Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania da un sí condicional a Guindos en el BCE y Francia mantiene reservas

Berlín supedita su apoyo a la vicepresidencia del BCE a que España respalde al gobernador del Bundesbank para sustituir a Draghi

Hay partido. España da como seguro ganador al ministro Luis de Guindos en la carrera por el BCE; Irlanda guarda silencio, pero se ve con opciones. Y una docena de fuentes consultadas ven favorito a Guindos, pero subrayan que no hay nada decidido. Berlín apoya a España con la condición de que Madrid apoye a su vez al halcón Jens Weidmann para sustituir a Mario Draghi. Y ahí empiezan los problemas: París ve a Guindos como un buen candidato, pero también opta a suceder a Draghi. Y apunta que la vicepresidencia depende de una partida más amplia: del reparto de los principales cargos en Bruselas y Fráncfort entre 2018 y 2019.

Jens Weidmann (izquierda) junto a Luis de Guindos, en una reunión del G-20 en Washington. FOTO: AP / VÍDEO: ATLAS

España ya se ve en Fráncfort: el presidente Mariano Rajoy especula incluso sobre el sustituto de Guindos en Economía. Irlanda, más prudente, mantiene un silencio hermético sobre las posibilidades de su candidato, el gobernador Philip Lane. Los pequeños países están —por ahora— a verlas venir, salvo Eslovaquia y Portugal, que respaldan a España. Entre los grandes, Berlín y París empiezan a posicionarse: el Gobierno alemán da su apoyo al español, pero condicionado a que España apoye al gobernador del Bundesbank, Jens Weidmann, en la pugna por suceder a Mario Draghi, según las fuentes consultadas. Por ese lado vienen curvas. Porque París cree que Guindos es un buen candidato, según fuentes francesas, pero supedita su apoyo a los puestos vacantes que se decidirán en los próximos meses. Italia extrema la cautela ante la cercanía de las elecciones.

De la mano de Emmanuel Macron, Francia jugará esa partida. Se trata de un puzle inmenso: en el próximo año y medio hay que renovar casi toda la cúpula del BCE, y París tiene primeros espadas listos para dar la batalla por la presidencia. El gobernador François Villeroy de Galhau y la jefa del FMI, Christine Lagarde, pueden optar a él. En mayo de 2019, además, hay elecciones a la Eurocámara y después se repartirán los puestos más suculentos: las presidencias del Consejo, de la Comisión y el resto de cargos relevantes del ejecutivo comunitario.

Batalla por la presidencia

Alemania apoya a Guindos “con la idea de que España apoye a Weidmann”, explican fuentes alemanas. Berlín cree que España está infrarrepresentada en las instituciones. Apunta que el Gobierno ha hecho los deberes y esa sería una manera de reconocer las duras reformas emprendidas. Y señala que el tíquet Guindos-Weidmann tiene posibilidades porque respeta el equilibrio geográfico, Norte-Sur. El problema es que Francia quiere también ese puesto. Y que Weidmann está aislado en Fráncfort: se ha opuesto machaconamente a las medidas extraordinarias patrocinadas por Draghi, que han sacado a Europa del atolladero. El puesto de presidente es el fundamental en Fráncfort. Yen París o Roma, el alemán no tiene buen cartel.

La aproximación francesa es más ambivalente: Guindos “tiene muchas cualidades”, es un candidato “creíble”; su perfil encaja, según las fuentes consultadas. Pero París no quiere que el número dos del BCE se elija independientemente del resto de puestos. Francia reclama visión general: “El puesto de vicepresidente es lo suficientemente importante como para ser parte de una reflexión más general”, indican las mismas fuentes con calculada ambigüedad.

Guindos se dio como ganador el mismo día que presentó su candidatura, y afirmó que presentará su dimisión como ministro “inmediatamente” después de que el Consejo Europeo le nombre como vicepresidente, el 23 de marzo. Irlanda, sin embargo, cree que tiene posibilidades y, pese a que en Bruselas se da como favorito a Guindos, una docena de fuentes coinciden en que no hay nada decidido.

Philip Lane es el favorito de Fráncfort, que recela de un ministro como Guindos —también Weidmann tiene un pasado político, fue asesor de Merkel— y subraya las intachables credenciales académicas del irlandés. Dublín confía en sus habilidades diplomáticas, en el brillante currículo del candidato y en que su opción cuadra en el equilibrio país grande-pequeño y centro-periferia.

Se trata de un nombramiento eminentemente político y casi nadie dice a las claras lo que piensa, pero los académicos son más tajantes. “El nombramiento no debería depender de la nacionalidad sino de las competencias de los candidatos” apunta Paul De Grauwe (London School of Economics). Francesco Papadia, exdirectivo del BCE, es más directo: “Ante la politización forzada de los bancos centrales durante la crisis, un ministro parece menos adecuado”.

Por si queda alguna duda, el profesor Charles Wyplosz, dispara con bala: “Hubo una época en que los hombres de negocios o los políticos podían ser banqueros centrales de éxito. Pero la política monetaria exige hoy formidables credenciales técnicas: sería un enorme problema que el BCE no estuviese capitaneado por la gente más competente. Si España quiere volver, debería presentar a los mejores. Hay espléndidos potenciales candidatos en España. ¿Por qué no son los candidatos?”

España devuelve otros 5.000 millones del rescate bancario

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) aprobó este jueves la solicitud de España de devolver anticipadamente 5.000 millones de euros del rescate bancario. Los reembolsos se efectuarán en dos pagos: 2.000 millones el 23 de febrero y otros 3.000 millones en mayo.

Es la séptima vez que España efectúa una devolución anticipada de una parte de los 41.300 millones que recibió del fondo de la eurozona. Una vez realice los nuevos abonos, su deuda con el MEDE se rebajará a 26.700 millones de euros, con lo que ya ha reembolsado más de un tercio del total. El director gerente del organismo destacó los beneficios de las devoluciones. “Refuerza la confianza de los inversores en España”, aseguró Klaus Regling. El calendario contempla aún un horizonte lejano hasta saldar por completo la deuda a finales del año 2027.