Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Air France estrena en Barcelona Joon, su apuesta para competir en el low cost

La filial de la compañía francesa arranca con conexiones europeas pero operará vuelos de largo radio el próximo verano

Un avión de Joon despega de un aeropuerto.
Un avión de Joon despega de un aeropuerto.

Joon despliega sus alas. La nueva marca de la aerolínea Air France para ganar cuota en el mercado low cost ha sido presentada este jueves en el aeropuerto de El Prat tras un vuelo inaugural entre París y Barcelona. Es el punto de partida de una apuesta que, según los directivos de la compañía, pretende aportar "modernidad e innovación" a la pátina clásica y madura que envuelve a la insignia francesa. El grupo Air France-KLM ganó 151 millones de euros en el primer semestre del 2017 , pero con Joon reacciona a la amenaza que supone el empuje de las bajo coste como Ryanair, Vueling o Norwegian.

Blanco y azul eléctrico son los colores de la nueva vitola de Air France. Ni rastro de cofias ni de corbatas en los uniformes del personal de vuelo y, sí en cambio, dominio de los pantalones vaqueros y de las zapatillas deportivas de color blanco. "Espíritu de creatividad, innovación y agilidad", repite Jean-Michel Mathieu, máximo ejecutivo de Joon, cuando traza el ADN de la compañía. Abundan las referencias a los millennials y la complicidad con las herramientas tecnológicas. Barcelona ha sido el destino escogido para el vuelo inaugural de Joon atendiendo al carácter "vanguardista" de la ciudad, según Boris Darceaux, director general de Air France-KLM para España y Portugal.

Robben Charles y Rifflet Lucile son una joven pareja francesa que viajaba en el vuelo inaugural de Joon para pasar unos días de vacaciones en Barcelona. "Ninguna diferencia de cuando viajamos con Air France", decían a su llegada a El Prat. Xavier, Pere y Martí, vecinos de Torroella de Montgrí que hicieron escala en París tras un vuelo desde China, matizaban: "pagamos un billete para viajar con Air France y nos han colocado en una low cost". Precisamente, Joon huye del concepto low cost. "Ofrecemos una bebida gratis a bordo", presume la compañía. El precio del billete permite subir a la cabina un equipaje de mano, pero no está incluida la facturación de la maleta.

No es la primera vez que Air France escoge Barcelona para estrenarse. En 1933 un avión que había despegado en Marsella aterrizaba en la capital catalana para completar uno de los primeros vuelos internacionales de la compañía francesa. Mudando de Air France a Joon, la compañía ha elevado un 7% las frecuencias entre París y Barcelona y ofrece siete vuelos diarios, algunos días hasta ocho. La oferta de lanzamiento permite viajar desde el Charles de Gaulle parisiense al Prat, o a la inversa, por 39 euros.

Joon también opera los vuelos que unen la capital francesa con Berlín, Porto, Lisboa y pronto hará lo propio con los enlaces a Roma, Nápoles, Oslo y Estambul. Para el largo radio habrá que esperar al verano. Fortaleza (Brasil), Mahé (Seychelles), El Cairo (Egipto), Teherán (Irán) y Ciudad del Cabo (Sudáfrica) estrenarán, con billetes que en algunos casos no llegan a los 250 euros, la oferta de largo alcance de Joon. Consultado por la posibilidad que Joon se implante también en otros aeropuertos españoles, Boris Darceaux no ha descartado que Madrid sea un posible objetivo a medio plazo.

Más información