Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Corte Inglés convoca dos consejos extraordinarios para tratar la continuidad del presidente

A la inicial citación del secretario del consejo para este jueves sucedió otra del presidente de los grandes almacenes para el 12 de julio

El Corte Ingles
Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés, con Marta y Cristina Álvarez Guill, consejeras del grupo, en 2015. EL PAÍS

El Corte Inglés ha convocado dos consejos de administración, aunque con un mes de diferencia. El primero ha sido convocado a las 12 horas del próximo jueves por el secretario del consejo, Antonio Hernández-Gil, después de un intento de acuerdo entre las partes que se celebró a primera hora de la mañana. El segundo ha sido convocado por el presidente del grupo, Dimas Gimeno, para el 12 de julio, haciendo uso de su "condición de presidente".

Las primeras informaciones difundidas por el equipo de Dimas Gimeno habían anunciado que sería el mismo día con una hora de diferencia; pero finalmente se ha hecho la convocatoria para el 12 de julio, como inicialmente había pretendido. La existencia de las dos citaciones ha generado confusión porque la celebración del segundo consejo no tendría lugar si el presidente actual es destituido el jueves. por ello, los jurídicos estudian si dicha convocatoria tiene algún sostén legal.  

En todo caso, existen grandes diferencias una y otra. Mientras el orden del día de la primera convocatoria se limita a tres puntos (aprobación del acta de la anterior reunión, cese y nombramiento del presidente del consejo de administración y ruegos y preguntas), el del consejo convocado por Gimeno se compone de siete puntos y es mucho más extenso en las explicaciones. Incluye entre esos puntos los tres referidos anteriormente, aunque en el segundo dice textualmente "acuerdo sobre la adopción de un plan de sucesión del presidente, de conformidad con las prácticas ordinarias de gobierno corporativo".

Gimeno no deja pasar la oportunidad del consejo para tratar temas que considera trascendentes como la auditoría sobre el departamento de seguridad y la salida a Bolsa. En concreto, en el punto dos incluyen la petición de "un informe jurídico sobre el cumplimiento de los requisitos para la convocatoria del consejo de administración, las consecuencias jurídicas y la necesidad de adaptar la compañía a las normas de buen gobierno". En el tres pide "un acuerdo sobre la constitución de la preceptiva comisión de nombramientos y retribuciones de conformidad con lo establecido en el artículo 47 de los estatutos sociales".

Es el punto cinco en el que plantea un "análisis de las actuaciones realizadas y a realizar en relación a las denuncias sobre prácticas irregulares en distintas áreas de negocio de la compañía" y la postura del consejo "en base a sus competencias idelegables sobre la estrategia de la compañía para los próximos años y, en especial con la posible salida a Bolsa".  

En la citada reunión matinal, Gimeno se entrevistó con uno de los consejeros delegados, Jesús Nuño de la Rosa, y le propuso la celebración del consejo extraordinario el 12 de julio. Sin embargo, la propuesta fue rechazada. Acto seguido, el secretario del consejo, Antonio Hernández-Gil, lanzó la convocatoria. Ante esa situación, los abogados de Gimeno han considerado que era necesario que él ejerciera su autoridad y convocara un consejo paralelo, que en principio se planteó para el mismo día.

El consejo había sido pedido por siete de los 10 miembros del consejo de administración para tratar la continuidad o no de Dimas. Ahora, esta convocatoria no hace más que echar leña al fuego a las relaciones, que ya estaban muy encendidas. Gimeno está en minoría patente frente a sus primas, las hemanas Marta y Cristina Álvarez Guil, que quieren descabalgarle del cargo de presidente y que cuentan con el apoyo de los responsables de la Fundación Ramón Areces, poseedora del 37% del capital de la compañía.

Más información