Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña recupera en un año 11.500 millones en depósitos pero sigue lejos del nivel previo al ‘procés’

El desafío independentista provocó en 2017 una fuga que ahora se revierte solo en parte. En el conjunto de España se registra récord

Pancartas en el Palau de la Generalitat de Cataluña
Pancartas en el Palau de la Generalitat de Cataluña

Los depósitos bancarios terminaron el 2018 en España sumando 1,23 billones de euros. Es un 2,3% más que al terminar 2017 y el récord histórico de la serie que recoge el Banco de España. Casi todas las comunidades autónomas han visto crecer el dinero depositado en las entidades financieras en el último año. Destaca especialmente el crecimiento experimentado en Cataluña: ha pasado de contar con 153.334 millones de euros a 164.783 millones. Es decir: recupera 11.449 millones de euros en 12 meses, un crecimiento del 7,47%.

Con esta subida, Cataluña compensa, aunque solo en parte, algo de la fuerte bajada de depósitos que sufrió en 2017, cuando el desafío independentista aceleró la salida de dinero de los bancos. En aquel ejercicio, se fueron de Cataluña 29.120 millones de euros en 12 meses, un 16% de desplome. El éxodo del dinero depositado se aceleró especialmente en el último trimestre del 2017, justo después de el referéndum ilegal del 1 de octubre. Los bancos con sede social en esa comunidad autónoma, preocupados por la seguridad jurídica y el nerviosismo de muchos clientes, decidieron sacar de allí su sede social. CaixaBank la situó en Valencia y el Banco Sabadell, en Alicante.

En el arranque de 2018, todavía se registraron bajadas en los depósitos de Cataluña, hasta llegar a 152.196 millones en marzo. Después se inició cierta recuperación que ha culminado en la segunda mitad del año. Aún así, la cifra de depósitos se sitúa muy lejos de los más de 200.000 millones que se registraban en Cataluña en 2013.

Récord anual

En cuanto al conjunto de España, hasta ahora el récord de depósitos al terminar un año estaba en 1,22 billones de euros, registrados al terminar el 2010. En 2011, con la vuelta de las turbulencias económicas y el recrudecimiento de la crisis en España, la cifra comenzó a bajar. Cayó a 1,16 billones al cerrar 2012. Desde entonces, la cifra, con pequeños altibajos, se había mantenido cerca de 1,2 billones. En 2018, terminan con su máximo de la serie: 1,235 billones.

La subida y la bajada de depósitos bancarios responde siempre a muchas variables. Las medidas que el Banco Central Europeo tomó para calmar los mercados europeos y asegurar el crédito se centran en mantener los tipos de interés (el precio del dinero que los bancos toman prestado) muy bajo. Esto hace que los intereses de los préstamos se mantengan bajos, pero también que los bancos ofrezcan rentabilidades muy reducidas a aquellos que depositan el dinero en las entidades. Aun así, en 2018 crecieron los depósitos.

Al margen de Cataluña, también pegan un estirón en Canarias, con un crecimiento del 7,51%, hasta los 31.178 millones de euros; en Galicia, con una subida del 5,2%, hasta los 64.272 millones; y en Cantabria, con el 4,4%, hasta los 13.469 millones.

Por el contrario, bajan en Murcia, el 4,8%, hasta los 23.595 millones; en Aragón, un 2,6%, hasta los 35.443 millones; y en Valencia se mantienen estables en 106.561 millones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >