Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACS y Atlantia cierran el acuerdo para tomar juntas Abertis

La italiana retirará su opa y la española mantendrá su oferta de 18,36 euros por acción pero con todo el pago en efectivo

Atlantia y ACS han cerrado el acuerdo para hacerse con el control conjunto de Abertis. El pacto contempla que la compañía italiana retire su opa inicial sobre la concesionaria, y que ACS, a través de su filial alemana Hochtief, mantenga la suya al mismo precio de 18,36 euros por título. Aunque con una diferencia: eliminará el canje en acciones y realizará todo el pago en efectivo. La firma del pacto pone fin a una guerra de opas que amenazaba con disparar el precio de la operación, que valora finalmente Abertis en 18.600 millones de euros.

Sede central del grupo concesionario español, Abertis
Sede central del grupo concesionario español, Abertis REUTERS

Abertis tendrá un nuevo dueño el próximo mes de mayo. O mejor dicho, tendrá dos nuevos propietarios a partes iguales. Atlantia y ACS han anunciado este miércoles el cierre de un acuerdo para hacerse con el control conjunto de la concesionaria a través de una sociedad de nueva creación.

El pacto contempla que la compañía italiana retire su opa inicial sobre la concesionaria por 16.341 millones de euros, y que ACS, a través de su filial Hochtief, mantenga la suya al mismo precio de 18,36 euros por título (una vez descontado el dividendo de la concesionaria) pero eliminando el canje en acciones de alrededor del 20% del total que contemplaba la oferta original. Este cambio supone una mejora para los accionistas de Abertis que recibirán todo el pago en efectivo si acuden a la opa.

El acuerdo deja satisfechos en principio a todas las partes, y pone fin a una guerra de opas que duraba ya casi nueve meses y que amenazaba con dar al traste con la operación debido al alto precio que iba adquiriendo. De esta manera, tanto Atlantia como ACS detienen el contador en los 18.600 millones de euros que tendrán que abonar en caso de que todos los accionistas de Abertis acudan a la opa de Hochtief.

El pacto reduce notablemente los riesgos financieros para ambas partes. En particular para ACS, que tenía créditos avalados por más de 14.000 millones de euros para afrontar la compra, y que ahora no solo divide por la mitad esa factura sino que ni siquiera tendrá que asumir en su balance la deuda que resulte de la operación. Para ello, la sociedad holding a través de la que se controle Abertis estará participada por Atlantia en un 50% más una acción, de modo que sea el grupo italiano el que consolide en sus cuentas tanto la sociedad como Abertis.

El Gobierno también se queda tranquilo. Aunque Abertis sea excluida de cotización, la nueva sociedad de control creada cotizará en las bolsas españolas y tendrá su sede en España. El grupo que controla la familia Benetton y la empresa presidida por Florentino Pérez se repartirá también paritariamente el consejo de la compañía de control, cuyo presidente será nombrado por ACS, y el consejero delegado por Atlantia, según fuentes de le negociación.

Hispasat

Con ACS en el accionariado, el Ejecutivo tendrá más fácil llevar a cabo su proyecto de que Red Eléctrica adquiera finalmente Hispasat, participada por Abertis, quedando la empresa estratégica de satélites en manos españolas.

También ganan los accionistas de Abertis. Desde que comenzó la puja por la concesionaria, con la presentación de la oferta italiana el pasado 2 de mayo, sus acciones se han disparado en bolsa más de un 24%. Hoy cerraron a 18,61 euros, aunque llegaron a cotizar a 19,5 euros en plena guerra de opas. Por su parte, las acciones de ACS escalaron un 7,96% tras ser levantada la suspensión.

Una vez que Hochtief reformule su oferta y sea autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el consejo de Abertis deberá pronunciarse sobre la misma en el plazo de diez días. En ese pronunciamiento será decisiva la posición de Criteria Caixa, principal accionista de Abertis con un 21,55% del capital.

Pero la última palabra la tendrán los accionistas minoritarios. En primer lugar, los fondos de inversión (Burlington Loan, BlackRock, Lazard, Elliot Capital, Lyxor, Société Générale, JP Morgan y Farralon Capital), que todavía pueden presionar para que se mejore económicamente la oferta, porque algunos de ellos han aumentado su participación animados por la guerra de opas. Y, en segundo término, los 70.000 pequeños accionistas que poseen títulos de Abertis.

Las claves de una compleja operación

El acuerdo entre Atlantia y ACS para controlar Abertis se estratifica en varios puntos.

Oferta modificada. Hochtief deberá modificar su oferta con mejoras en la condición de pago, aunque no en el precio final (18,36 euros). La opa deberá ser autorizada de nuevo por la CNMV, y se abrirá un plazo de 30 días para que los accionistas de Abertis se pronuncien sobre la misma. Previamente, Atlantia desistirá de su oferta.

Tras la opa, se ejercitará el derecho de venta forzosa de los minoritarios en caso de alcanzar el umbral legalmente requerido (90%) o, alternativamente, se promoverá la exclusión de negociación de las acciones de Abertis.

Sociedad holding de control. La segunda parte de pacto es la creación de una sociedad holding para el control de Abertis. Las partes capitalizarán en torno a 7.000 millones de euros en esa sociedad vehículo que adquirirá a Hochtief la participación íntegra que haya tomado de Abertis en la opa por el mismo precio (18,36 euros por acción) de la oferta y en las ventas forzosas o la exclusión de negociación. La sociedad holding suscribirá un nuevo contrato para la financiación parcial (más del 62% si hay aceptación del 100%). Esta sociedad pertenecerá en un 50% más una acción a Atlantia, en un 30% a ACS y en un 20% menos una acción a Hochtief. De esta forma, ACS no tendrá que consolidar la parte correspondiente de deuda. La nueva sociedad cotizará en la Bolsa de Madrid y tendrá su sede en España.

Venta parcial de Hochtief. La tercera parte consiste en la entrada en el capital de Hochtief por parte de Atlantia. Para ello, se realizará una ampliación de capital de 1.000 millones de euros (10% del valor en Bolsa, que está en 9.500 millones), a razón de 6,43 millones de acciones a un precio de 146,42 euros por título. ACS, que actualmente tiene una participación del 71,7%, suscribirá la ampliación. Después, venderá al mismo precio acciones de Hochtief a Atlantia por un valor total de hasta 2.500 millones de euros, lo que supondrá una participación de la compañía italiana de hasta el 25% en la filial alemana de ACS.

Contratos a largo plazo. Las partes tienen intención de suscribir un contrato a largo plazo a los efectos de maximizar la relación estratégica y las sinergias con Abertis en nuevos proyectos de colaboración público-privada, tanto en proyectos en fase de oferta y construcción (greenfield) como en proyectos en operación (brownfield).

Gestión de activos. El acuerdo remitido a la CNMV no habla de la gestión de los activos ni de un posible reparto. No obstante, fuentes de la negociación aseguran que en el folleto modificado de la opa solo se contemplarán las desinversiones en Hispasat y Cellnex. Se mantendrá bajo el paraguas de la nueva sociedad holding todas las concesiones de 8.600 kilómetros de autopistas de peaje. Tampoco se hace mención a los compromisos con la plantilla.

Más información