Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La flota andaluza mantendrá su cuota de pesca tras el acuerdo de Marruecos y la UE

Las negociaciones buscan incluir las aguas del Sáhara tras la sentencia del TJUE que falló que no eran de soberanía marroquí

Pesqueros amarrados en el puerto de Barbate (Cádiz) al haber expirado el protocolo de pesca firmado entre Marruecos y la Unión Europea
Pesqueros amarrados en el puerto de Barbate (Cádiz) al haber expirado el protocolo de pesca firmado entre Marruecos y la Unión Europea EFE

Marruecos y la Unión Europea han sellado este viernes el acuerdo pesquero. El pacto había sido anunciado a primera hora de la mañana por el ministro de Agricultura y Pesca español, Luis Planas, en una entrevista en RNE, en la que avanzó que ese acuerdo ya estaba “cerrado en aspectos esenciales”. “Marruecos y la UE han acordado el contenido del futuro acuerdo de pesca sostenible y su protocolo de aplicación”, han anunciado por la tarde ambas partes en un comunicado conjunto.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, expresó su "satisfacción" por el nuevo acuerdo de pesca alcanzado entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, que "permite a nuestra flota andaluza mantener sus cuotas de pesca", pero ha pedido "prudencia" y ha reclamado "ayudas
al sector mientras no se ratifique el pacto".

En la misma línea que la jefa del Ejecutivo andaluz, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, expresó este viernes su "satisfacción" por el nuevo acuerdo de pesca que permite a la flota andaluza mantener sus actuales cuotas de pesca y la misma
actividad que ahora, tanto en número de barcos como en puestos de trabajo.

En un comunicado, Sánchez Haro consideraba que estamos ante "una buena noticia para Andalucía", aunque hacía un "llamamiento a la prudencia" hasta conocer con detalle el pacto alcanzado y, sobre todo, hasta que el mismo sea plenamente ratificado y entre en vigor.

Las conversaciones para la renovación del pacto estaban en marcha desde el pasado abril. Sin embargo, el acuerdo anterior espiró finalmente el pasado 14 de julio sin que se llegara a un punto en común. En esta ocasión, las conversaciones fueron más complicadas por celebrarse después del fallo del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) del pasado mes de febrero, que estableció que las aguas del Sáhara Occidental no eran de soberanía marroquí. Este veredicto chocaba con Rabat, que considera “una línea roja” su soberanía sobre las aguas saharauis, donde se pesca más del 90% de las capturas de la flota europea en el marco del acuerdo actual.

Fuentes comunitarias precisaron a Efe que el documento “respeta la sentencia del TJUE” y que hay una referencia “explícita” al Sáhara Occidental.

Compromiso con "los territorios implicados"

El comunicado señala que este acuerdo mejora el anterior “para maximizar los beneficios para las poblaciones locales en los territorios implicados, respetando los principios de gestión sostenible de los recursos pesqueros y la equidad”. “Esto confirma el compromiso de ambas partes para reforzar su asociación en dos sectores estratégicos: agricultura y pesca marítima”, agrega.

Los dos bloques tomarán “las medidas necesarias” para la entrada en vigor del acuerdo lo antes. La siguiente fase será su ratificación en el Parlamento Europeo, recordó el ministro Planas en su entrevista. Esto supone que el acuerdo no entrará en vigor nada más se cierre. Por eso Planas apuntó que la flota podrá volver a faenar “a partir de septiembre”.

Ante esta situación, de “semanas o quién sabe si unos meses”, el responsable de Agricultura y Pesca admitió la necesidad de acelerar las ayudas a los armadores y tripulantes, que ya anunció hace unos días. En línea con estas declaraciones, anunció que ya ha dado instrucciones para comenzar el proceso administrativo.

El pacto anterior permitía el acceso a aguas marroquíes a unas 120 embarcaciones comunitarias. España era el Estado miembro más beneficiado. A cambio, el bloque comunitario pagaba a Rabat 30 millones al año.