Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de la vivienda subirá un 10% en 2018, según Engel & Völkers

Las compraventas crecerán un 20% gracias a la demanda de inversión y a las familias que pasarán del alquiler a la propiedad, pronostica la firma

El precio de la vivienda seguirá subiendo en 2018.
El precio de la vivienda seguirá subiendo en 2018.

La subida del precio de la vivienda será superior al 10% en 2017, mientras que las ventas se incrementarán en un 20%, según el Informe de mercado de España y Andorra 2017-2018, elaborado por Engel & Völkers España. El estudio prevé que, por primera vez en la actual fase expansiva del ciclo, "numerosas familias que viven de alquiler cambiarán su vivienda actual por una en propiedad por un doble motivo: las menores exigencias de la banca para conceder hipotecas y la elevada creación de empleo prevista", según Juan-Galo Macià, consejero delegado de la enseña inmobiliaria para España, Portugal y Andorra. Así, considera, "aunque la demanda de mejora e inversión continuarán siendo los principales motores del mercado, la de primer acceso a la propiedad, efectuada principalmente por jóvenes, empezará a ser significativa.

Si en 2017 las mayores subidas de precios se registraron en Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca, para 2018 Macià pronostica que "las grandes revelaciones del año serán la periferia de estas ciudades, junto a capitales medianas como Valencia, Málaga o Alicante y determinadas localidades turísticas premium de segunda residencia". Así, el precio de la vivienda en Valencia podría subir hasta un 15% al comienzo del año.

Engel & Völkers señala que la reducción de la oferta de viviendas disponible sufrida en Madrid ha disparado los precios en 2017, que continuarán creciendo alrededor del 11% en 2018, llegando a los 15.000 euros por metro cuadrado en las zonas más exclusivas de la ciudad. Además, estima que las transacciones subirán un 13% a lo largo del ejercicio, si bien el crecimiento podría ser menor ante la falta de oferta y la limitación a la financiación con la nueva ley hipotecaria.

El mercado inmobiliario en Barcelona estuvo frenado al final del año pasado por la incertidumbre política. Así, el precio de la vivienda cayó un 2% en el último trimestre de 2017, lo que frenó la subida del 20% interanual de los tres trimestres anteriores, situando el aumento del coste de los inmuebles en el 14%. Este año pronostica que el precio de la vivienda en Barcelona capital crecerá un 5% y las transacciones un 3%, mientras que en su área metropolitana las subidas serán del 14% y el 11%, respectivamente