Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MOTOR

La demanda disipa las dudas

Las ventas de automóviles confirman su vigor en noviembre y pasan de puntillas sobre la crisis catalana

Un concesionario de automóviles en Barcelona.
Un concesionario de automóviles en Barcelona.

Como las lluvias en tiempos de sequía. Los nubarrones que se anunciaban como efecto colateral del procés, han desaparecido ante el inesperado tirón de la demanda de automóviles, que empezó en octubre y se ha acelerado aún más en noviembre. Tirón que ha acabado con los temores al frenazo provocados por la crisis catalana. Las ventas de automóviles subieron el mes pasado un sorprendente 12,4%, hasta 104.170 unidades, batiendo todos los pronósticos.

La demanda disipa las dudas

Pero lo más positivo ha sido que las matriculaciones de clientes privados crecieron un 13,4%, por encima de esa tasa, con 62.283 entregas: "El mercado ha estado muy fuerte en particulares, por encima de lo que reflejan el entorno social y los datos macroeconómicos, y se han vendido 3.000 unidades más de lo que esperábamos", asegura José Miguel Aparicio, director de Skoda en España, que en enero pasará a ocupar el mismo puesto en Audi. Por lo demás, el canal de empresas creció un discreto 8,8%, hasta 32.425 unidades y el de rent a car se estiró un 20,6%, pero con 8.462 entregas, una cifra baja, acorde con la época del año.

Por lo que se refiere a Cataluña, los malos augurios, con caídas de hasta el 60% en el tráfico de los concesionarios de algunas marcas a principios de mes, se han quedado al final en una caída del 10% en los pedidos y han permitido cerrar el mes con buenas notas, pero por debajo de la media nacional: 7,2% de aumento de las ventas totales respecto al mismo mes de 2016, 9,1% de subida en particulares y 7,7% en empresas.

Entre las marcas, Renault ha dado un estirón casi definitivo para liderar el mercado a final de año: saca ya 2.200 unidades a Seat, que parece también sólida en el segundo puesto, con 3.300 de ventaja sobre Volkswagen. Sin embargo, Mikel Palomera, su director en España, no tira la toalla: "Las diferencias no son aún definitivas. En 2016 todo dio un vuelco en los últimos días, así que hasta el 29 de diciembre todavía hay partido".

La demanda disipa las dudas

El tercer puesto de Volkswagen está más amenazado por Opel, a solo 1.000 unidades, que en cambio tiene margen sobre Peugeot en el total del año. Toyota sigue en racha, quinta este mes, y parece lista para arrebatar a Citroën y Ford el sexto puesto al cierre de ejercicio. Y destaca también Kia, que con el empuje del Stonic, su nuevo SUV pequeño, se afianza en el décimo puesto, por delante de Fiat y Audi, y a solo 2.100 unidades de Nissan.

Nuevo acelerón de Renault

Nuevo acelerón de Renault en noviembre. Tras arrebatar el liderato a Seat el mes pasado, aumenta ahora su ventaja y rubrica prácticamente el liderato de cara a final del ejercicio. La marca francesa matriculó en noviembre 9.288 automóviles y tiene ya un margen de casi 2.200 sobre Seat, que solo fue cuarta el último mes, con 7.403 unidades. "Tras los resultados de noviembre puedo decir que Renault será definitivamente líder del mercado de turismos y derivados en España en 2017, lo que supone tres años consecutivos ocupando la primera posición", confirma Iván Sègal, director general de Renault Iberia. En el mercado total de turismos y comerciales, Renault ha entregado 12.355 unidades en noviembre, con un 10,1% de cuota, y lleva 114.363 en los 11 primeros meses de 2017. Junto al primer puesto del Mégane como turismo más vendido el mes pasado, la marca francesa domina también en vehículos eléctricos, un nicho incipiente en el que el ZOE, con 1.172 matriculaciones, es el líder de ventas destacado en turismos de baterías, gracias en parte a las cerca de 600 unidades matriculadas para poner en marcha Zity, el nuevo servicio de coche compartido o 'car sharing' de Madrid. Además, suma 278 Kangoo ZE, su furgoneta eléctrica.

Claves

Audi renueva su dominio. La marca alemana va camino de renovar su liderato en España entre las marcas premium, y van 24 años consecutivos. Aunque hasta el verano parecía que Mercedes podía arrebatarle el primer puesto, con los resultados de noviembre, 4.298 matriculaciones, lleva una cómoda ventaja: 51.399 (+7,3%) frente a 47.974 (11,3%). BMW, líder el mes pasado, 5.086 entregas, mantiene el tercer puesto: 44.342 (+9,6%).

La batalla de los SUV pequeños. El Nissan Qashqai revalidará también el primer puesto entre los SUV en 2017: con 25.960 entregas está ya fuera del alcance del Hyundai Tucson, otro modelo de tamaño medio y su inmediato seguidor, con 17.949. Ahora, el próximo reto es conquistar el nuevo filón de ventas de los SUV pequeños, que será clave en el 'ranking' de 2018. El Renault Captur, con 17.725 unidades y el Peugeot 2008, con 17.317, dominan en el acumulado del año y han sumado 1.518 y 1.528 entregas en noviembre. Pero este mes han llegado los nuevos Seat Arona, con 1.027, Hyundai Kona, con 597, Kia Stonic, con 575 y Citroën C3 Aircross, con 433. Todos ellos se unen a otros superventas como el Nissan Juke, con 709 o el Opel Crossland X, con 793. Y la pelea no ha hecho más que empezar: "Tenemos 2.700 Arona pendientes de entrega", declara Mikel Palomera, director de Seat en España.