Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair y Air Europa suspenden su alianza por falta de demanda

La compañía irlandesa ha anunciado este jueves que prevé recortar capacidad o cerrar algunas bases

Un avión de Ryanair estacionado en la pista en el aeropuerto de Weeze, Alemania.
Un avión de Ryanair estacionado en la pista en el aeropuerto de Weeze, Alemania. EFE

La aerolínea irlandesa Ryanair rompió hace dos meses la alianza que mantenía con Air Europa para ofrecer a sus usuarios vuelos de largo recorrido, según ha anunciado la empresa este jueves en una rueda de prensa. Kenny Jacobs, director de márketing de la compañía, ha afirmado que ambas empresas decidieron romper el acuerdo por falta de demanda. Además, Jacobs ha dicho que la firma prevé recortar capacidad o cerrar algunas bases más "en cualquier parte" de su red por razones comerciales y que es posible que lo haga en Canarias, aunque ha puntualizado que la decisión no está aún tomada.

Ryanair ha cerrado ya sus bases en Bremen (Alemania) y Eindhoven (Holanda) y ha reducido su capacidad en otras ciudades germanas como Fráncfort y Düsseldorf. Jacobs ha anunciado este jueves que la compañía prevé ralentizar el crecimiento de su tráfico en España hasta el 3,5% en 2019 frente al 10,7% que registró durante el pasado ejercicio y alcanzar los 49,5 millones de viajeros. En el resto de Europa, espera un repunte del 8% en el tráfico.

Jacobs ha avanzado, asimismo, las novedades de Ryanair en el aeropuerto de Madrid para el próximo invierno 2019 que incluyen dos nuevas rutas: a Atenas (Grecia) y Kiev (Ucrania), con cuatro frecuencias semanales cada una. Además, la compañía reforzará su presencia en Francia, donde abrirá nuevas bases en Toulouse, Marsella y Burdeos; los países del Este e Italia, además de aprovechar las posibilidades que se abren en Grecia y Turquía gracias a un fuerte crecimiento del sector turístico en ambos mercados.

También habrá un nuevo servicio de invierno diario a Milán Malpensa, así como frecuencias adicionales a Copenhague, Londres, Praga, Colonia, Oporto, Marraquech, Marsella y Santiago. En Madrid, Ryanair operará un total de 45 rutas en el invierno de 2019 y prevé transportar a 6,85 millones de pasajeros.

Verano tranquilo

La compañía prevé un verano tranquilo tras los acuerdos alcanzados con los sindicatos de pilotos y tripulantes de cabina (TCP) en diferentes países europeos. No obstante, advierte de que este verano se pueden incrementar los retrasos debido sobre todo a la falta del personal de los controladores aéreos europeos que provocarán un aumento del número de los retrasos e incluso cancelaciones.

La compañía también alerta del aumento del riesgo de un 'Brexit' sin acuerdo, conforme se acerca la fecha del 29 de marzo, que afectará de forma importante a muchas compañías en Europa, aunque confía en que el tiempo de seis meses ofrecido por la Unión Europea permitirá ajustarse a la nueva situación.

Jacobs ha afirmado que el alto precio del carburante, sumado a las tarifas más bajas, acelerará las bancarrotas de las aerolíneas y consolidará el sector con una reorganización del mismo. Las más afectadas, según Jacobs, serán las pequeñas o medianas compañías que se verán abocadas a su desaparición o integración dentro de otras más grandes.

En su opinión, existe una sobrecapacidad en el sistema y eso ha provocado una reducción de precios y ha obligado a muchas compañías a reajustarse. En esta línea, estima que hay "incertidumbre" respecto al 10% de la capacidad del mercado, que lo más probable es que se acabe "reciclando" en otras aerolíneas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información