Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro planea una ayuda fiscal en el IRPF para los jubilados que rondan los 80 años

El ministro de Economía incluirá en los presupuestos una deducción para compensar los costes inherentes a discapacidad o dependencia

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, avanzó este martes que trabaja en una prima fiscal para los jubilados de más edad. Se trataría de una deducción en la cuota del IRPF para los que tengan en torno a 80 años y con una pensión media o alta. La medida irá a compensar "los costes inherentes" que soportan por la edad, dijo el ministro, que adelantó que incluirá la medida en los Presupuestos Generales del Estado que presentará antes de Semana Santa.

Actualmente los que cobran una pensión inferior a 12.000 euros no tienen que pagar impuestos. Además, el pasado otoño, el Gobierno acordó con Ciudadanos que los contribuyentes con rentas inferiores a 14.000 euros estarán exentos y los que ganen menos de 17.500 también se les rebajará el impuesto. Así que la nueva propuesta afectará a un reducido número de pensionistas.

Montoro, junto a Zapatero, en el acto en el que ha anunciado las medidas.

La idea no es nueva. El ministro de Hacienda ya la rumió en su anterior etapa cuando formaba parte del Gabinete de José María Aznar a principios de los 2000. Ahora quiere rescatarla para tratar de calmar los ánimos de un sector de la población, los jubilados, que en las últimas semanas ha salido a la calle para exigir mejores pensiones.

Aunque el proyecto está en una fase muy preliminar —los especialistas de Hacienda aún tratan de definir el alcance y el coste—, la medida iría dirigida a jubilados de más edad. Que, al menos, tengan unos 80 años, según fuentes gubernamentales. En España hay 2,8 millones de personas con más de esa edad. La pensión media de los ciudadanos de entre 80 y 84 años asciende a 741 euros al mes [10.374 euros al año]. Es decir, la mayor parte de los contribuyentes de este rango de edad estarían exentos del IRPF y no les afectaría la medida. El sistema de la Seguridad Social hace que los nuevos jubilados, que han contribuido más, son los que perciban las prestaciones más altas: unos 18.500 euros al año de media.

Por eso, la propuesta de Hacienda iría dirigida a aquellos con una pension media o alta. Al tratarse de una deducción en la cuota del IRPF, la declaración de la renta le debe salir a pagar. Y como los que cobran menos de 12.000 euros están exentos, la medida es para los que perciben una pensión superior a esa cantidad, que tampoco es un tope muy alto, unos 857 euros mensuales en 14 pagas.

"Esa es la idea que también llevaremos próximamente a la ley del IRPF", avanzó este martes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien evitó ofrecer más detalles, aunque dijo que va dirigido a personas de "edad avanzada" que tienen unos "costes inherentes" porque a esa edad tienen algún tipo de gastos de dependencia.

El Gobierno también trabaja para que los nuevos jubilados puedan seguir trabajando para compatibiliza la pensión con las rentas del trabajo. Para ello, el Ejecutivo busca algún tipo de incentivo fiscal para este colectivo.

Por su parte, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, explicó en ante un grupo de empresarios en Lucena (Córdoba) que "habrá mejores pensiones porque vamos a seguir creando más y mejores empleos". Y pidió al resto de partidos llegar a un acuerdo en el ámbito en el Pacto de Toledo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información