Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FRANCIA BANCA

El fisco exige a Société Générale 2.200 millones que se dedujo tras el fraude de Kerviel

Hacienda rechaza que se pueda deducir ese dinero por por las pérdidas de 4.900 millones por las operaciones de Bolsa de su operador Jérôme Kerviel

Jerome Kerviel
Jérôme Kerviel, el 'bróker' francés junto al Palacio de Justicia de París. AP

El fisco francés reclama a Société Générale el pago de los 2.200 millones de euros que el banco francés se apuntó como exenciones a cuenta de las pérdidas de 4.900 millones de euros a causa de operaciones en bolsa a comienzos de 2008 de su entonces operador Jérôme Kerviel condenado a cinco años de cárcel. El semanario satírico Le Canard Enchaîné reveló ayer que la administración francesa le notificó la pasada primavera a Société Générale la demanda de restitución de ese dinero.

Lo hizo amparándose en un dictamen del Tribunal de Apelación de Versalles de noviembre de 2016 que consideró que el fraude cometido por Kerviel -al operador se le condenó como "parcialmente responsable"- fue resultado de una "carencia manifiesta en la organización" del banco, sobre todo por falta de control interno.

Inmediatamente después de esa decisión judicial, el entonces ministro de Finanzas, Michel Sapin, había pedido al fisco que la tuviera en cuenta para "preservar los intereses del Estado", lo que se tradujo en una nota jurídica detallada en la que se concluía que la entidad financiera no tenía derecho a deducirse esos 2.200 millones de euros.

Se puso en marcha entonces un control fiscal sobre el que no se sabe si ha dado lugar al abono de esa cantidad. Tanto el Gobierno como Société Générale se han negado a dar explicaciones, bajo el argumento del secreto fiscal.

El banco, más allá de insistir en que no comentaría por esa razón este asunto, hizo hincapié en un comunicado en que el pronunciamiento del Tribunal de Apelación de Versalles, a su parecer, no cuestiona su posición a la vista de la jurisprudencia, y que cabe la posibilidad de un litigio "ante las jurisdicciones competentes". Una forma de advertir de que está dispuesto a acudir al tribunal administrativo.

Kerviel acusa a sus jefes

El escándalo de Société Générale volvió a los tribunales en 2016, ocho años después de los hechos. Kerviel, condenado a cinco años de cárcel, tres de ellos firmes, por provocar las cuantiosas pérdidas al banco, no ha cesado de denunciar que su jerarquía estaba al corriente de sus operaciones. El tribunal Supremo le dio en parte la razón al anular en marzo de 2014 la condena a reembolsar la totalidad de esta vertiginosa suma y reclamar un nuevo juicio civil para examinar las responsabilidades del banco. Este se abrió ayer ante el Tribunal de Apelación de Versalles, antes de ser suspendido hasta el próximo día 29. El Tribunal anunciará entonces si sigue adelante o si espera a una posible revisión del juicio penal, como lo ha reclamado a principios de la semana la defensa de Kerviel.

El último capítulo se abrió este lunes cuando la defensa de Kerviel reclamó la celebración de un nuevo juicio penal, en base a un nuevo testimonio a su favor. Se trata del de la investigadora de la brigada financiera Nathalie Le Roy, quien afirma haber sido "manipulada" por el banco cuando trabajaba sobre el caso. Una comisión de revisión debe anunciar el próximo 21 de marzo si da seguimiento a la solicitud de revisión.

Le Roy incluso grabó clandestinamente una conversación que mantuvo en junio de 2015 con la antigua fiscal adjunta Chantal de Leiris, encargada en su momento de seguir el caso para el ministerio público. En los extractos filtrados el domingo al digital Mediapart y al diario 20 minutes, de Leiris comparte su impresión de haber sido instrumentalizada y apunta a las presiones de su superiores por no cuestionar la versión de la institución bancaria. "Cuando habla del caso, todo el mundo que está un poco en el mundo de las finanzas se ríe, saben perfectamente que la Société Générale sabía. Es evidente", indica en un momento de la discusión.

Más información