Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calviño asegura a los inversores que la tasa Tobin no provocará distorsiones

La ministra califica el espionaje de BBVA como un asunto "serio" y que puede dañar la reputación de la entidad

La ministra de Economía, Nadia Calviño, clausura la segunda jornada del Spain Inversors Day.
La ministra de Economía, Nadia Calviño, clausura la segunda jornada del Spain Inversors Day. EL PAÍS

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha asegurado este miércoles que el impuesto a las transacciones financieras, la llamada Tasa Tobin, no tendrá efectos distorsionadores sobre el mercado bursátil español. “Hemos estudiado muchos modelos de este tributo y, al final, hemos tomado el francés porque ha distorsionado poco el funcionamiento de la Bolsa”, ha señalado la titular de Economía ante un foro de inversores internacionales reunidos en Madrid, el Spain Investors Day, una cita en la que fondos extranjeros y empresas españolas entran en contacto para estudiar posibles operaciones.

El impuesto sobre las transacciones financieras será presentado este viernes por el Gobierno, y consistirá básicamente en una tasa del 0,2% aplicable a las compras de acciones. El tributo no gravará ni las salidas a Bolsa ni los títulos de deuda, y con él se esperan recaudar unos 850 millones de euros al año. “Tenemos aquí entre nosotros al presidente de Bolsas y Mercados Españoles, y él puede atestiguar que el mercado español es muy eficiente a la hora de captar financiación para las grandes empresas españolas”, ha añadido.

Ante un nutrido aforo de inversores foráneos, la ministra ha defendido la necesidad de combinar la disciplina fiscal con la búsqueda de la cohesión social. “La deuda bajará en 2,7 puntos de PIB entre finales entre 2017 y 2019”, ha recalcado. Pero a la vez ha insistido en que el Gobierno ha planteado muchas medidas necesarias para mejorar los problemas de desigualdad generados con la crisis. “Los inversores estarán conmigo en que un país con paz social es mucho mejor”, ha remachado. Calviño ha explicado que el margen para atajar el gasto es más limitado por el reto demográfico. De ahí que haya que fijarse en los ingresos. “En la actualidad la presión tributaria está en el 34,5% del PIB, muy por debajo del 41,4% de la zona euro”, ha apuntado.

Calviño también ha destacado que las bases del crecimiento de la economía española son mucho más equilibradas, con una inflación todavía más baja que la europea a fecha de diciembre, un desendeudamiento continuado de empresas y familias, y un superávit con el exterior, este último “una novedad” nunca antes compatible en España con crecimientos sostenidos y robustos. Aun así, ha subrayado ante los fondos internacionales presentes que España no genera el suficiente ahorro, y que por eso necesitará inversiones de fuera, sobre todo para la transición energética. La ministra Teresa Ribera ya había afirmado este martes en el mismo evento que se necesitarían unos 200.000 millones hasta 2030 para inversiones en energías renovables, la conocida como descarbonización de la economía.

Por otra parte, al ser preguntada por el espionaje de BBVA a altos cargos utilizando al comisario Villarejo, la ministra Calviño ha calificado el escándalo como "serio": “Cualquier acto o situación que pueda dañar a una institución financiera es un tema serio. Pero se trata de un asunto encauzado desde el punto de vista penal y ahí es donde se dirimirán posibles responsabilidades”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >