Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

S&P advierte de la desaceleración del mercado de la vivienda en Cataluña

Para el resto de España la agencia de calificación prevé una reducción del 'stock' y el aumento de las compraventas en un 8% para 2018

Promoción de viviendas en Cataluña.
Promoción de viviendas en Cataluña.

El mercado inmobiliario español seguirá creciendo, pero la crisis catalana podría tener un efecto negativo en el mercado de la vivienda de la región. “Aunque Barcelona ha registrado alguno de los precios más altos desde el inicio de la recuperación, en 2018 Cataluña podría registrar una recesión en su mercado inmobiliario”. Así lo cree la agencia de calificación Standard and Poor's (S&P) en un informe sobre el mercado inmobiliario en Europa, que señala que “el crecimiento económico debería seguir siendo fuerte este año y el próximo, pero las incertidumbres políticas podrían tener un impacto más negativo en las empresas y los consumidores. El principal riesgo es el impacto de la crisis catalana, ya que es el centro económico más grande de España, al representar el 20% del PIB nominal del país”.

A pesar de Cataluña, la agencia señala que las fuertes condiciones económicas que tiene España mantendrán al alza el volumen de compraventa de viviendas y ayudarán a reducir el stock de viviendas. De hecho, prevé que las transacciones en España crezcan en el entorno del 8% este año.

Además, aunque los tipos de interés hayan tocado fondo a finales del año pasado, se mantendrán en niveles muy atractivos para la compra de vivienda. No obstante, apunta que los ratios de accesibilidad siguen siendo elevados, a pesar de que de los 7,7 años de salario necesarios para poder adquirir una casa en pleno boom se ha pasado a 6,6 años en 2016. Y añade que los precios de la vivienda de segunda mano seguirán aumentando, aunque menos que en los últimos dos años.

La agencia S&P considera que la economía española superará las magnitudes registradas en 2017, cuando los precios medios aumentaron un 4,2% interanual en el último trimestre, según los datos de Tinsa. La ciudad de Madrid superó a Barcelona con un aumento anual del 17%, frente al 14,8% de la capital de Cataluña, donde los precios cayeron un 1,7% en los últimos tres meses de 2017. Las transacciones ascendieron a 455.000 durante los primeros 11 meses del año, frente a las 375.000 del año anterior. Las compras por parte de extranjeros se mantuvieron en el 17% dsobre el total.