Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Espacio patrocinado por Banca March

Tecnología, índices y oligopolios crecientes

La teoría de la selección natural de Darwin también se puede aplicar a las empresas

Durante este ciclo, la economía estadounidense, sus resultados empresariales y la Bolsa se han visto muy beneficiados por la contribución de las empresas tecnológicas y de la nueva economía. Buen ejemplo de ello, es la imparable trayectoria del índice S&P 500, dentro de un entorno de retornos bursátiles negativos para el resto de los principales mercados mundiales. La mayor ponderación del sector tecnológico en este índice (26%), frente a la de otros como el Eurostoxx (+9%), o el Ibex 35 (0,4%), explican una parte importante de las diferencias de comportamiento.

Más destacable es el hecho que casi un 50% de la subida del S&P 500 de este año se explica por el buen comportamiento de cuatro de las compañías que se agrupan bajo el acrónimo FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google). Este grupo de grandes multinacionales americanas, es uno de los mejores representantes de la nueva economía y del cambio de hábitos de los consumidores a nivel global, de un mundo mucho más dirigido a obtener la información, decidir y comprar a través de Internet. Son crecientes oligopolios que controlan los mercados donde operan y presentan fuertes tasas de crecimiento, eso sí, en muchos casos cotizando con una fuerte prima de valoración.

Pero, ¿qué es tecnología? ¿pesa verdaderamente un 26% en el S&P500?, ¿Son Amazon, Google o Twitter compañías tecnológicas? Estas preguntas tienen difícil contestación y buena prueba de ello es que, el próximo 28 de septiembre, S&P y MSCI modificarán la metodología que determina los miembros y pesos de cada sector dentro de sus índices. Se trata de los cambios más significativos de la historia, con los que persiguen reflejar mejor la naturaleza del negocio de cada compañía en su sector. Las dos modificaciones principales consistirán en que:

1) El sector de Telecomunicaciones incrementará su ponderación en un 8% (hasta el 10%), al pasar a incorporar compañías de servicios de comunicaciones como Netflix y Tripadvisor. Este sector, tradicionalmente aburrido, endeudado y con poco crecimiento cambiará radicalmente y su ratio precio beneficio a 12 meses se verá incrementado un 67% hasta 19,8 veces.

2) El índice de tecnología reducirá su peso del 26% actual, al 21% perdiendo compañías como eBay, Alphabet, Facebook y Twitter que pasarán a formar parte de consumo discrecional y servicios de comunicación. A partir de ahora, dentro del grupo FAANG, tan sólo Apple permanecerá dentro del sector tecnológico.

La nueva configuración de los índices es la confirmación de que la teoría de la selección natural de Darwin también se puede aplicar a las empresas; y que, a medida que las compañías crecen, triunfan y desbancan negocios tradicionales, terminan permeabilizando en la economía.

De todas formas, para aquellos que piensen que la tecnología de las FAANG es tan rupturista que las acciones van a seguir subiendo sin descanso, miren las BAT: Baidu (el Google chino), Alibaba (rival de Amazon), y el gigante Tencent. No son tan diferentes y desde el comienzo de las amenazas de la guerra comercial, se han mostrado vulnerables. En los últimos seis meses se han comportado un 37% peor.

Joan Bonet Majó es director de Estrategia de Mercados de Banca March.