Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gigante Gazprom se libra de la multa de Bruselas por monopolio

Competencia obliga al gigante ruso a que deje de cobrar sobreprecios a los países del Este

Gazprom se ha salvado de la multa con que amagaba la Unión Europea para castigar sus prácticas monopolísticas en el mercado del gas. La Comisión Europea ha anunciado este jueves un acuerdo con el gigante ruso que le obliga a desterrar algunas de los comportamientos anticompetitivos –principalmente la fijación de precios abusivos- perjudiciales para una parte de sus clientes en la UE. Aunque la comisaria europea, Margrethe Vestager, ha insistido en que su decisión “no tiene nada que ver con la bandera de la empresa”, el cierre de este caso pone fin a uno de los focos de conflicto entre Bruselas y Moscú.

El contencioso de Gazprom ha tenido un recorrido inusualmente prolongado en los despachos del Ejecutivo comunitario. Las autoridades de competencia ordenaron en 2011 inspeccionar las oficinas de la compañía controlada por el Estado ruso en varios Estados miembros. Bruselas sospechaba que sus normas vulneraban el libre mercado. Pocos meses después, se abrió un procedimiento a la firma, aunque solo en abril de 2015 –un año después de la invasión rusa de Crimea- se inició la fase sancionadora. Tras muchos intentos de llegar a un acuerdo, el Ejecutivo comunitario lo ha alcanzado estos días.

La conclusión de este litigio sin castigo genera recelo en los países que sufrieron durante años ese sobreprecio en el gas ruso y la prohibición de revenderlo a otros socios. Se trata de los vecinos más próximos a Moscú y los más dependientes de su suministro para abastecerse: Polonia, Bulgaria, República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania y Eslovaquia. Vestager es consciente de ese malestar, pero alega que las obligaciones impuestas a partir de ahora garantizan el fin de los abusos.

“A algunos les habría gustado que se sancionara a Gazprom, independientemente de lo que hubiera sobre la mesa. Pero una multa no habría satisfecho todos nuestros objetivos de competencia”, ha argumentado en conferencia de prensa. La comisaria ha recordado, además, que si el gigante energético incumple alguno de los requisitos exigidos, Bruselas podrá aplicar automáticamente una multa de hasta el 10% de la facturación mundial, sin tener que iniciar un nuevo proceso legal.

Gazprom es el primer proveedor de gas en esos países del Este y uno de los principales en toda la UE (suministra un tercio del total). Con la decisión de competencia, la compañía no podrá impedir la reventa del gas que reciben esos países hacia otros territorios. Además, se evitará compartimentar los mercados, como se hacía hasta ahora, y se obligará a Gazprom a facilitar la opción de transporte de un país a otro cuando estos carezcan de las infraestructuras necesarias (interconectores) para lograrlo. Esos países más aislados son Bulgaria y los tres bálticos. La compañía rusa deberá garantizar las permutas entre Estados “con una tasa fija y transparente”.

Respecto a los precios, Bruselas había constatado que las tarifas de gas eran más elevadas en Polonia, Bulgaria y en los Estados bálticos. Para evitar ese recargo, Competencia crea un instrumento que permite a los clientes exigir una rebaja cuando el precio ofrecido sea superior al que Gazprom establece para Europa occidental (menos dependiente del suministro ruso y, por tanto, con más opciones de negociar).

La decisión se adopta en un momento de menor intensidad de las tensiones que han caracterizado el vínculo entre Rusia y la UE desde la invasión de Crimea. Europa ha tratado de diversificar su suministro energético con otros proveedores, aunque en la práctica las buenas condiciones que ofrece la compañía rusa y las trabas a la exportación energética que existen en otros territorios (por ejemplo, en Estados Unidos para la venta de gas natural licuado) dificultan las alternativas. “Esto no va de Rusia, sino de los consumidores europeos. Se trata de saber qué reglas hay que cumplir para operar en el mercado europeo, independientemente de la bandera”, ha defendido la comisaria de Competencia.