Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Natural paga un finiquito de 14,2 millones a su ex consejero delegado

Rafael Villaseca ganó 3,44 millones en 2017 y acumula otros 3,64 millones en su plan de pensiones

Rafael Villaseca, ex consejero delegado de Gas Natural
Rafael Villaseca, ex consejero delegado de Gas Natural EFE

Rafael Villaseca rescindió su contrato como consejero delegado de Gas Natural Fenosa el pasado 6 de febrero y será sustituido por Francisco Reynés. La salida de Villaseca se salda con una jugosa indemnización. El contrato que le vinculaba a la gasista estipulaba que en caso de despido le correspondía un finiquito equivalente a tres anualidades más una compensación de una anualidad adicional por no irse a trabajar a la competencia. En total, el ejecutivo se ha llevado 14,24 millones de euros, según figura en el informe de retribuciones remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Además, Villaseca recibió un salario de 3,44 millones correspondiente al desempeño de sus funciones en el ejercicio 2017. Esta cifra supone un incremento del 2% con respecto al sueldo cobrado en 2016. El ex consejero delegado acumulaba a 31 de diciembre pasado 3,64 millones en su pensión después de que la compañía le aportara 308.000 euros en 2017.

El informe de retribuciones también recoge el sueldo del expresidente de la compañía, Isidro Fainé el pasado curso: 1,1 millones de euros, cantidad que supone una mejora del 129% con respecto a 2016. Coincidiendo con la marcha de Villaseca, Fainé también ha dejado Gas Natural. Su presidencia era no ejecutiva por lo que no ha cobrado indemnización, pero la de su sucesor, Francisco Reynés, sí lo es. Por eso, el grupo energético ha fijado un contrato para su nuevo presidente que incluye un blindaje en caso de cese por importe de "dos anualidades de retribución fija total y retribución variable anual más la parte proporcional devengada del plan de incentivos a largo plazo". Adicionalmente, en caso de despido Reynés cobraría el equivalente de una anualidad. El contrato también estipula un finiquito en caso de que perdiera sus funciones ejecutivas, pero continuara como presidente de la compañía.

En cuanto a la retribución de Reynés, será de 2 millones de euros al año, más “una retribución variable anual que toma como base el 100% de la retribución fija anual, que se ajustará en atención al grado de consecución de objetivos alcanzado”. Además, tendrá un programa de incentivos a largo plazo a 4 años “que se ajustará en atención al grado de consecución de objetivos alcanzado”.

El consejo de administración de Gas Natural recibió de forma conjunta una retribución de 7,86 millones en 2017, un 28% más que el año anterior.