Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

H&M cierra temporalmente tiendas en Sudáfrica tras las protestas por racismo

La empresa sueca retiró una sudadera y se disculpó tras las acusaciones de que contenía mensajes racistas

La imagen con la que H&M vendía en su web la sudadera polémica. En vídeo, las protestas en Sudáfrica.

La cadena de moda sueca Hennes and Mauritz (H&M) ha cerrado temporalmente sus tiendas en Sudáfrica, a raíz de las protestas registradas el sábado en ese país contra una sudadera tachada de racista, que la empresa había retirado de la venta tras la polémica desatada por esa prenda. La sudadera, que vendían en su web hasta el 6 de enero, la promocionaban vestida por un niño negro y el mensaje impreso en la parte delantera de la prenda decía "el mono más guay de la jungla" (the coolest monkey in the junge). La fotografía y la sudadera fueron retiradas después de que las redes sociales viralizaran las protestas.

"H&M conoce los recientes eventos ocurrido dentro de varias de nuestras tiendas en Sudáfrica. Lo que más nos importa es la seguridad de nuestros empleados y clientes. Hemos cerrado temporalmente nuestras tiendas en Sudáfrica. Ninguno de nuestro personal o clientes han resultado herido. Continuamos monitorizando de cerca la situación y abriremos las tiendas tan pronto como la situación vuelva a estar segura", asegura la empresa en un comunicado en su página web. El mensaje está fechado el 13 de enero y la compañía de momento no ha actualizado la situación ni ha anunciado cuándo reabrirá los comercios.

El sábado se registraron acciones de protesta en seis comercios de esa cadena en Johannesburgo y otros puntos de la provincias de Gauteng, al parecer impulsados por el grupo izquierdista Economia Freedom Fighters (EFF), según informaciones del portal sudafricano News24.

"Creemos firmemente que el racismo y el prejuicio en cualquier forma o forma, deliberada o accidental, son simplemente inaceptables. Hacemos hincapié en que nuestro maravilloso personal de la tienda no tuvo nada que ver con nuestro mal juicio en el producto y la imagen", señala la compañía a modo de disculpa.

La cadena sueca retiró hace unos días la prensa de su inventario y pidió disculpas ya hace días, con otro comunicado fechado el 9 de enero, en medio de las críticas aparecidas en las redes sociales y también entre figuras del deporte, como el jugador de baloncesto estadounidense LeBron James. Dijeron que todo había sido un error. "Lo sentimos profundamente", dijo H&M, que aseguró que comprendía perfectamente las críticas.

El artista canadiense Abel Tesfaye, líder del exitoso proyecto musical The Weeknd, decidió romper su colaboración con la empresa sueca en protesta por el anuncio. H&M expresó en un primer comunicado su "comprensión" por la indignación creada por la imagen del niño y se comprometió a analizar lo ocurrido para impedir este tipo de incidentes en el futuro. Sin embargo, el grupo sudafricano EFF consideró que las disculpas llegaron tarde y llamaron a actuar con contundencia contra los "comercios racistas".