Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hasta los huevos del Brexit”: el cartel de un empresario millonario que irrita a los euroescépticos de Reino Unido

El fundador de Pimlico Plumbers prefiere ir a la cárcel que retirar el anuncio, que ha colocado en varias ubicaciones

Uno de los carteles pagados por Pimlico contra el Brexit en una galería comercial de Londres
Uno de los carteles pagados por Pimlico contra el Brexit en una galería comercial de Londres REUTERS

Hay gente con la destreza de defender con osadía una causa noble y a la vez sacar rédito de su arrojo. El cartel que ha colocado el empresario Charlie Mullins en lo alto de la sede de su empresa, "Bollocks to Brexit" (algo así como hasta los huevos del Brexit o que le den al Brexit) ha irritado a los votantes euroescépticos que pasan delante de él cada mañana, alertado al distrito municipal londinense de Lambeth y hecho las delicias de los partidarios de permanecer en la UE, que jalean a Mullins para que se mantenga firme.

Antiguo donante de fondos del Partido Conservador, el fundador del negocio de fontanería más próspero de Londres, con 440 empleados, se ha opuesto al Brexit desde un principio.Todas sus contribuciones se destinan ahora a las campañas puestas en marcha para exigir un segundo referéndum al Gobierno. La orden de las autoridades locales de que retire la publicidad, que ha extendido más allá de la sede de su negocio, le trae sin cuidado. Le han advertido de que se trata de un lenguaje impropio, y que necesita un consentimiento administrativo expreso para mostrar una publicidad tan explícita.

Mullins cree que se trata de una cuestión de libertad de expresión. Y no le faltan precedentes. Tan británicos y asumidos en la historia reciente del país que a la fuerza despiertan simpatía entre muchos ciudadanos de mediana edad. En 1977, la banda punk Sex Pistols llamó a su único álbum grabado en estudio Never Mind the Bollocks. Siempre hay un ingenuo útil en estas historias. En este caso fue un policía que retiró los discos de las tiendas con el argumento de que incumplían la Ley de Publicidad Indecente de 1899. Los tribunales, que gracias a un fantástico abogado defensor supieron, como el resto del público, que la expresión "bollocks" ya se utilizaba en textos medievales británicos como señal de desprecio, levantaron la prohibición. Las ventas se dispararon. Hoy es un clásico de la cultura británica.

Mullins no aspira a tanto, pero está encantado con el ruido provocado por su anuncio. "Seguimos diciendo que nos importa un huevo el Brexit y el mejor modo de que el mensaje llegue alto y claro es acudir a la marcha por el futuro del próximo sábado en Londres. Probablemente lo más importante que haremos este año", ha colgado en su cuenta de la red social Twitter, donde tiene 20 millones de seguidores. Los fundadores de People's Vote, la organización que reclama una nueva consulta sobre la salida de Reino Unido de la UE, han convocado para este fin de semana una gran manifestación a la que asistirán relevantes figuras públicas. Entre otros, el alcalde laborista de Londres, Sadiq Khan.

Otro de los carteles de Pimlico en Londres
Otro de los carteles de Pimlico en Londres AFP

Mullins, que parece un clon del cantante Rod Stewart, sabe combinar en cualquier caso la temeridad con la prudencia. Este miércoles, cambió el diseño de su cartel. Sigue diciendo "Hasta los huevos del Brexit", pero en tipografía algo más reducida. El resto del espacio lo dedica a promocionar, en grandes letras, la marcha por el futuro del sábado. Lo anunciaba él mismo en su blog, y se despedía con un "Di que estás hasta los huevos del Brexit marchando con nosotros por el futuro".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información