Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nacer en una familia con ingresos altos hará que tu sueldo sea mucho mayor a la media

En España, el 70,8% de las personas con un contrato parcial no deseado son mujeres, según un informe de Oxfam Intermón

Una mujer con una niña, la semana pasada en el barrio de Entrevías (Madrid).
Una mujer con una niña, la semana pasada en el barrio de Entrevías (Madrid).

La pobreza y la riqueza se heredan en España. Si alguien nace en una familia de ingresos altos ganará un 40% más que quien crece en un hogar con ingresos bajos, según el informe de Oxfam Intermón presentado este lunes. "Los puestos socialmente más atractivos y mejor remunerados son acaparados normalmente por chicos y chicas de mayor renta", ha afirmado Liliana Marcos, responsable de políticas sociales de la ONG. Cuanto más desigual es una sociedad, más condicionado está el futuro de niños y niñas y menos igualdad de oportunidades habrá entre unos y otros. Si no se reducen los actuales niveles de inequidad, la OCDE estima que se necesitarán 120 años, cuatro generaciones, para que una familia del 10% más pobre alcance los ingresos medios. 

La organización no gubernamental ha publicado este lunes dos informes —uno a nivel internacional y otro centrado en España— en el marco del Foro Económico Mundial que se celebra en Davos. "En España la desigualdad se desbocó durante la crisis y aún no hemos conseguido controlarla", reza el informe. "No solo es el cuarto país más desigual de la UE, sino que, tras Bulgaria, es el segundo país europeo en el que la distancia entre ricos y personas empobrecidas ha aumentado más. Mientras que en 2008 el 10% de los hogares más ricos contaban con 9,7 veces más ingresos que el 10% de los más pobres, en 2017 tienen 12,8 veces más", continúa el documento. 

En el informe Desigualdad 1 -  Igualdad de Oportunidades 0 se destaca que la pobreza aumentó durante la crisis cuatro veces más de lo que se ha reducido con la recuperación. Una de cada seis familias de clase media cayó en la pobreza durante la recesión y no ha salido, pese a la mejora económica del país. "La desigualdad afecta a los derechos y oportunidades que tengamos en nuestra vida relacionados con la salud, esperanza de vida o la participación ciudadana, entre otros. Por ejemplo, si vives en un barrio rico de Barcelona tu esperanza de vida será 11 años más que si tu casa está en un barrio pobre. En Madrid, esta diferencia alcanzaría los siete años", apunta el director de la ONG, José María Vera, en un comunicado. "En España y en el mundo el sistema no solo no es capaz de reducir la pobreza, sino que ahora es más aguda. Reducir la desigualdad y mejorar la movilidad social es condición sine qua non para garantizar la igualdad de oportunidades", añade. 

La desigualdad económica se ceba especialmente con las mujeres. "El 70,8% de las personas con un contrato parcial no deseado son mujeres y siete de cada 10 que reciben el salario mínimo interprofesional, también", sostiene la organización. "La mayoría de las pensiones no contributivas, escasamente dotadas con 380,10 euros al mes, van a manos de mujeres. Nada menos que el 76,85% en 2017", continúa.

"Se cronifica la riqueza y la pobreza", ha explicado este lunes durante la presentación del informe Liliana Marcos. "En España los extremos son más pegajosos", ha dicho. "Hay más personas empobrecidas, pero el porcentaje de riqueza nacional que tienen que repartirse es prácticamente el mismo. No solo hay más pobres, sino que la pobreza es más aguda. Al revés ocurre lo mismo: hay más personas enriquecidas y con más recursos", ha señalado. 

Según el informe, desde el inicio de la recuperación, el crecimiento económico ha beneficiado "desproporcionadamente" a las rentas altas. "El año pasado aumentaron en 16.500 los hogares en los que no entró ningún tipo de ingreso, alcanzando los 617.000. Mientras, los ultramillonarios —personas cuyos activos netos equivalen o superan los 40 millones de euros— aumentan un 4%, llegando a la cifra récord de 1.690 personas", apunta el documento. Además, la organización apunta que el sistema educativo es "ahora más inequitativo" que antes de la crisis. "De todas las personas que abandonan prematuramente sus estudios, una de cada dos pertenece al 20% de hogares con menos ingresos", prosigue. 

La organización considera que "la precariedad laboral y un sistema de protección social ineficaz" contribuyen a alimentar la desigualdad e impiden que se garantice una vida digna a las personas más vulnerables. "El 13% de las personas trabajadoras viven por debajo del umbral de la pobreza. En 2017, el 51,65% de las personas asalariadas inscritas al régimen general de la Seguridad Social tenían un contrato temporal, parcial o ambas cosas", se indica en el comunicado. "España es la quinta economía más rica de la UE. De los Veintiocho, somos el séptimo por la cola en los países capaces de reducir la pobreza gracias a nuestro sistema de transferencias públicas. No conseguimos sacar de la pobreza ni a una de cada cuatro personas, frente Dinamarca, Irlanda o Finlandia, que lo logran con una de cada dos", ha dicho Liliana Marcos. 

"Pedimos a los partidos que incorporen medidas para combatir la precariedad salarial, garantizando un salario digno para todas las personas y aplicando iniciativas suficientes para reducir la temporalidad y la parcialidad, poniendo especial foco en las mujeres", ha explicado Lara Contreras, responsable de contenidos e incidencia de Oxfam Intermón. Y ha recalcado: "También solicitamos que España se equipare al resto de países de la UE en inversión y protección social, que exista un sistema de garantía de ingresos mínimos, y que las empresas más ricas y las personas con mayores ingresos paguen más. Llevamos años pidiendo medidas contra la evasión fiscal". 

La fortuna de los milmillonarios aumenta en 2.200 millones de euros diarios

En el mundo, la fortuna de los milmillonarios —nueve de cada 10 son hombres— aumentó en un 12% en el último año (entre mediados de 2017 y mediados de 2018), es decir, unos 2.200 millones de euros diarios (2.500 millones de dólares). "Sin embargo, la riqueza de la mitad más pobre de la población —3.800 millones de personas— se redujo en un 11%, según detalla Oxfam Intermón en el informe sobre desigualdad a nivel internacional que ha presentado este lunes, titulado ¿Bienestar público o beneficio privado? "Hay disparidad extrema entre ricos y pobres, lo cual socava la lucha contra la pobreza", ha afirmado Lara Contreras, responsable de contenidos e incidencia de la organización.

Según el documento, los países pobres pierden casi 150.000 millones de euros (170.000 millones de dólares) anuales en ingresos fiscales debido a la evasión de las grandes empresas y fortunas. "El sistema actual es incapaz de reducir la desigualdad y la pobreza, y de mejor la igualdad de oportunidades para que todas las personas puedan disfrutar de sus derechos. Muchos Gobiernos están alimentando esta crisis con sus políticas. Gravan de manera insuficiente las grandes empresas y fortunas y no consiguen recortar la evasión fiscal", indica la ONG en un comunicado. "En 2015, solo cuatro centavos de cada dólar de ingresos fiscales recaudados en el mundo provenían de impuestos sobre la riqueza, como la herencia o la propiedad", prosigue.

"Unos 3.400 millones de personas viven con menos de 5,5 euros al día, lo que es pobreza extrema en muchos países de renta media", ha explicado Contreras. "La culpa de que no se reduzca la desigualdad la tienen los Gobiernos, que no están subiendo impuestos a los ricos ni invirtiendo en políticas públicas. El problema es solucionable", ha continuado. "Las más perjudicadas son las mujeres y las niñas", ha dicho. La organización estima que, si una única empresa se encargase de realizar el trabajo de cuidados no remunerado que llevan a cabo las mujeres de todo el mundo, su facturación anual "ascendería a 10 billones de dólares, 43 veces más que la de Apple".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información