Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de México advierte sobre la incertidumbre ante el Gobierno de López Obrador

El banco central señala que la nueva administración debe incentivar la inversión y rebaja su previsión de crecimiento para el 2019

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, este miércoles.
El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, este miércoles. Cuartoscuro

El Banco de México ha reconocido este miércoles que la incertidumbre alrededor de las decisiones del próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador está condicionando el futuro de la economía del país. El banco central, además, ha rebajado la previsión de crecimiento para 2019 —el primer año de gobierno del líder de Morena— de un rango de entre 1,8% y 2,8%, estimado a mitad del año, a uno entre el 1,7% y 2,7%. “Es una revisión de una décima y tiene que ver con la actualización de la información disponible. Es un ajuste pequeño. Hay muchos elementos de incertidumbre que están por conocerse, como el presupuesto para 2019”, ha explicado el gobernador de la institución, Alejandro Díaz de León, en la presentación de su informe trimestral.

Las dudas sobre las políticas económicas que la administración de López Obrador adoptará podrán disiparse en los próximos días cuando los presupuestos para el próximo año se hagan públicos. El equipo del presidente electo ha anticipado que el proyecto es “austero y responsable”. El banco central, sin embargo, ha apuntado que será crucial disponer de información sobre el rumbo que López Obrador desea llevar en materia económica. “Es muy importante que haya un mensaje sobre la política pública que consideran y la que no consideran. Lo que va a generar confianza es una estrategia clara y una ejecución en tiempo y forma”, añadió Díaz de León.

Los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México han subrayado en su informe que la incertidumbre y el nerviosismo ha incrementado en los últimos meses por tres factores: la cancelación del nuevo aeropuerto de Ciudad de México, la expectación por el modelo de negocio que adoptará Petróleos Mexicanos (Pemex) frente a su decadente situación financiera, y las iniciativas legislativas sobre el sistema bancario. “Persisten elementos de incertidumbre acerca de las políticas que implementará la siguiente administración y sus implicaciones, en particular, sobre diversos detalles de las mismas que pudiesen incidir en la confianza de los inversionistas y en el desempeño económico del país. Por consiguiente, no pueden descartarse nuevos episodios en los que el peso mexicano experimente presiones adicionales hacia una mayor depreciación y los mercados financieros nacionales registren elevada volatilidad”, señala el informe del banco central.

El martes López Obrador aseguró en un vídeo que será prudente con el gasto público, que no elevará los impuestos y que las inversiones en México estarán seguras. “México va a ser un país seguro, que va a dar mucha confianza a la inversión que, además, la necesitamos, porque no solo vamos a utilizar la inversión pública, necesitamos también la inversión privada nacional y aumentar la inversión extranjera y ya estamos haciendo acuerdos”, dijo el presidente electo. El gobernador del Banco de México ha insistido en que es indispensable que el nuevo gobierno mantenga al país como un destino de inversión. Además la institución ha señalado en su informe en la importancia de que López Obrador atienda problemas como la seguridad pública y la corrupción para garantizar el crecimiento de la economía mexicana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información