Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional abre juicio a Rodrigo Rato y 34 acusados por la salida a Bolsa de Bankia

El juez les imputa delitos de falsedad en las cuentas anuales de la entidad bancaria en 2010 y 2011

El expresidente de Caja Madrid Rodrigo Rato.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha abierto juicio oral este viernes contra el expresidente de Bankia Rodrigo Rato y otras 34 personas por los delitos de falsedad en las cuentas anuales de los ejercicios 2010 y 2011 en el marco de la causa que investiga la salida a Bolsa de la entidad bancaria. El magistrado sienta en el banquillo a Bankia, a la matriz Banco Financiero y de Ahorros, S.A. (BFA) y a la auditora Deloitte por la inclusión de datos falsos en el folleto informativo previo al debut bursátil del banco. 

En total responderán 35 acusados, entre los que también están el el ex consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, los consejeros, José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y los vocales, administradores y consejeros de la entidad en los años 2010 y 2011. A todos ellos, como a Bankia y a BFA, se les imputa los delitos de falsedad en las cuentas anuales de los ejercicios de esos años y delito de fraude de inversores por la inclusión de datos falsos en el folleto informativo para la salida a Bolsa de la entidad financiera.

Andreu recuerda en su auto que a lo largo de los cinco años de instrucción se han recabado indicios racionales que demuestran que los administradores de Bankia aprobaron unas cuentas maquilladas sobre la verdadera situación de las entidades que administraban y que no reflejaban la verdadera situación de la misma

La Fiscalía y la Abogacía del Estado, esta última en representación del FROB, solicitan una pena de cinco años de cárcel para Rato, de cuatro años para José Luis Olivas, que también fue expresidente de la Generalitat y de Bancaja, de tres para José Manuel Fernández Norniella y de dos años y siete meses para Francisco Verdú.

Este directivo declaró a EL PAÍS que llegó a Bankia en junio de 2011. "A los 20 días firmé las cuentas de Bankia para la salida a Bolsa. Llevaban meses preparadas, tenían el visto bueno del Banco de España, del auditor externo, de la CNMV, el apoyo del Ministerio de Economía, del FROB, de seis bancos de inversión, habíamos pasado el test de la EBA… Era impensable dudar de todos y analizar los miles de archivos sobre los créditos morosos. No había tiempo material y, además, la operación casi era una cuestión de Estado”, afirmó Verdú.

El Ministerio Público pide que los acusados indemnicen a los inversores minoristas personados en el procedimiento en el importe total de su inversión, con exclusión de quienes hayan sido indemnizados por Bankia, declarándose la responsabilidad civil subsidiaria de esta última. La Abogacía del Estado, por su parte, considera que los acusados son responsables civiles directos y como tales deben indemnizar al FROB por las cantidades en que el patrimonio de BFA y Bankia se haya visto mermado como consecuencia de los procedimientos civiles instados por inversores que acudieron a la salida a bolsa de la entidad financiera.

El juez Fernando Andreu también rechaza sobreseer la causa penal contra BFA y Bankia como solicitaba el Fiscal, que consideraba la actitud colaboradora que ha mantenido la entidad durante la tramitación de la causa. El magistrado cree que esta circunstancia podría afectar “a una posible atenuación de la responsabilidad penal, pero nunca a una declaración de sobreseimiento, ni libre ni provisional”.

En relación con Deloitte, que solo viene siendo acusada por las acusaciones particulares, y no por la fiscalía y la abogacía del Estado, el juez recuerda que se debe considerar su presunta responsabilidad penal. "No se debe descartar la posibilidad de la participación, por cooperación necesaria, de las entidades auditoras que al realizar la fiscalización externa de la contabilidad, colaboran y se prestan a la formación de unas cuentas anuales o balances falseados", indica Andreu en el auto.

Más información