Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
sector inmobiliario

La compra de viviendas creció un 14,6% en 2017, el mayor ritmo desde antes de la crisis

Se vendieron 464.423 casas, el mayor número desde 2008, el año del reventón de la burbuja inmobiliaria

En 2017 se vendieron en España un total de 464.423 viviendas. Es un 14,6% más que el año anterior y el mayor número total de ventas realizadas desde 2008, justo el año del reventón del sector inmobiliario, cuando se vendieron 552.000. La cifra del año pasado aún queda lejos de las cerca de 800.000 viviendas que cambiaban de manos en plena fiebre del ladrillo, pero el sector se aleja de la gran crisis de 2013, cuando el mercado tocó suelo con 312.593 casas al año. El año pasado fue el cuarto consecutivo de recuperación, con la mayor tasa de crecimiento registrada desde antes de la crisis.

La vivienda sigue dando señales de recuperación. La curva es clara: el punto álgido en España se vivió entre 2005 y 2006, en plena burbuja inmobiliaria, con más de 800.000 casas vendidas al año. En 2007 el mercado empezó a dar señales de agotamiento, y la cifra bajó a 775.300 casas. A partir de ahí, el desplome, la crisis financiera, la Gran Recesión. El fondo se tocó en 2013, con 318.830 operaciones. Y a partir de ahí, una escalada lenta que se ha acelerado en los dos últimos años, hasta regresar el pasado ejercicio a cifras que se empiezan a parecer a las de 2008.

La compra de casas cerró 2017 con crecimientos fuertes en todas las comunidades autónomas con respecto a un año antes. Y todos los meses del año se han registrado fuertes subidas, con alzas de más del 20% tres meses, a excepción de abril, en un bache puntual que se vinculó a que en Semana Santa se frenaron los registros.

El sector se mueve, aunque algunos indicadores siguen lejos de la fiebre del ladrillo de 2006. Los precios suben, pero se sitúan por debajo del boom (ahora la hipoteca media ronda los 120.000 euros, frente a los 150.000 que alcanzó en 2007). Y ya no se construyen 800.000 casas al año (en 2017 se solicitaron cerca de 80.000 visados para obra nueva). Esto, sumado a que el stock nuevo acumulado pasa a considerar vivienda usado cuando lleva más de dos años sin vender, hace que el mercado con más salida sea el de segunda mano: el 82% de las casas vendidas eran usadas (381.163, un 15,4% más), mientras que el mercado de vivienda nueva creció un 10,8%, hasta 83.260 viviendas.

¿Estamos ante una nueva burbuja? En el sector se afanan en negarlo, porque los precios no están tan inflados como hace una década, la construcción no se ha desbocado. Los bancos dan crédito, y con intereses bajos gracias al euríbor en mínimos, pero con la renta de las familias mermada y el paro en niveles altos, todavía no hay una fiebre compradora como la del boom. “El hecho de que la obra nueva vuelva a crecer es una señal inequívoca de la buena salud de la que goza el sector, aunque los datos son todavía modestos en las zonas con mayor demanda”, señala Fernando Encinar, del portal inmobiliario Idealista. “El nivel de actividad y de precios ha sido muy intenso este año, pero no hay que olvidar que aún estamos muy lejos de los máximos de 2007”, valora la directora de estudios y asuntos públicos de Fotocasa, Beatriz Toribio. La recuperación es moderada, dice.

¿Y qué pasa con el mercado del alquiler? Es complicado de valorar. Al contrario de lo que ocurre con las compraventas (donde hay datos del Registro de la Propiedad, los notarios y las tasadoras), las estadísticas oficiales en el arrendamiento son escasas. El Instituo Nacional de Estadística señala, dentro del IPC, que el precio del alquiler de vivienda subió el 0,4% de media en 2017 y un 0,9% en diciembre. Sin embargo, según Idealista, la vivienda en alquiler vivió un repunte en España en 2017 del 18,4%.

Subidas en toda España

Por comunidades, Andalucía fue la comunidad donde se vendieron más viviendas el año pasado, hasta un total de 89.337, un 12,6% más que el año anterior. Le sigue Cataluña, con 76.369, cifra que supone un aumento del 13,6%, y Madrid, donde el mercado creció un 18,9%, hasta 70.203. En todo caso, la comunidad con mayor tasa de crecimiento fue Castilla-La Mancha, con un aumento el 24,7%; eso sí, con apenas 16.693 viviendas vendidas. En relación con la población, la Comunidad Valenciana fue la que registró mayor número de venta por cada 100.000 habitantes, con 1.753, seguida de Baleares (1.717) y Madrid (1.375).

En cuanto al mes de diciembre, se vendieron 32.211 viviendas, un 9,2% más que en el mismo mes del año anterior. De ellas, nueve de cada diez eran viviendas libres, cuya compraventa creció un 8,4%, y el resto, 3.333, eran protegidas. Además, el 82% de las viviendas que cambiaron de manos eran usadas, un mercado que creció en diciembre un 8,8%, frente al 11% de aumento de la venta de vivienda nueva.