Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naturgy cerrará sus tres últimas plantas de carbón en 2020

La empresa clausurará las instalaciones de Meirama, Narcea y La Robla

El lago artificial, junto a una central térmica.
El lago artificial, junto a una central térmica.

La multinacional energética Naturgy, antes conocida como Gas Natural Fenosa, ha hecho ya la solicitud formal para el cierre de las centrales térmicas de carbón de Meirama (A Coruña), Narcea (Asturias) y La Robla (León), unas instalaciones que deben estar paradas en junio de 2020. La petición se formalizó al Ministerio de Transición Ecológica la última semana de diciembre, y este miércoles se comunicó a los comités de empresa de los centros afectados.

Naturgy se ha comprometido a recolocar en otros centros de trabajo a buena parte de la plantilla de esas centrales térmicas de carbón, y a buscar salidas individualizadas y pactadas con el resto. En el caso de Meirama, donde trabajan 77 personas, anunció un plan por el cual prevé invertir unos 80 millones de euros en un parque eólico y en un centro avanzado de gas renovable. En un comunicado, se compromete además con una iniciativa “para atraer nuevos proyectos industriales” al emplazamiento de Meirama, “en colaboración con la Xunta de Galicia”. El conselleiro de Economía de la Xunta, Francisco Conde, al trascender la noticia del cierre, reclamó a la multinacional alternativas de empleo, tras acusarle de “incumplir de nuevo sus compromisos con Galicia”.

La central de Narcea emplea a 82 personas, y La Robla a otros 80, y el compromiso de la compañía es también recolocar a la mayoría de la plantilla y pactar salidas con el resto, al tiempo que se negocia con los Gobiernos autonómicos afectados alternativas a esta actividad.

El pasado noviembre solo había 2.046 los trabajadores adscritos al régimen especial de la minería del carbón. En 1985 eran 51.420. El anuncio de Naturgy está en línea con la actuación de otras grandes multinacionales, que están cerrando a marchas forzadas varias de sus plantas a lo largo y ancho del país que se van haciendo cada vez menos viables económicamente. Las empresas del sector ya ha solicitado que nueve de las 15 centrales de carbón que hay en España cierren sus puertas en el próximo año y medio: además de las tres plantas que ahora confirma que cerrará Naturgy, Iberdrola y Endesa ya pidieron clausurar cuatro de sus centrales.

Según argumenta la empresa, son “las políticas energéticas impulsadas por Europa y España, junto al actual contexto de mercado y regulatorio” que “no permiten la viabilidad económica de las centrales de generación con carbón”. El cierre de estas tres plantas, añade la empresa, se enmarca “dentro de un nuevo contexto regulatorio medioambientalmente más exigente, en el cual es obligatorio afrontar nuevas inversiones para que las plantas puedan continuar funcionando más allá de 2020”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >