Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, el tercer país de la OCDE con más gasto en pensiones de viudedad

El desembolso en prestaciones de supervivencia superó el 2% del PIB

Pensionistas manifestándose en la puerta del ayuntamiento de Bilbao
Pensionistas manifestándose en la puerta del ayuntamiento de Bilbao Efe

España es uno de los países del mundo desarrollado y, probablemente, del mundo que más gasta en las llamadas pensiones de supervivencia, es decir, las de viudedad y orfandad. Supone cada año más de 20.000 millones de euros, una cantidad que ronda el 2,2% del PIB. Entre los países de la OCDE solo le superan Grecia y España, con lo datos de 2014, los que ha tomado el think tank de los países más desarrollados del mundo para su informe Pension Outlook 2018.

Medido respecto al gasto sobre el PIB, solo Italia y Grecia realizan un desembolso superior al de España, ya que ambos sobrepasan el 2,5% del PIB. Por debajo aparece Dinamarca, justo en el umbral del 2% sobre el tamaño de la economía de este país, donde estas prestaciones se financian con fondos privados. En el conjunto de la OCDE, el desembolso se sitúa en torno al 1%.

Otro de los datos que pone sobre la mesa el club de países industrializados es que España tiene el ratio de pensiones de viudedad más alto por cada 100 de jubilación, casi 50. Por debajo se sitúan Turquía y Lituania.

Al comienzo de los debates para la renovación del Pacto de Toledo en esta edición, el Gobierno anterior y, también, CC OO pusieron sobre la mesa la posibilidad de que estas prestaciones se financiaran con impuestos. Otros, PdeCAT, fueron más allá y reclamaron una reflexión en torno a si tenían sentido en su diseño actual. También lo hace el secretario de Estado de la Seguridad Social actual, Octavio Granado, en sus últimas intervenciones, aunque no hay propuestas sobre qué hacer con ellas.

El concepto que subyace en torno a estas reflexiones es que el mercado laboral no es el mismo que el de los años 60, cuando se definieron buena parte de las prestaciones que la Seguridad Social paga ahora. Dicho de otra forma, entonces las mujeres se están incorporando al mercado de trabajo y aunque siguen teniendo tasas de actividad y empleo menores que las de los hombres, están cerca de ellos, y aquella prestación pensada hace décadas para asegurar un nivel de mínimo de vida para aquellas mujeres cuyo marido falleciera pronto debería cambiar.

La OCDE sí que da el paso de pedir cambios en la regulación. Y pide que las prestaciones sean temporales y estén disponibles para "ayudar a adaptarse a la nueva situación".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >