Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 20% de los coches afectados por el ‘dieselgate’ de Volkswagen no ha pasado todavía por revisión

La compañía afirma que ha contactado con todos los propietarios de vehículos que tenían los motores trucados

El logo de Volkswagen en un coche
El logo de Volkswagen en un coche AP

Hace más de dos años Volkswagen anunció que iniciaría la revisión de los modelos del grupo que estaban afectados por el dieselgate, el trucaje de motores diésel que llevó a cabo la compañía para que estos ofrecieran menos emisiones de la reales en las pruebas de laboratorio. En España estaban afectados 638.000 vehículos de las marcas Volkswagen, Audi, Seat y Skoda. La compañía explica que en estos momentos quedarían por inspeccionar --y resolver el problema-- en un 20% de las unidades que montaban el motor EA189, que generó una de las más graves crisis en la historia de la compañía. 

El presidente de Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello, ha explicado este jueves que el grupo se ha puesto en contacto con todos los propietarios de vehículos y, a quienes aún no han pasado la revisión, se les ha llamado "una, dos y tres veces" sin que hayan acudido todavía al taller. Ha subrayado que la campaña de revisión seguirá abierta y ha dado por buenos el porcentaje de las revisiones, similar a las del conjunto del grupo y "muy superior" a la que es habitual en las llamadas a revisiones por problemas en la fabricación de vehículos. "El último 20% cuesta mucho", ha afirmado.

Cuando Volkswagen planteó su plan de revisiones, algunas asociaciones de consumidores y abogados de propietarios afectados hicieron una llamada a no acudir al taller ante la posibilidad de que se pudiera recurrir el caso ante los tribunales.

La filial del grupo alemán en España cerró este año con 206.000 matriculaciones, un 11% más que el año pasado, pese a que el mercado se vio afectado por la entrada en vigor de la nueva normativa de control de emisiones, la denominada WLTP, por sus siglas en inglés. La necesidad de homologar los motores generó un cuello de botella que acabó afectando en distintas fábricas del grupo, entre ellas la de Landaben (Navarra), que tuvo que reducir la producción por falta de estoc de motores. Una vez superado ese trance, el presidente de Volkswagen Group España ha señalado que 2019 será un ejercicio "más estable" en Navarra, donde se produce el Polo y el T-Cross. Se esperan fabricar este año 320.000 unidades, según se ha transmitido a los sindicatos.

En plena crisis entre el Ministerio para la Transición Ecológica y el sector por los planes para prohibir las ventas de coches contaminantes a partir de 2040, Pérez Botello ha reclamado una "transición ordenada" que permita a la industria española recibir asignaciones de coches de combustión mientras que no llega la segunda oleada de fabricación de vehículos eléctricos. La primera, ha sostenido, se reservará a las plantas locales de las matrices de las marcas, por lo que los países que no tengan grupos de automoción propios tendrán quie esperar."Si somos excesivamente beligerantes, cuando llegue la segunda oleada quizás la fabricación del coche eléctrico no llegue aquí", ha dicho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información