Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Mercadona cae a la mitad en 2017 con una inversión récord de 1.008 millones

Las facturación neta creció un 6,1%, hasta los 21.011,5 millones de euros

Mercadona, la cadena de distribución líder en España, redujo su beneficio en 2017 a la mitad respecto a 2016, tras sacrificar ganancias para acelerar el crecimiento y dar un fuerte impulso de la inversión, que se elevó a 1.008 millones, principalmente en la reforma de tiendas para ofrecer productos frescos y nuevos servicios. La empresa que dirige Juan Roig ganó 332 millones, un 49% menos. La compañía, en cambio, aumentó su facturación un 6,1%, hasta los 21.011,5 millones. Ya es la compañía con más ventas en España. También elevó su plantilla, que sumó 5.000 nuevos trabajadores, hasta un total de 84.000, según informó este martes Roig.

El Presidente de Mercadona, Joan Roig, presenta los resultados de Mercadona 2017.

"Estábamos muy gordos, nos habíamos pasado y teníamos que hacer régimen". Con esta frase justificó Juan Roig la caída de los beneficios de la cadena de supermercados, que ya había anunciado el año pasado. Entonces ya adelantó que tenían que acelerar el plan de reconversión de las tiendas, ya suma 1.627 locales, y cifró en dos tercios la caída del beneficio, que finalmente se quedó en el 49%. Roig defendió que las empresas no deben centrarse exclusivamente en el beneficio, aunque deben tenerlo, "igual que una persona no vive solo para comer, pero no puede vivir sin comer". El régimen le ha aportado músculo. Mercadona supera a Repsol en el mercado interior y ya es la compañía que más vende en España, con una facturación de 21.011,5 millones, un 6,1% más. Cada español se gastó de media 450 euros de media en Mercadona el año pasado.

Así, desgranó la cura de adelgazamiento del beneficio, centrada en un plan inversor de 1.008 millones de euros, 667 millones de los cuales fueron para reformar 157 tiendas hacia el modelo Tienda 8y para la incorporación de la sección de frescos en otros 25 locales. Además de los frescos, las ocho tiendas inauguradas incorporan nuevos servicios (jamón al corte con cuchillo, nuevos hornos de pan, acabado de productos cárnicos), medidas de eficiencia energética —"Aunque hemos sido los últimos, hemos cerrado los congeladores", bromeó Roig—, estéticas —carritos sin moneda y de plástico que "ya no dan calambre"— y de accesibilidad.

Plan de inversiones

Según Roig, las reformas han aumentado las visitas de los "jefes", como denomina Mercadona a sus clientes. El resto de la inversión se repartió entre la construcción y mejora de bloques logísticos (centros para el abastecimiento de las tiendas), transformación digital y las gestiones, contrataciones y obras para el desembarco en Portugal con cuatro tiendas en 2019 y otras cinco más adelante en la zona de Oporto.

El beneficio de Mercadona cae a la mitad en 2017 con una inversión récord de 1.008 millones

El análisis de la cuenta de resultados muestra que las amortizaciones, la partida que refleja más claramente el impacto de las inversiones en el resultado, aumentan en 46 millones. En realidad, ha tenido un mayor impacto la caída del margen bruto sobre ventas, en un contexto de fuerte competencia en el sector; el incremento de los gastos de personal, que aumentan en casi 230 millones, y los de otros gastos de explotación, que se incrementan unos 300 millones (en parte compensados por el aumento de otros ingresos de explotación). En impuestos, Mercadona contribuyó con 1.441 millones entre los pagos del impuesto de sociedades (205 millones) y cotizaciones a la seguridad social y el IRPF o el IVA.

El esfuerzo récord de 1.008 millones en inversiones (un 47% más) ha permitido abrir 29 nuevos supermercados (ya tiene 1.627) y reformar otros 126, pero también ha contribuido a reducir la posición de tesorería (caja e inversiones financieras) de 3.404 millones a 3.041 millones. Para el año que viene, la empresa prevé seguir pisando el acelerador en la renovación de los locales y cifra en 1.500 millones la inversión en 27 nuevas aperturas, en remodelar por completo 250 establecimientos y en dotar de frescos a otras 200 tiendas. Será el primer escalón de un plan que contempla destinar 8.500 millones a inversiones hasta 2023. "Sin deuda y con recursos propios", celebró Roig. También en 2018, el presidente de Mercadona adelantó un crecimiento de ventas y del beneficio del 2,5%.

Como ya ocurrió el año pasado, Mercadona dio un fuerte impulso a la plantilla, con 5.000 nuevas incorporaciones en 2017, hasta totalizar 84.000 empleados, "todos fijos", recordó, lo que, junto con las primas por objetivos, se reflejó en un aumento de 230 millones en gastos de personal.

En un momento de gran sensibilidad sobre la brecha de género, Roig destacó que en su empresa rige "la meritocracia" y que el 67% de la plantilla son mujeres y con un 47% de directivas.

Para 2018, el aumento de plantilla será más modesto, 1.000 empleados. Roig sugirió que la cadena está cerca de su techo en número de tiendas en España. "Hay algo de espacio en Madrid capital, Cataluña y País Vasco", dijo, pero "tenemos casi el número óptimo" y el crecimiento futuro en ese sentido vendrá del extranjero: primero, Portugal, luego "ya veremos". El empresario se mostró reacio a abrir los domingos. "Si abriésemos los domingos tendríamos que subir los precios a la gente que compra entre semana. A nosotros no nos salen los números", sentenció.

El establecimiento ideal

¿Por qué hablan de "Tienda 8" en Mercadona? Porque "aún no hemos llegado al 10", que sería el establecimiento ideal, ha explicado Roig. ¿Y qué hace falta para el 10? "Nos están pidiendo tener comida recién hecha en las tiendas, e incluso una zona para poder comer en ellas. También que tengamos bebidas frías, que no tenemos, y que tengamos wifi, algo que estamos debatiendo", ha afirmado el presidente de Mercadona.

“No hay que ir a Harvard para ver que el ‘online’ está ahí”

El presidente de Mercadona, Juan Roig, confirmó que la nueva tienda online comenzará su andadura en el segundo semestre del año. Tras invertir 20 millones "y mucha inversión mental" en un proyecto que lidera la menor de sus hijas, Juana Roig, los vecinos de Valencia capital serán los primeros en usar la nueva web y la aplicación móvil, para ir rodándolas con la idea de extender el nuevo servicio a "otras grandes ciudades" de España en 2020.

La nueva "telecompra" de Mercadona se basará en el reparto desde pequeños almacenes que bautizó como "colmenas" —Valencia ya tiene la suya, en Vara de Quart— , en vez de preparar los pedidos en las tiendas, como hasta ahora. "Repartiendo desde las tiendas perdemos pasta a punta pala", bromeó Roig.

No teme llegar tarde a un modelo de compra que apenas aporta un 1% de sus ventas. Señaló que con el servicio actual, que el año pasado calificó de "mierda", Mercadona tiene una cuota de mercado del 45%, por lo que está en las mejores condiciones para renovar el servicio. Aunque afirmó que a él le gustan las cosas "para ayer", en la venta online lo que quieren es "hacerlo muy bien, paso a paso, sin precipitarnos, satisfaciendo muy bien al jefe y al capital", es decir, sacando rentabilidad. "Para hacerlo mal, ya está la Mercadona actual", bromeó.

Para Roig, el proyecto será un éxito si gana dinero. Sigue apostando por la venta física, que hoy por hoy le proporciona casi todos sus ingresos, pero reconoce que "no hay que ir a Harvard para saber que la venta online está ahí".

Más información