Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Norwegian baraja Barcelona para construir su hangar

La instalación para mantener la flota de la aerolínea escandinava supondría una inversión de 25 millones

Avión de Norwegian despegando del aeropuerto de El Prat.
Avión de Norwegian despegando del aeropuerto de El Prat.

La aerolínea Norwegian tiene base en el aeropuerto de El Prat desde 2014. Barcelona es, de hecho, la sede operativa de la compañía para el sur de Europa. La buena relación de la low cost escandinava con la capital catalana puede subir de grado si se concreta la operación para construir, en el aeropuerto de El Prat, el hangar de mantenimiento para la flota que sobrevuela el arco mediterráneo. La inversión superaría los 25 millones de euros.

Norwegian ha encontrado acomodo en El Prat. En un año prácticamente ha doblado su plantilla, pasando de 326 trabajadores en otoño de 2016 a los 621 que tiene actualmente. Fuentes de la empresa anuncian que la tendencia se va a mantener a medio plazo.

 El consejero delegado de la compañía, Bjorn Kjos, ha destacado públicamente que “el fuerte crecimiento en las rutas domésticas españolas” ha contribuido este año a sustentar la expansión global de la compañía. Pese a la feroz competencia que, en la categoría de aerolíneas low cost, suponen Vueling, Ryanair, Level y, próximamente, Joon, hermana pequeña de Air France, la firma escandinava registra buenas cifras de crecimiento y consigue óptimos índices de ocupación en sus vuelos. Las cuentas cuadran gracias a que el corto radio funciona, excepción de algunas conexiones que ha tenido que cancelar por poco rentables, caso de Bilbao y Palma, y su oferta de vuelos transoceánicos ha contribuido a romper el tópico que afirmaba que las conexiones con el otro lado del Atlántico solo eran provechosas si el despegue se hacía desde Madrid-Barajas.

Teniendo en cuenta el desarrollo y las previsiones de futuro, la aerolínea sopesa construir un hangar para hacer el mantenimiento de su flota en el sur de Europa. Oficialmente, la compañía descarta avanzar qué ubicaciones son las adecuadas para albergar un equipamiento que comportaría una inversión cercana a los 25 millones de euros, pero sí reconoce que Barcelona es uno de los emplazamientos que se tienen en cuenta. Roma se presenta como un firme rival para acoger la instalación.

Solo Iberia tiene hangar

En 2014, Norwegian Air Shuttle presentó su hangar en Oslo, una obra de 50 millones de euros. En el caso de Barcelona, solo Iberia cuenta con un hangar propio. Fue inaugurado en 2010 y costó 25 millones de euros. Entonces se dijo que el equipamiento generaría un impacto de 200 nuevos puestos de trabajo.

Los seis aviones que tiene Norwegian en Barcelona son revisados en una zona de mantenimiento, en la T2, que la compañía alquila a Aena. La construcción de un equipamiento en terrenos de Aena supone respetar las normas que fija el operador aeroportuario: los terrenos sobre los que se construiría el hangar no dejarían de ser propiedad de Aena, que los cede en concesión a la compañía aérea por un espacio de tiempo concreto. Un portavoz de Aena ha detallado que el período de la concesión se suele acordar entre las partes.

La utilidad de tener el taller a mano

En función de las instalaciones que tiene una compañía en un aeropuerto, Aviación Civil habilita para realizar distintos tipos de revisión a los aviones. Las inspecciones rutinarias no revisten ninguna exigencia especial, pero sí hay más restricciones para validar inspecciones más completas.

Solo si la compañía aérea dispone de hangar podrá, por ejemplo, pasar las pruebas del sistema de aterrizaje, que requieren levantar el avión con unos elevadores hidráulicos en un entorno donde las corrientes de aire no lo puedan desestabilizar.