Huelga en Ryanair

Ryanair recorta un 12% su previsión de beneficios por las huelgas y cae en Bolsa

La aerolínea cierra dos bases en Holanda y Alemania y recortará su capacidad en la temporada de invierno

Mostrador de la aerolínea Ryanair en el aeropuerto de Barajas el pasado viernes.
Mostrador de la aerolínea Ryanair en el aeropuerto de Barajas el pasado viernes.Andrea Comas

Ryanair ha reducido en un 12% su previsión de beneficios para el presente ejercicio fiscal (31 de marzo de 2018 a 31 de marzo de 2019) debido al aumento de los precios del combustible y las pérdidas como consecuencia de la oleada de huelgas de pilotos y tripulantes de cabina que está sufriendo la aerolínea en toda Europa. La compañía ha avisado que recortará su capacidad para la temporada de invierno con el cierre de dos bases en Holanda y Alemania. La acción ha respondido con una caída del 12,8% en la Bolsa de Dublín.

Más información

Así, la aerolínea irlandesa prevé cerrar el ejercicio con unas ganancias de entre 1.100 y 1.200 millones de euros, frente a la horquilla inicial de entre 1.250 y 1.350 millones, según un comunicado de la empresa. La compañía ganó 1.450 millones de euros en el ejercicio fiscal de 2018. Todas estas previsiones no incluyen el efecto de la compra de Laudamotion, que supondrá unas pérdidas de 150 millones de euros.

Ryanair explicó que tanto el tráfico como las tarifas del segundo y tercer trimestre fiscal serán algo menores de lo esperado en gran parte como resultado de los paros, que ha obligado a disminuir las tarifas para las reservas de octubre y de Navidad “al haberse visto afectada la confianza del cliente por el temor nuevas huelgas”. La factura de combustible será de aproximadamente 460 millones de euros más que el año pasado, 30 millones por encima de lo previsto inicialmente.

La aerolínea no descarta más paros en los últimos tres meses del año, lo que supondría una nueva reducción de sus previsiones financieras "y puede requerir un recorte adicional de la capacidad" en la temporada de invierno.

La compañía sigue atribuyendo estas “huelgas innecesarias” a los sindicatos “incitados por los empleados de la competencia”, a pesar de que “Ryanair aceptó satisfacer las demandas sindicales y los contratos y leyes locales”, según el consejero delegado, Michael O'Leary. La aerolínea ha sufrido tres grandes paros desde el pasado mes de julio: un paro de los pilotos irlandeses y dos huelgas coordinadas de las tripulaciones y los pilotos en Alemania, Holanda, Bélgica, España y Portugal.

Debido a este incremento de costes, Ryanair recortará en un 1% su capacidad para la temporada de invierno de 2018, a partir del 5 de noviembre. Para ello, cerrará la base de cuatro aviones en Eindhoven, aunque la mayoría de las rutas hacia o desde la ciudad holandesa continuarán con aviones basados en el extranjero. También se clausurará la base de dos aviones en Bremen, que se realizará con aviones no alemanes. Y la base de cinco aviones de Niederrhein se reducirá a tres aviones. La compañía señala que consultará con los pilotos y tripulantes de cabina para minimizar las pérdidas de empleos, ofreciéndoles vacantes y permisos remunerados.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50