casi ha triplicado los hoteles abiertos o en desarrollo en el mundo, asegura el gigante hotelero. Y, claro, los resultados financieros acompañan, “si no, no pensaríamos en abrir tantos hoteles”, indica Stoeckl sin dar más detalles. Lo que sí hace Antonio Catalán: “Fuera de España, somos la marca que más beneficio operativo proporciona a Marriott. Nuestro margen operativo está entre el 40% y el 44%. Y somos el único socio que Marriott tiene en el mundo”, presume.

Cuando se explotan en régimen de franquicia (caso del 90% de los AC en el extranjero) ingresan el 3,5% de las ventas y un 1,5% por marketing (cifras que en Estados Unidos suben al 5% y 2,5%, respectivamente). Si el modelo es el de gestión, el porcentaje es del 4,5%, indica Catalán.

Resultados

El empresario gestiona 76 hoteles (65 en España, 10 en Italia y uno en Portugal) a través de la compañía Belagua 2013, algunos de su propiedad (34) y otros a través de contraros de alquiler, management, franquicia o concesión. En 2017, último año con cuentas presentadas, la compañía facturó 188 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de 71 millones, cifra que en 2018 se prevé crezca un 8%, asegura. Además, dispone de otras sociedades con hoteles individuales que elevarían la cifra de negocio hasta los 260 millones de euros, indica. Lo que no dice es que la mayoría de esos beneficios van a compensar pérdidas de años anteriores.

En España, Catalán trabaja en varias aperturas en Santa Cruz de Tenerife, Madrid, Cartagena y Andorra, activos que se explotarán bajo la marca AC by Marriott. Además de en Sevilla, Valencia y Bilbao, que lo harán como parte de Autograph Collection. Pero sus ojos están puestos en dos nuevos proyectos. Por un lado, el negocio de los apartamentos turísticos (donde Marriott ya está presente): “Tenemos un socio con cinco edificios completos en Sevilla y vamos a ver qué marca de las 32 le ponemos”, afirma Catalán, en la creencia de que este controvertido modelo de alojamiento tiene sentido siempre que se desarrolle en inmuebles enteros. Y por otro, el empresario pretende plantear a Paradores Españoles una asociación con Marriott para que la cadena pública se expanda en el extranjero a través del gigante americano. “Podemos hablar después de las elecciones”, dice Catalán, para quien ser empresario es un lujo y montar una cadena hotelera (la segunda después de NH) como AC “sin dinero, con solo los 16.000 millones de pesetas [unos 96 millones de euros] con que salí de NH”, todo un logro que ahora queda en manos americanas.

Empresas exitosas

Las marcas lifestyle de Marriott International son un gran vehículo para el crecimiento del gigante hotelero, según Toni Stoeckl, su responsable mundial. “Es el segmento que más rápido está creciendo y por ello duplicaremos el número de hoteles de esta nueva categoría que ofrece diseño y experiencias a una nueva generación de viajeros de cara a 2020”. Stoeckl indica que Moxy abrirá más de 50 hoteles en Europa antes de 2020 (sobre un total de 100 en el mundo). Element, AC y Aloft tienen otras tantas inauguraciones previstas, aunque sobre todo en Estados Unidos. Aloft va a estrenarse el mes que viene en España, en Madrid concretamente, en un momento en el que el mercado turístico está menos boyante. “Somos una empresa global que compensa un mercado con otro. Y en España vemos que el turismo internacional y de negocios va muy bien, quizás no tanto el de ocio, pero somos optimistas. Los viajes internacionales crecen un 7% porque los asiáticos viajan mucho más”, añade.

Marriott International facturó 20.758 millones de dólares en 2018 (cerca de 18.300 millones de euros), un 1,4% más que el ejercicio precedente y tuvo un beneficio neto de 1.907 millones, con un aumento del 31%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >