Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno, preocupado por el giro de EE UU hacia el proteccionismo

El rechazo al bilateralismo ha sido el protagonista del VII Foro Empresarial de España y Estados Unidos

La secretaria de estado de Comercio, Marisa Poncela, y el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet (centro), en el VII Foro empresarial de España y EE UU.
La secretaria de estado de Comercio, Marisa Poncela, y el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet (centro), en el VII Foro empresarial de España y EE UU.

Desde el comienzo de la era Trump hace poco más de un año, la principal potencia mundial económica, Estados Unidos, ha tomado un giro proteccionista que preocupa al Gobierno español. "Entiendo por qué el America First [primero América] tiene que ser un lema, porque hay sectores que se han visto perjudicados por la globalización, pero tenemos que entender que la globalización es algo bueno para todos", ha asegurado la secretaria de estado de Comercio, Marisa Poncela, este martes en el VII Foro empresarial de España y Estados Unidos. 

"Las posiciones actuales del Gobierno americano son de ir en favor del bilateralismo en vez del multilateralismo. Esto es extremadamente costoso para EE UU y para España", ha explicado Poncela, que asegura que en Estados Unidos hay "32.000 empresas españolas desarrollando alguna actividad, la quinta parte de las empresas españolas internacionalizadas". La secretaria de Estado ha comentado que el multilateralismo es una fórmula "más rentable y rápida", ya que "permite posicionarse en los mercados de manera más ágil".

Sin embargo, Poncela se ha mostrado positiva frente al futuro de las relaciones con EE UU, y ha aprovechado para denunciar el conflicto de la aceituna española en el país, donde el Gobierno de Donald Trump inició el pasado julio una investigación por competencia desleal: "Estoy segura de que vamos a ser capaces de crear cosas conjuntas con EE UU y, desde luego, lo que sí tenemos que conseguir es que no ocurran acciones proteccionistas como la que se ha iniciado recientemente contra la aceituna de mesa española en Estados Unidos, donde no hay apenas producción local, no tiene sentido, no se entiende".

En el foro, celebrado conjuntamente por la Cámara de Comercio de España en EE UU y la Cámara de Comercio de España, también ha participado José Luis Bonet, el presidente de esta institución, que ha coincidido con las ideas de Poncela. "Nos produce frustración la congelación de las negociaciones del acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y EE UU, los dos grandes protagonistas de la economía, el comercio y las inversiones a nivel mundial tras la llegada al poder de la administración Trump", ha apuntado el también presidente de Freixenet. En este momento, las negociaciones del tratado comercial entre la UE y EE UU, el denominado TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones), se han suspendido “temporalmente”. Bonet ha abogado por el aperturismo comercial como factor determinante del surgimiento de empleo, progreso y bienestar.

"La apertura comercial y eliminación de barreras, debe ser uno de los objetivos prioritarios de nuestro mercado. Las fases de mayor crecimiento de nuestra economía han sucedido en las épocas de mayor apertura comercial", ha rematado. En ese sentido, ha animado a la UE a “ejercer y protagonizar el liderazgo global en defensa del libre comercio que China se apresura a ocupar”.

Por otra parte, el presidente del Consejo de Administración de la Cámara de Comercio España y EE UU, el antiguo embajador estadounidense en España Alan Solomont, ha destacado el buen estado de las relaciones bilaterales entre los dos países, que, asegura, se extiende más allá del ámbito puramente comercial. "Nuestros países comparten valores sobre el mundo actual en cooperación en materia de defensa, militar, cultural y educativa", ha explicado.

El tema catalán, ausente

En el foro no se habló sobre Cataluña. Fuera de las jornadas y preguntado específicamente sobre el tema, el consejero de Asuntos Económicos de la Embajada de Estados Unidos en Madrid, que ha participado en la clausura del evento, ha asegurado que "si el conflicto se alarga en el tiempo, las inversiones de EE UU en España se verán afectadas".

Por su parte, Marisa Poncela, ha comentado que "no se puede asegurar aún que la inversión extranjera en España se haya visto afectada de momento por la situación en Cataluña", ya que no cuentan con cifras para valorarlo. "Supongo que en algún momento habrá habido cierta contención de la inversión porque la incertidumbre es lo peor para la actividad económica y normalmente los inversores lo que quieren es un marco jurídico económico estable, lo que no hemos tenido precisamente allí, pero creo que ahora lo que ha hecho el Gobierno, con el 155, es dar estabilidad en Cataluña", ha añadido.

Más información