Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abertis confía en no desgajarse tras la guerra de opas, que espera que concluya en mayo

Alemany destaca que no ha hablado ni con ACS ni con Atlantia y asegura que no tomarán ninguna decisión sobre la venta de Hispasat

El presidente de Abertis, Salvador Alemany reivindicó la “historia de éxito” de la compañía, y manifestó su deseo de que se mantenga íntegra en el futuro, “sumando esfuerzos” en un “proyecto más grande”, tras la guerra de opas formuladas por ACS y Atlantia. Ambos grupos negocian una oferta conjunta que, en principio, no contempla trocear la compañía y el reparto de activos. Durante su intervención en la junta general de accionistas. De hecho, durante la asamblea las intervenciones de varios accionistas coincidieron en exigir que no se desgaje el grupo. Alemany auguró que el proceso de opas concluirá en mayo. Mientras tanto, Abertis no tomará ninguna decisión sobre la venta de Hispasat, hasta que no haya una oferta vinculante de REE.

El presidente de Abertis, Salvador Alemany.
El presidente de Abertis, Salvador Alemany.

Alemany, confía en que el futuro de Abertis se dilucide en mayo, tras la guerra de opas que mantienen ACS y Atlantia desde hace nueve meses, “siempre que no haya ningún proceso disruptivo, como una tercera opa o una impugnación” que retrase los plazos iniciales de aceptación.

Conforme marca la normativa sobre opas, y aunque ambos grupos estén negociando una oferta conjunta,  el consejo de administración de Abertis se pronunciará en diez días sobre la oferta presentada por ACS a través de su filial alemana Hochtief, que fue aprobada ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y que está pendiente de su publicación oficial.

El directivo, en la rueda de prensa previa a la celebración de la junta general de accionistas, indicó que, de acuerdo a la ley que marca el “deber de pasividad” de los gestores en caso de opa, la dirección de la compañía irá encaminada a no adoptar medidas que alteren o puedan perjudicar el desarrollo de las ofertas tanto de ACS como de Atlantia. Ambas compañías negocian ahora la presentación de una oferta conjunta para tomar el control de la concesionaria a través de una sociedad participada por igual por los hasta ahora contendientes.

“No es un tema en el que la compañía participe ni deba especular. Nos movemos en el papel que nos corresponde, en el deber de pasividad que nos marca la ley. Dentro de esta situación, tratamos de tomar medidas que no alteren o puedan perjudicar el desarrollo de las ofertas”, aseguró.

El consejo de pronunciará en diez días sobre la opa de ACS

El accionariado de Abertis se divide entre el 78,45% de free float que está en manos de 70.000 pequeños inversores y el 21,55% que posee Criteria Caixa, el accionista de referencia, que no se ha pronunciado aún sobre las opas, según los datos facilitados hoy por Abertis.

Alemany destacó que las opas suponen una prueba de que Abertis es una “trayectoria de éxito” y que, sea cual sea el desenlace de las opas, el accionista ya ha ganado como prueba la revalorización de la acción de un 37% en el último año. “Es muy difícil decirle a los accionistas lo que tienen que hacer. Lo que sí se puede decir es que, pase lo que pase, el accionista ha ganado ya y se trata de saber si ganará un poco más o un poco menos”.

El presidente de Abertis, Salvador Alemany, (centro)..
El presidente de Abertis, Salvador Alemany, (centro)..

Alemany defendió que ha sido estrictamente neutral en la guerra de opas, y desveló que, pese a que fue consejero de Atlantia, no ha tenido ningún contacto con ningún directivo del grupo italiano, y que  tampoco ha mantenido ninguna conversación con Florentino Pérez u otro ejecutivo de ACS.

El presidente de la concesionaria señaló que no se va a adoptar ninguna decisión sobre la venta de Hispasat porque, pese al interés de Red Eléctrica (REE), no existe ninguna oferta vinculante por la empresa de satélites, de la que se quieren desprender tanto Atlantia como ACS, según consta en los respectivos folletos de sus opas. "De momento no hay oferta vinculante. Si se presentara actuaríamos con gran prudencia y analizaríamos si conviene vender ahora o esperar", dijo.

Alemany aseguró que el traslado de la sede social de la compañía desde Barcelona a Madrid no ha tenido ningún impacto en la compañía y ha eludido pronunciarse sobre la posibilidad de que esta decisión sea reversible. Alemany ha recordado que los puestos de trabajo "siguen en su sitio", al igual que las sedes de las sociedades que operan en cada territorio. Por otro lado, no ha querido "especular" sobre la eventual reversibilidad del traslado y ha señalado que el consejo de administración tomó una decisión en su momento y los futuros consejos "tomarán las decisiones que correspondan".

Por su parte, el consejero director general de la concesionaria, José Aljaro, anunció que Abertis invertirá 4.000 millones en el periodo 2018-2020, especialmente en Brasil (1.750 millones) y Chile (750 millones).

Sobre los dos expedientes sancionadores que el Ministerio de Fomento ha abierto a Abertis por la gestión de la autopista AP-6 durante el temporal de nieve de los días 6 y 7 de enero, Aljaro ha explicado que la compañía ya ha enviado sus alegaciones pero aún no ha recibido respuesta. Aljaro ha dicho que espera novedades "en breve", en un plazo de quince días o un mes.

Junta general de accionistas

Abertis celebró este martes su junta general de accionistas pendiente de la negociación que ACS y Atlantia mantienen para lograr una solución pactada a la batalla de opas que mantenían desde hace meses por hacerse con el control del grupo de concesiones. No obstante, una toma de control conjunta abaratará la operación y reducirá la tensión financiera para las dos empresas que pujan por Abertis en relación a las propuestas que ambas habían puesto hasta ahora sobre la mesa, 16.341 millones en el caso de Atlantia y 18.600 millones en el de ACS.

Se trata así de la primera asamblea que Abertis celebra en la capital, tras trasladar su sede social desde Barcelona, y posiblemente la última con su actual estructura accionarial.

La asamblea aprobó la venta de la participación de control que tiene en Hispasat ante una posible oferta en firme de REE, que hasta el momento solo ha manifestado su interés. En concreto, dio luz verde a los socios para vender el 57,05% que controla en el operador de satélites por 656 millones de euros, precio que supone valorar Hispasat en 1.149 millones. 

La asamblea del grupo también ratificó la designación de José Aljaro como primer ejecutivo de Abertis en sustitución de Francisco Reynés, y la aprobación del reparto de un dividendo complementario de 0,40 euros por acción.