Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobernador asume el cargo consciente “del enorme desgaste de la reputación” del Banco de España

Pablo Hernández de Cos considera que el "verdadero test" para recuperar prestigio social es "ser capaces de identificar a tiempo los riesgos"

Pablo Hernández de Cos, nuevo gobernador del Banco de España
Pablo Hernández de Cos, nuevo gobernador del Banco de España EFE

Pablo Hernández de Cos (Madrid, 1971), ha tomado posesión de su cargo de gobernador del Banco de España este martes en el salón de actos por un mandato de seis años. Arropado por varios presidentes de bancos, Jordi Gual, de CaixaBank, Josep Oliu, del Sabadell, José Ignacio Goirigolzarri, de Bankia y Pedro Guerrero, de Bankinter, así como el vicepresidente del Santander España, José Manuel Cendoya, y con la ausencia de directivos del BBVA "por motivos de agenda", según el banco, el nuevo máximo responsable del supervisor pronunció un discurso admitiendo los problemas de la institución con sinceridad: "Tras una crisis financiera sin precedentes, la reputación de los actores de política económica, de los bancos centrales en particular, incluso de la profesión económica en su conjunto, ha sufrido un enorme desgaste".

Y se citó como prueba de ello "los cambios regulatorios e institucionales puestos en pie para evitar que se vuelvan a producir situaciones similares. Sin embargo, el verdadero test, aquel en el que nos jugamos el prestigio social y la credibilidad, pasa porque verdaderamente seamos capaces de identificar a tiempo los riesgos y vulnerabilidades, que seamos capaces de alertar sobre ellos y, dentro de nuestras competencias, seamos capaces de actuar para mitigarlos o contribuir de manera decisiva a que se actúe cuando ello corresponda a otras instancias", unas frases que pueden ser entendidas como una admisión de errores del pasado.

Ante la ministra de Economía, Nadia Calviño, y la de Hacienda, María Jesús Montero, así como los presidentes el de la CNMV, Sebastián Albella, y de la AEB, José María Roldán, el nuevo gobernador del Banco de España, citó como primer objetivo "nuestra inserción en el Eurosistema y en el Mecanismo Único de Supervisión. Hay quien piensa que esto implica que el Banco de España tiene un papel cada vez menos protagonista, dado que las principales funciones ligadas a la política monetaria y de supervisión se deciden en ese marco. Sin embargo, a mí, la experiencia nos ha enseñado que ese contexto tiene un gran potencial para una institución como la nuestra que siempre se ha preciado de la solidez de su criterio".

Y concluyó que los esfuerzos se deben dirigir "a estrechar los lazos de inserción, colaboración y coordinación con nuestros socios europeos con un propósito fundamental: reforzar nuestro peso y capacidad de influencia en la toma de decisiones".

El primer pilar, la independencia

Para cumplir estos objetivos "el primer pilar es nuestra independencia, que debe fundamentarse sobre análisis y decisiones basadas en el máximo rigor intelectual. Esta es también la mejor base desde la que abordar la necesaria rendición de cuentas y transparencia ante la sociedad".

En tercer lugar, citó la "excelencia en nuestra tarea y promoviendo la excelencia de nuestros trabajadores. Esta excelencia ha sido y es, sin duda, uno de los sellos distintivos de esta Institución. Mi firme compromiso es sostener el tradicional esfuerzo del Banco de España por mantener y mejorar el capital humano de esta casa".

A las ministras presentes les mostró este martes su "firme compromiso" por mantener una "estrecha colaboración" con los ministerios de Economía y Hacienda, al tiempo que ha agradecido al exministro de Economía Román Escolano, también presente en el acto, la propuesta y defensa de su nombramiento. Por primera vez en democracia, la ministra de Economía que presentó al gobernador no había dirigido las negociaciones para su elección ya que fue el Gobierno del PP el que le eligió. Pese a esta curiosa circunstancia, Calviño dijo que Hernández de Cos asumía su nuevo cargo en una casa que "conoce a la perfección y en la que es de sobra conocido", y que tras su ingreso en 1987 se ha labrado una "sólida trayectoria" en la institución y en el BCE.

"He superado dos décadas en el Banco de España, es mi casa. Es un verdadero honor haber sido nombrado gobernador", ha destacado Hernández de Cos, quien ha dicho que la carrera en la institución monetaria solo puede entenderse desde "múltiples interacciones y debates".

El nuevo gobernador ha agradecido la ayuda recibida por parte del equipo del Banco de España, entre ellos el subgobernador, Javier Alonso, y ha hecho extensible el agradecimiento a los representantes de la Comisión de Economía del Congreso, haciendo especial mención a su predecesor, Luis Linde, por haberle nombrado director de Estadística, el paso "necesario" para llegar a ser gobernador. "Gracias por tu apoyo constante estos años, espero estar a la altura de la herencia que dejas", le ha dicho. Entre los presentes en el acto también estaban algunos ex altos cargos, como Mariano Herrera, que fuera director general de supervisión hasta que fue imputado (y después se retiró su imputación) por el caso Bankia.

El primero en intervenir en el acto fue Linde, que destacó que su sucesor ha sido "muy bien recibido" por el Banco de España y por el consejo de gobierno del Banco Central Europeo, y resaltó su "gran esfuerzo" y el "intenso" trabajo desarrollado en estos seis años para la superación de la crisis.

El subgobernador, en boca de todos

"Hace seis años dije que el Banco de España es una institución fuerte, con magníficos profesionales, pero las tareas son complejas y necesita comprensión y ayuda de todos", ha enfatizado, para remarcar a continuación que se trata de una "gran institución española" ligada
a la UE, y que su "independencia, capacidad técnica y prestigio" supone una defensa de los intereses generales. "Sé que no confías en la suerte, sino en el esfuerzo diario y el trabajo bien hecho, pero os deseo mucha suerte", ha agregado.

Calviño también alabó su "responsabilidad, rigor, generosidad\ recordó que la colaboración entre el Banco de España y el Ministerio de Economía que "debe ser fluida". "Espero que nos permita cosechar grandes éxitos, que serán los éxitos de España", ha añadido.

En el cóctel posterior, el tema más recurrente entre las autoridades y los periodistas presentes fue el nombramiento del futuro subgobernador. El actual, Javier Alonso, fue nombrado el año pasado tras la marcha de Fernando Restoy a Basilea, por lo que le quedan más de cuatro años de mandato. Pese a que han circulado diferentes nombres como candidatos al puesto, en los corrillos se recordaron las palabras de Cos sobre Alonso, cuando dijo que " tu ayuda y tu profundo conocimiento del Banco me están haciendo más fáciles estas primeras semanas en el cargo". Se repitió la idea de que Alonso contaba con el total apoyo de Cos y que no había prisa por realizar el relevo, salvo que se recibiera alguna indicación del Gobierno.

Más información