Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cremas para veganos

Freshly Cosmetics lanza productos para el cuidado personal libres de tóxicos 'online'

De izquierda a derecha Joan Miralles, Mireia Trepat y Miquel Antolín.
De izquierda a derecha Joan Miralles, Mireia Trepat y Miquel Antolín.

Miquel Antolín, Mireia Trepat y Joan Miralles lo tenían claro, querían emprender. Con apenas 25 años y recién salidos de la Facultad de Química de Tarragona empezaron a buscar ideas para un negocio. “Al principio pensamos en lanzar un proyecto tecnológico, pero no contábamos con los conocimientos suficientes”, explica Antolín. Vieron la luz cuando se fijaron en la popularidad de los cosméticos naturales que vendía la madre de Antolín a amigos y familiares. “Cuando montamos la empresa hace tres años, apenas había marcas que hiciesen este tipo de producto, aunque ahora hay un boom”. En febrero de 2016 pusieron en marcha Freshly Cosmetics, una de las primeras marcas de productos cosméticos libres de componentes sintéticos y apta para veganos.

Lo primero que hicieron fue buscar un laboratorio que elaborase artículos de cosmética sin componentes sintéticos. “Nos miraban muy raro al principio y nos dijeron que los costes de hacer el producto iban a ser muy altos”, prosigue Antolín. Estos proveedores no contaban con que pensaban vender los cosméticos de manera online para ahorrar costes. “No tener que pagar a intermediarios nos dio una ventaja competitiva muy importante”, afirma. Los productos que comercializan son naturales al 99%, sus únicos componentes artificiales son los conservantes.

Consiguieron la financiación para empezar gracias a los 70.000 euros de amigos, familiares, premios y un crédito bancario. También organizaron un crowdfunding en la web Kickstarter, que permite lanzar campañas de micromecenazgo, con el que rascaron 10.000 euros más. Para las primeras ventas combinaron su página web con la distribución en tiendas, que abandonaron pronto. “Preferimos comercializar el producto nosotros mismos para explicarle mejor al cliente sus propiedades”, dice el emprendedor. Hoy manejan 15.000 pedidos al mes, lo que supone unos 40.000 artículos. Antolín señala que una de las claves de su éxito han sido las redes sociales. “Instagram nos ayudado mucho a crecer. Gracias a las publicaciones de nuestros clientes, otros usuarios de la Red nos conocen”.

Freshly ha crecido mucho desde 2016, cuando facturó 30.000 euros y generó 4.000 euros de beneficio. En 2017 vendió por valor de 1,3 millones y ganó 15.000 euros. En 2018 llegó a cuatro millones y 280.000 euros de beneficio. La empresa tiene 65 empleados y en otoño abrirá su primera tienda física en Barcelona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información