Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España vende 128.990 viviendas hasta marzo, un 13,4% más

El precio de las casas sube un 9,4% y desde los niveles máximos de 2007 el descenso acumulado se recorta hasta el 18%

Escaparate con anuncios de venta de viviendas.
Escaparate con anuncios de venta de viviendas.

Las compraventa de vivienda se disparó durante el primer trimestre del año y eso que los precios aumentaron un 9,4% anual hasta marzo. Según la Estadística Inmobiliaria del Colegio de Registradores,  se inscribieron en los registros de la propiedad 128.990 compraventas de vivienda, un 15,3% más que en el trimestre anterior, el más elevado desde 2008, y un 13,4% con respecto al mismo periodo de 2017. Los buenos resultados anotados se debieron, sobre todo, a los meses de enero y febrero y no tanto a marzo, cuando se celebró la Semana Santa. Así, en los últimos 12 meses se firmaron 479.475 operaciones, el mayor resultado interanual desde el primer trimestre de 2009. Andalucía (24.208 viviendas), Cataluña (20.756) y Comunidad Valenciana (19.876) han sido las regiones donde más casas cambiaron de manos. La cuarta en la lista fue Madrid, con 18.855 operaciones.

La vivienda de obra nueva sigue a la cola en cuanto al número de unidades, aunque las ventas empiezan a crecer. Se registraron 22.299 compraventas, un 15,4% más que en el cuarto trimestre anterior, alcanzando el mayor resultado de los últimos tres años. En vivienda usada se inscribieron 106.691 compraventas, con un incremento intertrimestral del 15,2%, siendo la cifra absoluta más alta desde el segundo trimestre de 2007.

Los británicos a la cabeza

El 13,1% de todas esas transacciones fue realizada por extranjeros. El dato fue ligeramente más bajo que el 13,6% del último trimestre de 2017, pero con un importante incremento en términos absolutos. Concretamente, se firmaron más de 16.500 compras, frente a las poco más de 15.000 del cuarto trimestre. La nacionalidad con mayor peso sigue siendo la británica (14,6%), a pesar de la pérdida de peso consecuencia del Brexit. Le siguen alemanes (7,9%), franceses (7,6%), belgas (6,8%), suecos (6,6%), italianos (5,8%) y rumanos (5,4%). En los últimos 12 meses los foráneos registraron cerca de 63.000 compras de vivienda. Baleares, donde el 31,7% de las compraventas fue efectuada por extranjeros, seguida de Canarias (29,6%), Comunidad Valenciana (26,5%) y Murcia (17,5%), fueron los destinos preferidos de los internacionales.

Muchos de ellos compraron sin hipoteca. De hecho, si se tiene en cuenta que se concedieron 85.414 hipotecas en el primer trimestre, al menos una de cada tres transacciones se realizó sin préstamo.

El dinamismo del mercado se produce aun cuando los precios se encarecieron un 9,4% anual, según el Índice de Precio de la Vivienda de Ventas Repetidas (metodología Case & Shiller aplicada a España. Con respecto al trimestre anterior, el aumento fue proporcionalmente mayor, del 4,5%, dicen los registradores. Así, desde los niveles máximos alcanzados en 2007, el descenso acumulado se recorta hasta el 18% -hay que tener en cuenta que la rebaja acumulada llegó a ser del 40%-.

Más endeudamiento

La subida de los precios tuvo su reflejo en el endeudamiento hipotecario, que se incrementó un 0,2%, hasta los 121.123 euros con respceto al trimestre anterior. El alza sobre el mismo trimestre de 2017 fue del 4,3%. La cuota hipotecaria mensual media se situó en 551 euros y el porcentaje de dicha cuota con respecto al coste salarial fue del 29%, dentro de los límites recomendados por el Banco de España.

A pesar del mayor endeudamiento, la cuota hipotecaria mensual media descendió un 0,7%. También el porcentaje de dicha cuota con respecto al coste salarial bajó en 0,24 puntos porcentuales. Esta mejoría se debió al alargamiento de los periodos de contratación de las nuevas hipotecas, ya que la duración media alcanzó los 23 años y ocho meses, con un incremento de dos meses sobre el trimestre anterior. Otro motivo fue la ligera reducción de los tipos de interés de contratación inicial (-0,03 puntos) y el leve aumento de los salarios (0,1%).

La contratación a tipo de interés fijo se mantuvo estable, alcanzando al 37,3% de los nuevos créditos hipotecarios, quedando la contratación a tipo de interés variable en el 62,7%, que en prácticamente su totalidad (62% del total) utiliza como índice de referencia el euríbor.