Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eurostat rebaja dos décimas el crecimiento de la eurozona en 2017, el mayor en la última década

La agencia corrige del 2,5% al 2,3% el auge económico de la zona euro el año pasado

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en Bruselas este miércoles.
El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en Bruselas este miércoles.

La eurozona revisa ligeramente a la baja su mejor examen de la última década. Los Diecinueve países del euro crecieron en 2017 al 2,3% según ha informado este miércoles Eurostat. La agencia estadística europea ha rebajado dos décimas la velocidad del avance, que en sus estimaciones de hace tres semanas había cifrado en el 2,5%. El recálculo, aunque superior a lo habitual, no empaña la evaluación de conjunto: el crecimiento del pasado ejercicio sigue siendo el mayor en diez años. En aquel 2007, cuando el nombre de Lehman Brothers resultaba desconocido para la inmensa mayoría de ciudadanos y el mercado inmobiliario parecía no tener techo, la locomotora europea crecía al 3%.

El camino hacia la recuperación ha sido empedrado y ha dejado fuera a amplias bolsas de población europea, pero ha esquivado importantes obstáculos. Los peores augurios del agitado calendario electoral de 2017 se han ido desvaneciendo con el paso de los días. Aunque cada vez más legitimada políticamente por su avance en las urnas —Bruselas ya no eleva el dedo acusador como antaño llegó a hacer con la Austria de Jörg Haider—, la extrema derecha no tocó poder en Holanda, Francia ni Alemania. El riesgo político se contuvo en Europa y no se vio afectada por la siempre imprevisible política económica de Donald Trump. Pero eso es pasado. Italia, el país que crece a menor ritmo de los Diecinueve, agita ahora la bandera de la eurofobia en medio de la incertidumbre política mientras al otro lado del Atlántico, Trump juega con los límites de la diplomacia y se parapeta en las trincheras de la guerra comercial imponiendo aranceles al acero europeo.

El progreso de la eurozona quedó finalmente al mismo nivel que el de Estados Unidos. La cifra es medio punto superior a la expansión de los Diecinueve en 2016, cuando se situó en el 1,8%. En el último trimestre la velocidad de crucero siguió estable en el 0,6%. Y en términos interanuales los números son mejores: la zona euro avanza al 2,7%.

En el mapa europeo, España sigue siendo el país que más crece de las cinco mayores economías. Mejoró un 0,7% en el cuatro trimestre y un 3,1% interanual, por encima de la media. Las dos mayores economías del euro, Francia y Alemania, también cumplieron. Mejoraron un 0,6%, e interanualmente crecieron un 2,5% y un 2,9% respectivamente. Italia, que acumula más de una década de estancamiento, sigue rezagada en el furgón de cola del euro: desaceleró hasta el 0,3% de avance, con una tasa anual del 1,6% en los meses que cerraron 2017, la más baja de los países del euro.

Si el PIB de la zona euro crece al mayor ritmo en una década, la tendencia de la economía británica es justo la opuesta. Reino Unido avanza a paso lento y titubeante en paralelo a las tensas negociaciones para hacer efectivo el Brexit. La economía británica, que llevaba una marcha similar a la de la zona euro en 2015 y 2016, ha perdido fuelle. Progresó un 0,4% en los últimos tres meses y un 1,4% en todo el año, el peor dato de los Veintiocho países de la Unión Europea solo por encima de Dinamarca. Incluso el denostado ejemplo que representa Italia funcionó mejor.

Más información