Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Figueruelas fabricará en exclusiva el nuevo Opel Corsa a partir de 2019

La planta zaragozana también producirá la versión eléctrica de ese modelo

La planta zaragozana de Opel en Figueruelas se queda finalmente, en exclusiva, con la nueva generación del Corsa en 2019 y su versión eléctrica en 2020, según ha anunciado este miércoles el consejero delegado de la marca alemana, Michael Lohscheller. Con ello, Figueruelas será la primera planta de la marca alemana en producir un vehículo 100% eléctrico en Europa (el Opel Ampera, gemelo del Chevrolet Volt se importaba de EE UU). La empresa y los trabajadores alcanzaron recientemente un acuerdo de última hora para su convenio colectivo con el que se aseguraban la fabricación del Opel Corsa, que supone el 50% de la producción de la planta. PSA había amenazado con llevarse este modelo a otra fábrica del grupo.

Entrada de la factoría de Opel en Figueruelas este lunes. EFE

Durante una visita a Madrid, Lohscheller ha explicado que es un "día importante" para la marca alemana y para Figueruelas, ya que a partir de 2019 producirá el Corsa. En 2020, también se ocupará de fabricar la versión eléctrica de este coche. Para el directivo, este es un paso adelante y decisivo para Opel, que compró en marzo de 2017 el Grupo galo PSA (Peugeot, Citroën y DS). "Este resultado es significativo y muestra la confianza mutua entre todos los actores implicados. Zaragoza continuará desempeñando un papel de primer nivel en la implantación de PSA en España", ha comentado.

Por su parte, fuentes del comité de empresa, han declarado que se trata de "una muy buena noticia" para Figueruelas, porque hacía mucho tiempo que no tenían en exclusiva la fabricación de este vehículo. "Con esto nos garantizamos el volumen de planta, que es uno de los puntos que se debatió en el convenio", han comentado. En la actualidad, Figueruelas tiene una línea de producción para el Opel Crossland, el Citroën C3 Aircross y el Opel Mokka X, con tres turnos, y otra para el Opel Corsa con dos. Con la fabricación del nuevo Corsa y su versión eléctrica, esperan ampliar esta línea en un tercer turno, lo que impulsaría la producción al máximo de la planta: 480.000 unidades frente a las 382.425 de 2017.

Además, en el convenio establecieron la oportunidad de iniciar un cuarto turno de 24 horas entre sábado y domingo en ambas líneas, que permitiría ampliar la capacidad real de producción a 600.000 vehículos. El comité de empresa ha adelantado que han hablado con PSA de contrataciones para ese turno "a partir de septiembre de este año". Desde la compañía han afirmado que los aumentos de plantilla adicionales dependerán de lo que "marque el mercado".

El cuarto turno comenzará si los nuevos mercados de exportación que tiene pensado abrir PSA reclamaran el producto, si no, podrían usarlo para fabricar otros vehículos utilitarios que utilicen la misma línea de producción del Corsa. Así, el grupo va a abrir la exportación de Opel a 20 nuevos mercados en 2022 como Colombia, Argentina, Chile, Túnez, Marruecos y otros países de África, Arabia Saudí, Kuwait y Asia (están estudiando China), entre otros. PSA también ha adelantado que en un primer momento las baterías de los coches eléctricos serán importadas, pero que en función de la demanda se estudiaría hacer el montaje en España.

La empresa ha incidido en la importancia de fabricar el primer vehículo 100% eléctrico de Opel en Europa en 2020. "Es una planta que está preparada para hacerlo. En 2019 vamos a introducir una plataforma que permite combinar la fabricación de modelos eléctricos y térmicos de gasolina y diésel, en la misma producción", han explicado. PSA ha comentado que es una plataforma que instalarán en un futuro también en sus fábricas de Vigo y Madrid, aunque no explican cuánto invertirán para esta implantación. Su objetivo es llegar a fabricar 480.000 vehículos, el máximo de la planta de Figueruelas, frente a las 382.425 unidades de 2017. Además, han anunciado que los costes por vehículo se reducirán en 700 euros para 2020.

Duras negociaciones de convenio

Así, el anuncio de la fabricación del Corsa en exclusiva en Figueruelas supone una recompensa después de las duras negociaciones entre la compañía y los sindicatos que terminaron con el acuerdo de convenio el pasado 30 de enero que fue ratificado dos días después por los trabajadores (con un 58% a favor). Este texto, que cuenta con una vigencia de cinco años y se alcanzó in extremis tras 12 horas de negociaciones, se encuentra condicionado a un plan industrial que asegura la viabilidad de la planta y la carga de trabajo en los próximos años, una de las reivindicaciones de los trabajadores.

Además, conlleva una mejora de la competitividad y del rendimiento de la factoría que se consigue a través de una congelación de los salarios en 2018, un aumento del 50% del IPC en 2019 y 2020 y del 60% en 2021 y 2022, entre otras medidas. Por su parte, los trabajadores consiguieron que se continuara con la contratación de 170 empleados temporales. El nuevo acuerdo laboral para Figueruelas forma parte del plan de reestructuración de PSA denominado PACE!, con el que buscan lograr un "aumento necesario de la competitividad en todas las áreas de la empresa".

"Esta es la razón por la cual ha habido negociaciones intensas y desafiantes en las últimas semanas con los representantes sindicales de los empleados en Zaragoza", ha explicado Lohscheller, que ha comentado que para 2020 quieren que Opel alcance un margen operativo del negocio de automoción del 2% y un flujo de efectivo positivo para llegar al 6% de margen en 2026. "España desempeña un papel relevante en nuestra vuelta, es uno de nuestros mercados más importantes", ha afirmado.

Más información