Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kutxabank, líder en solvencia, y Unicaja, el banco con la ratio más baja

La Autoridad Bancaria Europea examina la fortaleza de las entidades hasta junio de 2017

Una sucursal de Kutxabank.
Una sucursal de Kutxabank.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha analizado la solvencia de la banca europea. Kutxabank, al cierre de junio pasado, es el líder del sector financiero español. El banco, fruto de la fusión de las tres cajas de ahorros vascas, obtiene un ratio de capital CET 1 phase-in, es decir, el que incorpora todas las exigencia del regulador desde 2019 pero con la situación actual de la entidad, que es del 14,51%. La siguiente en la lista es BFA, matriz de Bankia, con un 13,09%.

Al final de la lista está Unicaja, con un 8,94% de solvencia, y el Banco Santander, con el 9,58%. Ambos bancos ampliaron su capital después de junio. Con los 7.000 millones que captó el Santander en julio para la adquisición del Popular, el coeficiente de solvencia hubiera sido del 10,72%, según apunta la EBA en el informe. En el caso de Unicaja, que salió a Bolsa el mismo 30 de junio, la recapitalización aupó la ratio de solvencia hasta el 12,3%, según la entidad.

La Autoridad Bancaria ha realizado un examen que supone una prueba de transparencia sobre 132 bancos en 25 países de la Unión Europea (UE) y el Espacio Económico Europeo (EEE). Este ejercicio no es como los que hace el Banco Central Europeo (BCE) en los que se exige una nota mínima para aprobar. En este caso, solo es una operación de transparencia ante el mercado. La EBA utiliza como base los grupos consolidados, por lo que aparecen BFA Bankia y Criteria Caixa. Se toma como periodo de referencia de diciembre de 2016 a junio de 2017.

Kutxabank, líder en solvencia,
y Unicaja, el banco con la ratio más baja

Kutxabank ha logrado un ratio de capital básico Tier 1 del 14,81%, el que se exige actualmente. Al aplicar las normas que llegarán en 2019, el cómputo phase-in baja al 14,51%. Este es el ratio que siguen los analistas. El grupo financiero vasco aseguró que ha mejorado la solvencia desde su creación en 2012 en 600 puntos básicos sin ayudas ni ampliaciones de capital. Kutxabank también tiene un ratio de apalancamiento, que mide la relación entre el capital y el activo total, del 7,8%, que indica su fortaleza en recursos propios.

El siguiente en la lista es BFA-Bankia, lo que le coloca a la entidad pública en la primera entre los grandes bancos con un ratio de capital del 13,09% y del 5,7% en el índice de apalancamiento. Unicaja, con un 8,94%, y el Santander, con 9,58%, cierran la lista, aunque ambas han ampliado capital después de que la EBA cerrara su examen.

Mejora de la rentabilidad

En concreto, la agencia comunitaria cuya actual sede se ubica en Londres y que se mudará a París en marzo de 2019, apunta que los bancos de los 27 Estados miembros mantienen el problema de la rentabilidad. La EBA indica que aunque ha mejorado ligeramente, ya que la rentabilidad media sobre el capital es del 7%, su nivel más alto desde 2014, aún sigue siendo inferior al coste de capital. En este sentido, concluye que el problema de la baja rentabilidad puede deberse tanto a las condiciones actuales del mercado como a la propia estructura del sector.

También señala que las entidades han reducido el tamaño de sus activos desde los 1,9 billones de euros en junio de 2016 hasta poco menos de 1,6 billones de euros en junio de 2017. Según la EBA, esta caída refleja principalmente el fuerte retroceso en las operaciones con derivados.

Por otro lado, la agencia comunitaria asegura que los bancos de la zona euro han mejorado considerablemente su resiliencia para hacer frente a shocks y han reducido el monto en más de 890.000 millones de euros de préstamos de alto riesgo, aunque todavía esta variable sigue siendo un “desafío”.

Del mismo modo, del documento se desprende que a las entidades comunitarias les preocupa que el Reino Unido no logre un acuerdo comercial con la UE, lo que supondría importantes riesgos. “Las negociaciones sobre el Brexit continúan siendo una fuente de riesgo político para el mercado financiero de la UE, y un escenario de incertidumbre podría conducir a perturbaciones sustanciales para el sector bancario”, señala la EBA.

Así, la agencia subraya la importancia de que los bancos, así como los clientes o las autoridades públicas, “consideren medidas de mitigación apropiadas y planes de contingencia para abordar estas preocupaciones”. “Una interrupción de los flujos financieros (...) junto con la disminución de la confianza de los participantes en el mercado, podría llevar a un problema de liquidez en el mercado (...) afectando a la estabilidad financiera en el sistema bancario de la UE”, sostiene la EBA. Desde 2011, la EBA lleva a cabo ejercicios de transparencia en la UE.