Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Pantallas BLOGS Por CHIQUI DE LA FUENTE
SUPERPRODUCCIONES PUBLICITARIAS

Verdaderas películas pero en formato comprimido

Hay anuncios que parecen películas. Actores de renombre, localizaciones idílicas, historias completas con presupuestos de infarto pero todo ello resumido en poco más de dos minutos

Moda masculina Hackett. "Cómo preparar un cocktail en 90 segundos | Aterrizando con estilo". Agencia Rubber Republic, Reino Unido.

Cuidado con este post ya que si lo lees y lo ves entero te va a llevar más tiempo del que tenías pensado. Y es que este artículo no trata de anuncios tradicionales, son casi superproducciones cinematográficas pero comprimidas en unos pocos minutos.

El uso de caras famosas, un presupuesto de escándalo o tramas más adecuadas para un metraje más largo han convertido este tipo de publicidad en un género en sí mismo. Además, la duración de estos anuncios le cierra las puertas a la televisión tradicional siendo solo viable para otros canales como Internet o para prestigiar su imagen de marca ante clientes actuales o futuros.

Como veremos más adelante, este tipo de publicidad solo está al alcance de unos pocos. Grandes marcas que basan su modelo de negocio en la imagen y el lujo. Marcas selectas de moda, de coches o de bebidas no reparan en gastos a la hora de autopromocionarse.

Comencemos pues. Coincidiendo con el estreno de la vigesimotercera entrega de la saga de Bond, James Bond, Coca Cola lanzó a las calles de París a su mini 007. Una historia completa de principio a fin con final feliz... claro.

Coca Cola Zero. "Desbloquea al 007 que hay en ti". Agencia Publicis Conceil, Francia.

Subiendo un poco más el listón nos encontramos con tres historias de amor entrelazadas con anillacos de Cartier por medio. Está en francés subtitulado al inglés, pero la historia es universal y se entiende sin necesidad de saber idiomas. No les cuento el final para no chafárselo.

Joyería Cartier. "La propuesta". Agencia Virtue, EE. UU., anteriormente Carrot Creative.

Tiempo atrás la misma Cartier, para celebrar el 165º aniversario de la marca, había lanzado otra minipelícula, sin muchos amores —aparentes— pero tremendamente más visual. Una pantera recorre lugares emblemáticos de nuestro planeta mostrándonos las piezas más icónicas de la marca. Su trayecto termina en París, como no, dentro de la mítica caja octogonal de la firma.

Joyería Cartier. "La odisea". Agencia Marcel, Francia.

Otra marca de reconocido prestigio en el mundo de la moda es Dior, que utiliza a su omnipresente musa Natalie Portman para protagonizar una versión en formato anuncio de Novia a la fuga. No tenía yo muy claro que la pobre chica se fuera a casar con un señor mientras vivía un tórrido romance con otro caballero.

Alta costura Dior. "Mi corazón me rechaza". Director Anton Corbijn.

Otra marca de renombre dentro del mundo de la moda es Chanel. En su autopromoción, la historia transcurre al ritmo de la canción que Danny Zuko y Sandy Olsson cantaban en "Grease" pero en versión chillout, bastante más tranquila que la original. Protagonizada por la supermodelo Gisele Bündchen y Michiel Huisman, el actor que interpreta a Daario Naharis en Juego de Tronos, también triunfa el amor con solo unas gotas de su perfume estrella Chanel Nº5.

Chanel Nº5. "Tú eres lo que yo quiero", Director Baz Luhrmann.

Más Chanel. En este caso la actriz protagonista fue la británica Keira Knightley. Como curiosidad, el actor que le da la réplica en la película es Alberto Ammann. Destacar que la Advertising Standards Authority, sociedad británica reguladora de la publicidad, censuró este anuncio en televisión por mostrar imágenes y lanzar mensajes demasiado sexuales y no ser apto para el público infantil.

Chanel. "Coco Mademoiselle". Autoproducción.

Terminamos el mundo de la moda con dos ejemplos que tienen un elemento común: el baile. Los protagonistas de los anuncios de Gucci y Burberry sólo bailan. En el caso de la firma italiana el baile es una especie de "estilo libre" en donde cada uno baila como le da la real gana. Para mí, que antes se habían tomado algo.

Gucci. "Colección Crucero 2016". Director Glen Luchford.

En el caso de la marca inglesa, el baile y toda la coreografía que le rodea es bastante más académica que la anterior. El papel principal es para un hijísimo: Romeo Beckham, hijo del exfutbolista David Beckham y la Spice Girl pija Victoria Adams.

Burberry. "Desde Londres con amor". Agencia TBWA/Media Arts Lab, Reino Unido.

Y del lujo y glamour de la alta costura y las fragancias a los coches, bueno cochazos. Aunque la publicidad en sí sea de la marca de lubricantes Shell, la cinta hace un recorrido por todos los modelos de Fórmula 1 de Ferrari, la mítica marca del Cavallino rampante, haciendo kilómetros por escenarios de los cinco continentes donde se han labrado su fama los potentes monoplazas italianos.

Shell/Ferrari. “Hecho para moverse”. Producido por Antoine Bardou Jacquet de Partizán.

Y no podía faltar en esta selección el epítome del lujo sobre cuatro ruedas como son los Rolls Royce. Un anuncio un tanto subrealista pero que se ve que es de calidad, sin reparar en gastos y al margen del código de circulación.

Rolls-Royce Ghost. "Un poder extraordinario". Agencia Partners Andrews Aldridge, Reino Unido.

Para terminar, una marca menos lujosa pero con unos anuncios muy "currados". Se trata de H&M que utiliza a otro miembro de la familia Beckham, el padre David, para presentar la colección que el exmadridista ha apadrinado para la marca sueca.

Tiendas de moda H&M. "Prendas esenciales para todo el mundo seleccionadas por David Beckham". Agencia Adam & Eve/DDB, Reino Unido.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información