Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sociedad de Tasación alerta de la fuerte subida del precio de la vivienda: un 4,3% en el segundo semestre

De los 100 euros que se ha encarecido el metro cuadrado en dos años, 63 euros corresponden a 2017 y 37 euros a 2016

Viviendas de segunda mano en venta.
Viviendas de segunda mano en venta.

Los precios de la vivienda nueva y usada en España comenzaron a subir hace tres años pero dieron el auténtico estirón en el último semestre de 2017. Según el informe de Sociedad de Tasación, el precio medio experimentó un incremento del 4,3% anual, situándose en 1.532 euros por metro cuadrado. Se trata de la mayor subida anotada desde el año 2007, antes del pinchazo de la burbuja inmobiliaria que desendacenó una década de caídas en los precios de las casas. El alza también superó a la del semestre anterior en un 2,3%.

Así, de un tímido aumento del 0,3% anual en el segundo trimestre de 2016 se ha pasado a una subida del 4,3%, una aceleración de la que Sociedad de Tasación alerta. “El precio de la vivienda en España acelera su crecimiento de manera constante desde abril de 2016 hasta abril de 2018. Así, la variación anual de precios pasa de un 2,5% en abril de 2017 a un 4,3% en abril de 2018. Si nos fijamos en el precio del metro cuadrado, en dos años se ha encarecido 100 euros, pasando de 1.433 euros por metro cuadrado a 1.532, de los cuales la mayor subida se produjo en 2017, 63 euros frente a los 37 euros en 2016”, apuntan.

Cataluña, Madrid y Baleares son las peor paradas porque registran las mayores subidas de precios y eso está mermando la capacidad para acceder a una vivienda de los potenciales compradores. Barcelona fue la provincia que experimentó el mayor aumento anual, del 10,2%, seguido de Baleares (7,5%) y Madrid (6,9%). Por el contrario, Teruel ha sufrido una bajada del 1,3%, seguido de cerca por Segovia que cae un 1,1%; y Cuenca, Soria y Zamora, que registraron las tres caídas del 1% respectivamente.

Pero, además, Barcelona fue la provincia que registró el precio medio más elevado (2.405 euros por metro cuadrado), seguida de Gipuzkoa (2.355). Mientras, los más bajos se dieron en Badajoz (843) y Ciudad Real (849). El informe pone de relieve que el aumento de precios sigue sin ser generalizado ni idéntico en todas las provincias.

Por comunidades autónomas, los mayores incrementos anuales se produjeron en Cataluña, con un incremento anual del 8,7%, seguida de Baleares con una subida del 7,5% anual y Madrid que registró una subida del 6,9 %. Por el contrario, los menores aumentos anuales se registraron en Castilla y León y Murcia, sendas comunidades registraron un incremento 0,3%, seguida de Castilla la Mancha con un incremento del 0,4% y Asturias con una subida del 0,6%. En cuanto a la evolución semestral por comunidades, según Sociedad de Tasación todas han experimentado un aumento en los precios de vivienda con la excepción de Murcia donde se registra una caída del 0,1%. Encabezan dicho crecimiento semestral, Cataluña un 4,7%, Baleares, un 4,3% y Madrid, un 3,8%.

Menos capacidad hipotecaria

Este crecimiento constante de los precios de la vivienda nueva y usada empieza a tener efectos negativos sobre el bolsillo de los españoles y su capacidad para hipotecarse. De hecho, en el primer trimestre del año cae ligeramente la capacidad de endeudamiento para acceder a una vivienda, situándose en 103 puntos respecto a los 107 puntos del año anterior. Por comunidades autónomas, Madrid con 94, Cataluña con 91 y Baleares con 52 puntos, continúan registrando niveles insuficientes para la adquisición de una vivienda, al igual que en el primer trimestre del año anterior.

Además, el índice de esfuerzo inmobiliario (que define el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano medio necesita destinar para la compra de una vivienda de tipo medio) ha subido ligeramente en el primer trimestre de 2018 y se ha situado en 7,5 años de sueldo íntegro para adquirir una vivienda de tipo medio en España, ligeramente superior a los registrados en el mismo periodo de 2016 y 2017. Baleares continúa siendo la comunidad donde se necesitan más años para acceder a una vivienda, con 14,9 años, 0,6 más, en tanto que La Rioja es la región en la que bastan 4,8 años, seguida de Murcia, con 4,9 años

8,2% de rentabilidad

También se acelera el crecimiento medio de la rentabilidad que se obtiene al comprar un piso para ponerlo en alquiler, una opción que sigue sin perder un ápice de atractivo para los pequeños inversores que buscan sacar beneficio de sus inmuebles ante el escaso rédito que ofrecen otras alternativas de inversión. Según Urban Data Analytics (uDA), la rentabilidad media en el alquiler por provincias en España alcanza el 8,2% en el primer trimestre de 2018, lo que supone un crecimiento anual del 7,6%. Madrid, Valencia y Sevilla son las provincias que presentan el mejor comportamiento en cuanto a rentabilidad del alquiler y riesgo inmobiliario a diferencia de Huelva, Ávila y Teruel que presentan mayor riesgo.

Por provincias, destacan las rentabilidades en Barcelona (8,72%), Lleida (8,45%), y Valencia (8,11%). Por el contrario, las provincias que presentan rentabilidades medias más bajas en el primer trimestre de 2018 son Gipuzkoa (4,93%), seguida de Bizkaia (5,2%) y A Coruña (5,2%). En la comparativa anual, destaca el crecimiento de Santa Cruz de Tenerife, Valencia y Sevilla que presentan unas rentabilidades anuales del alquiler de 16,2%, 16,7% y 17,7% respectivamente respecto al año anterior. Por el contrario, destaca el caso de las Islas Baleares que presentan una variación anual negativa del -3,2% del rendimiento de los alquileres, debido principalmente al incremento de los precios de compraventa, muy por encima de los del alquiler.

El sector es optimista

El Índice de Confianza Inmobiliario de Sociedad de Tasación mantiene en este primer trimestre de 2018 su tendencia al alza, registrando una subida de 0,9 puntos, hasta colocarse en 57,7 puntos sobre un máximo de 100 frente a los 56,8 puntos a cierre de 2017. El índice alcanzó su valor más bajo de la serie histórica, 30,6 puntos, en diciembre de 2012.

Por Comunidades Autónomas, Madrid, Canarias, Baleares y Asturias superan los sesenta puntos y se sitúan en 63,6; 62,5; 61,9 y 60,1, respectivamente. A

continuación, las comunidades en un segundo nivel con respecto a las expectativas de evolución del sector son la Comunidad Valenciana con 58,5 puntos y el País Vasco, con 58. Por contraposición, Cantabria con 52,4, Castilla y León 53,6 y Castilla-La Mancha 53,3 presentan los valores más bajos. Destaca Cataluña que se recupera levemente y se sitúa en 56,7 puntos respecto a los 56,2 puntos del pasado mes de diciembre.

Este índice se construye a partir de la opinión de más de 700 profesionales sobre aspectos económico-inmobiliarios de las zonas donde desarrollan su actividad profesional.