Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ministra Montero: “No contemplamos la prórroga de los Presupuestos”

La ministra de Hacienda calcula que la sentencia del Supremo sobre las hipotecas tendrá un coste máximo de 5.000 millones para las comunidades autónomas

María Jesús Montero, durante su intervención en el Foro Cinco Días.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado este martes en el Foro CINCO DÍAS que "no contempla la prórroga presupuestaria". La titular de Hacienda con un perfil más político en democracia ha asegurado que su "idea es tener el acuerdo avanzado de manera que los Presupuestos puedan entrar en el Congreso a principios de diciembre". La tramitación parlamentaria de las cuentas públicas se extendería durante tres meses, ha precisado.

Montero fue preguntada sobre las declaraciones de su compañera de Gabinete, la ministra de Economía, Nadia Calviño, que el lunes aseguró antes de entrar a la reunión del Eurogrupo que no cerraba la puerta a la prórroga presupuestaria. La ministra rechazó que tengan previsto prorrogar las cuentas, pero no lo descartó. Montero subrayó: "No contemplo el escenario de no aprobar los Presupuestos". Y remarcó: "Cada cosa tiene sus tiempos y las negociaciones tienen sus tiempos. Estamos buscando puntos de encuentro en el Congreso. Es complicado que algunas formaciones políticas que buscan intereses cortoplacistas no voten a favor de estos Presupuestos. Hay que dejar que los temas maduren", agregó.

Las declaraciones de la ministra se producen después de que los partidos independentistas catalanes, ERC y PDeCAT, anunciaran la semana pasada que no negociarían los Presupuestos tras conocer las acusaciones de la fiscalía y la Abogacía del Estado a los organizadores del referéndum ilegal del 1-O.

Evitar la subida para los autónomos

Montero también ha anunciado este martes en el Foro CINCO DÍAS que mantendrá los límites para acogerse el régimen de estimación objetivo o de módulos y no endurecerá el año que viene, como estaba previsto, este tipo de tributación. Se trata de una medida fiscal que beneficiará a medio millón de autónomos, según calcula la titular de Hacienda.

La actual legislación preveía que en 2019 se endurecieran los umbrales para acogerse a este particular régimen de tributación. De hecho, a partir del próximo año se excluiría de este régimen, que permite a los autónomos pagar impuestos en función de algunos parámetros como los metros del local o el consumo de electricidad entre otros, cuando los rendimientos íntegros del autónomo superen los 150.000 euros, cuando la facturación a otros empresarios o profesionales supere los 75.000 euros o en el caso de que las compras en bienes y servicios superen los 150.000 euros.

Pero la ministra de Hacienda ha avanzado que mantendrá los actuales límites de exclusión y no endurecerá la tributación por módulos en 2019. Así, el límite de exclusión del sistema se mantiene en los límites actuales que impiden a los empresarios individuales acogerse a este régimen cuando los rendimientos íntegros del autónomo superen los 250.000 euros, cuando la facturación a otros empresarios o profesionales superen los 125.000 euros o en el caso de que las compras en bienes y servicios superen los 250.000 euros.

No prorrogar Presupuestos

Durante su intervención, Montero ha asegurado que no contempla una prórroga presupuestaria puesto que mantiene abierta la negociación con los partidos de la oposición, pese a que los partidos independentistas catalanes ya han avisado de que no negociarán las cuentas del Estado tras conocer la semana pasada las acusaciones de la fiscalía y la Abogacía del Estado por el 1-O. "Hay que dar tiempo para que las cosas se asienten", ha indicado la ministra.

Impuesto sobre las hipotecas

La ministra ha tratado de ser prudente sobre la decisión del Tribunal Supremo respecto al impuesto a las hipotecas. Ha insistido en que hay que esperar a la decisión del pleno del alto tribunal que aclarará quién tiene que pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados, el banco o el cliente y si la decisión comporta retroactividad. "El impacto para las comunidades autónomas si la retroactividad es a cuatro años serían 5.000 millones de euros en las arcas públicas, pero se reclamaría a las entidades financieras", ha explicado la ministra. "Tenemos que compatibilizar los derechos de los ciudadanos pero no es el Estado el que tendría que aportarlo", añade.

La ministra ha evitado responder a la posibilidad de que el Supremo certifique que el impuesto lo pagan los bancos, lo que provocaría una reclamación de los ciudadanos a las agencias tributarias autonómicas, y que estas no pudieran cobrar ese impuesto pasado a los bancos porque en aquel momento no estaba definido el sujeto pasivo. "Me preocupa que me haga esa pregunta", ha dicho.

"Nosotros consideramos que la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) no va a tener efectos en pérdida de empleo", ha asegurado por otro lado Montero, que ha recordado que en ocasiones pasadas esta medida ha aumentado el consumo y "ha supuesto un resorte para el dinamismo económico".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >